Mi?rcoles, 01 de noviembre de 2006
Ara el coraz?n herida m?a
vuela, rasga el cielo,
procrea su llorar
sobre la tierra de mi pueblo.

Riega con cabellos de plata el crisol ardiente
has correr al viento, escribiendo el destino sin olvido.

Anida un ala en tu vuelo rasgando obscuridad
abriendo mir?ada de ojos cuando ese d?a se despierte,
en Aquino la raz?n de reyes resucite
derrotando la decadente Roma y su espada
fraguando nombres verdaderos,
hombres y mujeres sin cadenas,
certeza en paso eterno a la alegr?a
clamando con su frente digna:
- esta es tierra custlateca emancipada.
Publicado por Alfarero. @ 7:26  | Literarte
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios