Mi?rcoles, 22 de noviembre de 2006
Si supieras regresar c?lidamente,
elevar nuestra canci?n sin ser suspiro
al abrir tus largas alas transparentes,
observar?as desde lejos claramente;
probablemente llorar?as silencioso,
bajar?as otra vez ante nosotros
hablando de diamantes muy precisos,
uniendo nuestras manos sabiamente,
sonreir?as al revelarnos el destino
y vivir?as inmortal en nuestro viento,
demostrar?as toda el alma en el camino
sin ser cordero infiel o tiempo viejo.
Publicado por Alfarero. @ 6:30  | Literarte
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios