Viernes, 13 de octubre de 2006
?Tienen las mujeres salvadore?as, una oportunidad para el desarrollo, con el uso de las remesas?
J. Jimenez
Imagen


Aunque parece que son m?s las mujeres que se benefician de las remesas, por ser ellas las que reciben mayoritariamente los fondos de las mismas, esto no implica necesariamente que cambien su relaciones de dominaci?n y poder.

Las remesas no solo implican un dinero que nos llega, si no que alguien la est? enviando a nuestras manos, generalmente el marido o compa?ero de vida, el pap?, esto implica que el hombre, desde la distancia puede estar controlando lo que pasa en la casa y ello nos lleva a un estado familiar muy especial?mujeres acompa?adas que no tienen compa?ero nada mas que por tel?fono y una vez al a?o cuando mucho. ?Cu?ntos casos conocemos de mujeres que se encuentran en esa situaci?n?

Los hombres, en la distancia, buscan otras compa?eras de vida y tienen dos mujeres, una ac? y otra all?; las mujeres salvadore?as quedan doblegadas, dependientes de las remesas, tienen que cumplir los requisitos que los compa?eros les ponen y si no lo hacen?son castigadas. Son castigadas por la sociedad en la que viven, porque son criticadas por sus actos y por el compa?ero de vida que espera cualquier ocasi?n para quitarse la carga del env?o de la remesa.

En El Salvador, las uniones libres entre parejas se han dado desde el siglo XIX, con la migraci?n rural-rural y rural-urbana para participar en la industria de caf? y el desarrollo de otros productos agr?colas para la exportaci?n. La migraci?n de varones contribuy? a la predominancia de uniones libres entre parejas, nacimientos fuera del matrimonio, hogares donde el poder y la capacidad de decisi?n recaen en las mujeres y a la participaci?n de ?stas en el mercado laboral. Estos patrones han continuado hasta la actualidad (Baker-Cristales, 2004:34). Hoy en d?a es tan elevado el porcentaje de emigraci?n masculina que en algunos casos son mujeres, ni?os y trabajadores contratados quienes se encargan de cultivar las tierras, pero mucho de lo que siembran se queda sin cosechar por falta de trabajadores varones (Mahler, 2001:601). El 35,7% de los hogares salvadore?os est?n bajo la jefatura de una mujer (CEPAL, 2005).

La infidelidad dom?stica es com?n durante las separaciones de parejas a causa de la migraci?n, y la mayor?a de mujeres salvadore?as sospechan que sus esposos han tenido otros compromisos cuando estuvieron separados. Estas sospechas a veces se confirman cuando se reunifican con sus esposos y contraen una enfermedad sexual de ?l. Pero aunque la mujer salvadore?a sospecha de su pareja migrante, su propia fidelidad es vigilada cuidadosamente por la familia de su esposo. El hombre puede vengarse de cualquier infidelidad dejando de mandar remesas, pero las mujeres no tienen este mismo poder y tienen que conformarse o seguir a sus esposos, arriesgando sus vidas en el proceso.

En este contexto, hay poca oportunidad de transformar las relaciones de poder porque la mujer sigue dependiendo econ?micamente del var?n. De otro lado, son pocos los trabajos remunerados disponibles para las mujeres, y cuando el esposo emigra, ?stas quedan bajo el poder de los familiares del marido (Mahler, 2001:597).

Los hombres salvadore?os acostumbraban a manejar la econom?a familiar y dar una propina a sus esposas. Las mujeres que se quedan en El Salvador aumentan su control financiero, pero desde otra mirada, quiz?s lo que ha aumentado es el monto que la mujer recibe o la ?propina? ya que la cantidad y frecuencia de env?o de la remesa es fijado por su pareja. Mientras transcurre m?s tiempo sin la presencia de los hombres, es posible que las mujeres dejen de consultar a los esposos para tomar decisiones, pero las remesas se pueden utilizar para controlar el comportamiento de las esposas, porque estando bajo la vigilancia de la familia paterna, cualquier sospecha puede ser causa para que el hombre deje de enviar remesas (Mahler, 2001).

Cuando se van los hijos e hijas, el dinero que env?an es tomado para vivir y, en general, los hombres dejan de hacer su trabajo en el campo y otras actividades artesanales, lo que afecta tambi?n de forma negativa en las mujeres que tienen que hacer frente al trabajo de la casa y a situaciones de violencia generada por el consumo de bebidas alcoh?licas.

En los casos en que emigra el pap? y la mam?, los hijos e hijas son cuidados por las abuelas u otras mujeres parientes, suelen quedar con la madre o suegra de la mujer, si a?n viven y si no con una t?a, hermana, o la hija mayor. La mujer asume entonces m?s responsabilidades ya que adem?s de cuidar sus propios hijos se le suman los de familiares que les env?an remesas. La mujer se convierte en administradora del ingreso familiar y negociadora de los montos de las remesas, la frecuencia de env?os, los conflictos y afectos en la familia. Adem?s de asegurar la salud y bienestar de los ni?os encargados, las ?madres substitutas? son responsables de mantener la uni?n y mitigar las ansiedades y cargos emocionales que llevan los ni?os que est?n separados de sus padres (Schmalzbauer, 2004).

En la mayor?a de los casos, para ir a Estados Unidos, las familias tienen que pagar bastante dinero, este dinero puede ser recuperado con las remesas que env?an, pero tambi?n se dan casos en los que estas remesas no llegan y la familia tiene que asumir los gastos realizados, lo cual influye de forma negativa en su econom?a.

El Salvador es uno de los pa?ses que m?s depende de las remesas. En 1980, el pa?s recibi? $59,6 millones en remesas, lo cual aument? a $1.200 millones en 1997; algunas fuentes citan que la cifra lleg? a $2 billones en 2002, lo cual es 33 veces m?s que la ayuda extranjera de los Estados Unidos a El Salvador, y 7 veces m?s que la inversi?n extranjera directa (Baker-Cristales, 2004:136).1

El gobierno salvadore?o ha respondido al ingreso de remesas con diferentes iniciativas dise?adas para asegurar el flujo de migrantes hacia fuera y los ?migrad?lares? hacia adentro, as? como para influir en la transferencia e inversi?n de las remesas (Baker-Cristales, 2004:51).

Pensar en las remesas como estrategia de desarrollo requiere que la migraci?n sea continua. Lo que se observa es que con el tiempo las familias reciben remesas de menores cantidades y con menos frecuencia, porque las nuevas generaciones de familias migrantes tienden a invertir m?s en el nuevo pa?s de residencia que en el pa?s de origen (Mahler, 1995a;Baker-Cristales, 2004). ?Las remesas recibidas han generado desarrollo? ?Han mejorado la situaci?n de la mujer?... ?Hasta cu?ndo se puede sostener esta estrategia?
Publicado por Vilverin @ 13:57  | Mujer
Comentarios (6)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Viernes, 13 de octubre de 2006 | 14:55
Cierto ..llegar? un d?a que muy pero muy poca gente recibir? remesas... Muchos pierden el v?nculo con su tierra, emigran y dejan a sus mam?s o esposas e hijos, las madres mueren, ellos reacen sus vidas fuera y los hijos crecen, dejan de enviar lo que enviaban.. y si son solteroslos que se van, al morir la madre, dejan de enviar remesas de forma definitiva... mejor es que este gobiernucho vaya pensando que hacer y deje de robar lo que roba y lo invierta mejor..
Publicado por Invitado
Viernes, 13 de octubre de 2006 | 20:30
excelente escrito. Un analisis obejtivo sobre el asunto de las remesas, la relacion que se mantiene entre la gente que se queda y la gente que se va. Que pasara cuando debido a las dificultades de las leyes anti migranntes, se comiencen a reducir las cantidades de personas que se van en su mayoria a el USA? podran las mujeres que se quedan solventar su problema de ingesos dependientes de las remesas? podra entonces sostenerse toda la economia sotenerse a partir de ese ingreso que envian? por que en si, mucha gente se ve imposibilitada a trabajar con leyes anti inmigrantes que no permiten contratar mano de obra de inmigrantes extrangeros. Helado
Publicado por Invitado
Viernes, 13 de octubre de 2006 | 20:59
y que pasara cuando el pisto que se envia se termine?
la mera verdad es que el dinero de las remesa no sirve para ningun desarollo, menos para ningu proyecto de desarrollo, por que todo se malgasta en un consumismo que sirve para reciclar lo mismo que aplasta a la mujer. Enfurru?ado
si este dinero se usara para proyectos difentes, tales como los de clinicas para las mujeres seria diferente, pero nada de eso sucede. Llorando
Publicado por Ofumus
S?bado, 14 de octubre de 2006 | 12:22
El problema es lo que uno de ustedes comentaba, las remesas desde los 80's no han servido para nada... la poblaci?n se queda pasiva y se conforma a recibir nada mas, deja los trabajos, tomando en cuenta lo que arriba esta escrito, son en mayoria mujeres y ni?os/as los que quedan en este pais!!!!!
Por eso el pais ya no es rentable, no producimos mas que inmigrantes, importamos todo, la educacion es fatal, muchas cosas que se derivan de esto.... nuestra econom?a tiene por colchon las remesas porque como decia no producimos nada, es decir no tenemos otros ingresos mas que las remesas!!!!!!
Lo que deben de notar es lo que esta en un parrafo arriba, las remesas vienen a superar incluso la misma cooperacion que estados unidos da al pa?s, incluso la inversion extranjera!!!! solo ahi podemos ver la magnitud de lo que esto representa y porque el gobierno fomenta la inmigracion dando clases de ingles en todos lados!!!!
Publicado por Invitado
S?bado, 14 de octubre de 2006 | 19:31
tienes razon:
segun este link:

http://www.monografias.com/trabajos11/remes/remes.shtml

# Actualmente las remesas conforman aproximadamente un 13% del PIB, y superan en 20% a las exportaciones totales, lo que permite mantener una econom?a artificial.
# Una de las principales causas de las migraciones es la elevada tasa de paro que existe en el pa?s, as? como la situaci?n de pobreza en las familias salvadore?as.
# Las remesas son en cierta medida las responsables que en El Salvador pueda darse el fen?meno de la dolarizaci?n
Publicado por Invitado
S?bado, 14 de octubre de 2006 | 19:36
Es una economia superficial, desde el momento que en El Salvador no produce ni una aguja para salir adelante, todo y en gran parte el porcentaje de las remesas, sobrepasa el presupuesto nacional!