Domingo, 17 de septiembre de 2006
Imagen

Razones migratorias:
- No encuentran bar abierto.


Ya he tratado los grandes rasgos de la salvadore?idad. Van quedando algunos rasgos, digamos, secundarios, pero que igual marcan nuestro diario vivir y nos impregnan de eso justamente en lo que nos hemos convertido:
- salvadore?os.

Salvadore?os tratando de encontrar una identidad, identidad expropiada a trav?s de nuestra historia.

Nuestra identidad debi? de haber quedado incrustada en nuestro pasado aut?ctono, pero eso fue borrado de nuestras memorias. Y somos tan particulares (por no emplear otros adjetivos m?s fuertes) que nos fuimos acomodando a los tiempos y a nuestro propio derrotismo. La ignorancia y la falta de educaci?n hicieron trizas nuestra identidad? pero peor a?n, todos aquellos que logramos recibir una educaci?n fuimos testigos mudos y silenciosos de planes de educaci?n completamente desfasados de nuestra realidad. As?, muchos aprendimos a leer en silabarios ticos o chapines. Los m?s ? high life ? lo hicieron con textos chilenos y argentinos.

Algunos esfuerzos se hicieron all? en los 70?s cuando el Ministerio de Educaci?n lanz? la colecci?n Tazumal, pero con textos de tan baja calidad que pronto cayeron en desuso. Nuestro paso por la escuela no fue ni es un vivero de salvadore?idad, la salvadore?idad de la cual la mayor parte del tiempo ni siquiera estamos conscientes, se aprende en la calle y siguiendo los ejemplos de nuestros mayores, pero nuestros actos del diario vivir est?n tan inclinados hacia el defecto, que por eso la salvadore?idad es percibida de manera negativa? me imagino que los salvadore?os debemos tener algunas cualidades, pero ?stas est?n opacadas por los aspectos negativos que son m?s perceptibles, como hemos dicho antes, la violencia, la suciedad, nuestros complejos y resentimientos, etc.

Alguien por ah? quiz?s est? pensando que cuando voy a hablar de esos aspectos positivos de la salvadore?idad. Pues para que lo sepan?nunca. Eso se lo dejo a alguien (alguno de Ustedes, por qu? no ?) con m?s capacidad de ver el lado positivo de las cosas. De mi parte no logro ver nada positivo. Aspectos como la laboriosidad o lo hospitalario que podamos ser en algunos casos, no son aspectos que nos hagan diferentes a ning?n otro pueblo, y esto lo podemos comprobar estudiando un poco la historia del mundo. Pueblos laboriosos y trabajadores, pueblos que se levantan de sus propias cenizas hay muchos...

por ah? dicen que ning?n pueblo del mundo se podr?a levantar tras guerras, terremotos, huracanes, etc., y que nosotros s?. Falso, eso es pecar de chovinismo e ignorancia. A la gente como nosotros no le queda m?s que levantarse y seguir trabajando para darle de comer a sus hijos. Este es un reflejo de sobrevivencia natural, y observable en todo el mundo.

De todas maneras, de qu? nos sirve ser tan trabajadores como creemos que somos, si el sistema de vida es tan injusto que los que terminan benefici?ndose de nuestro trabajo son unos pocos ?

Otro aspecto que solemos llamar positivo de la salvadore?idad es la hospitalidad de su gente?(claro, cuando no te reciban a balazos o machetazos). Pero este aspecto positivo est? sumergido en otro aspecto cl?sico de la salvadore?idad : el alcohol.

No s? que porcentaje de los salvadore?os ingieren bebidas alcoh?licas. Quiz?s una peque?a parte, pero lo suficiente para que el alcohol y su enfermedad derivada, el alcoholismo, sean perceptibles como parte de nuestra identidad, o de nuestra manera de ser.

Y no nos demos paja, casi todas las relaciones sociales que se tejen y entretejen en nuestro pa?s est?n basadas en el alcohol. Yo incluso, no recuerdo haber salido con mis cheros a partir de los 15 a?os, sin que hubiera habido una chupa de por medio. A veces ?bamos al cine?para terminar en un chupadero, o sal?amos a hacer un deporte para terminar quit?ndonos la sed con unas cerchas. Nuestros h?roes a esa edad eran aquellos majes que resist?an al guaro, y muchas veces hasta los envidi?bamos. Al paso de los a?os, nuestras conversaciones giran alrededor de nuestros recuerdos?de las viejas chupas y de los cagadales que hicimos.

Claro que no somos el ?nico pueblo del mundo que sea percibido como?una punta de bolos! Pero si combinamos la violencia, el alcohol y el alcoholismo, entonces nos damos cuenta que lo que podr?a ser un ambiente simp?tico como en otros lugares, se vuelve en drama. Bolos manejando, bolos armados, bolos violentos, bolos bravos, bolos machistas, bolos irrespetuosos, bolos cochinos, bolos pol?ticos. En fin, todos los aspectos de nuestra vida familiar, social y hasta pol?tica pasan por el alcohol. (Un ejemplo de lo que les digo, lean esta entrevista con Rey Prendes aparecida en ? El Faro ? : http://www.elfaro.net/Secciones/platicas/20060116/Platicas1_20060116.asp

y cuenten el n?mero de veces que se hace menci?n al alcohol?o esta otra entrevista al payaso chirajito:

http://www.elfaro.net/Secciones/platicas/20060828/Platicas1_20060828.asp

An?cdotas sobran, y todos conocemos al menos una buena media docena. Una que me contaron una vez fue aquella en la que aquel presidente bolito que tuvimos, Alvaro Maga?a, despu?s de una telet?n, invita a casa presidencial al cantante mexicano Jos? Jos?, que en esos d?as hab?a logrado quitarse el vicio que por poco acaba con su carrera. Tanta fue la insistencia de nuestro honorable presidente que al Jos? Jos? que le mientan no le quedo otra que echarse los tapis, volviendo a caer en su alcoholismo. Historia t?pica ? made in El Salvador ? hehehehe.

Otra an?cdota que refleja de manera clara y concisa nuestra relaci?n con el alcohol es la que le pas? al padre de la patria (hehehehe dejen que me r?a) el diputado Merino cuando agarr? a balazos a un radiopatrulla hiriendo a una agente policial. Claro que Merino se encontraba super bolo?y armado. Al final, Merino piste? a la agente y el caso fue olvidado poco a poco en los medios de informaci?n.

As? pues, agreguemos un aspecto m?s a nuestro recuento de la salvadore?idad, que va quedando as? : somos chucos, acomplejados, violentos, religiosamente ing?nuos y bolos.

Hasta la pr?xima !!!
Comentarios
Publicado por Alfarero.
Domingo, 17 de septiembre de 2006 | 7:45
Brindemos pue! Angelito

Bueno, en este tema, se encuentran varios t?picos:

Educaci?n, el falso concepto del "salvadore?o trabajador" ( los que hechan penca, pero no saben para que )

balazos, y hasta deportivos somos: campeones para doblar el brazo: Highball!

salud!Vacilando
Publicado por Invitado
Viernes, 12 de noviembre de 2010 | 23:01

Llama Llama Llama Llama Llama Llama Llama Llama Llama Llama Llama Llama Llama Llama Llama Llama Llama Llama Llama Llama Llama

ESA ES LA MERA Y CRUDAAA REALIDAD

Y ALGUNOS SE SIENTEN ORGULLOSOS DE ELLO
ES UNA LASTIMA.......

Publicado por Invitado
Jueves, 21 de junio de 2012 | 14:33

No he leido nada de tu artículo.

Estaba investigando sobre la "Colección Tazumal" y a través de Google llegue a un párrafo de tu escrito donde dice que dicha colección era "de tan baja calidad".

Realmente, no se ni que decir de tu comentario, yo soy maestro y como yo, muchos otros creen que esos libros fueron de lo mejor, nada que ver con lo que se usa hoy en día.