Lunes, 20 de noviembre de 2006
Imagen

Karla Lopez.
Diputada al parlamento
de Suecia.


Un 25% de la poblaci?n total de El Salvador se encuentra residiendo en otros pa?ses, de esta poblaci?n residente en el extrangero, El Salvador recibe alrededor de un 16% en concepto de remesas, un 16% que es parte del producto nacional bruto (PNB) cantidad que supera el presupuesto nacional. Esta di?spora es ahora la que sostiene en parte la econom?a, y en parte sin estas remesas, el pa?s sucumbir?a.

En tanto las remesas han servido solamente para crear una econom?a ficticia, estas cantidades de dinero terminan finalmente en un tragante que alimenta solamente el deconstructismo economico, ya que este porcentaje no ha sido canalizado para proyectos de una econom?a sustentable, que fomente la creaci?n de fuerzas de trabajo al interno del pa?s, para no contribuir al incremento de esta misma di?spora. Las condiciones de muchos inmigrantes no son las mejores, y en tanto la guerra ha terminado, el movimiento poblacional hacia afuera no se detiene.

La semana anterior, organizaciones de salvadore?os en el mundo, han tomado la iniciativa, de ser una parte vital para presentar proyectos y contribuir no solo con remesas, si no tambien en las diferentes areas que promuevan el desarrollo social, economico y pol?tico.
El enlazar a los salvadore?os residentes en el extrangero significa darles no solo las oportunidades para que estos intervengan en proyectos de inversion econ?mica, si no tambi?n el derecho que a ellos les pertenece de participar en la vida pol?tica de este pa?s.
Desafortunadamente el gobierno, anti democr?tico de ARENA, obstaculiza el derecho al voto de estas grandes mayorias, aduciendo que no existe presupuesto, lo cual se sabe no es el mayor motivo.

Antes de las elecciones en el USA, el presidente Saca declaraba que volcaria sus esfuerzos para lograr que los salvadore?os que residen en el extrangero, pudieran obtener los documentos para participar en los sufragios del pais. Para comprender el porque han cambiado sus discursos, se debe entender las campa?as de miedo elaboradas anteriormente por ellos mismos, y con apoyo de personajes pol?ticos republicanos, que en las pasadas elecciones amenazaron con expulsar del pais a miles de salvadore?os si el FMLN ganaba.

Esta amenaza sirvio para que miles de salvadore?os residentes en el USA, llamaran a sus familiares para que votaran a favor de ARENA, o mas bien seria en favor de una ley que les permitiera su estadia en el pa?s del norte.

Para las elecciones del 2009, el partido de gobierno, no podr? utilizar la misma estrategia de terror, para ello cualquier amenaza de expulsi?n no tendria nada de cierto, ya que cualquier ley tendr?a que ser ratificada por el senado, el cual se encuentra en poder de los Dem?cratas, raz?n por la cual ning?n elemento pol?tico republicano, podr?a intervenir en asuntos nacionales, con las mismas amenazas, aun sea que los apoyen pues el partido ARENA es un embri?n del partido republicano.

El mayor obst?culo que la diaspora salvadore?a tiene enfrente es por razones pol?ticas y que pertenecen al engranaje del mantener un partido de gobierno a toda costa, a partir de dejar en el limbo legal a muchos salvadore?os, que de momento se encuentran residiendo de forma ilegal en el extrangero, y no poseen tampoco el derecho al voto.

Las presiones para lograr obtener el derecho constitucional de voto en el extrangero, esta en manos de las organizaciones de salvadore?os en todo el mundo.

Nos place el hecho que ahora se estan organizando, y destacan organizaciones para este fin, asi como tambien elementos pol?ticos al otro lado del emisferio, para contribuir no solo con las remesas, pero con ideas y proyectos para el rescate del futuro.
Publicado por macehotlin @ 22:07  | Realidades
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Martes, 03 de marzo de 2009 | 16:54
Creo que se deber?a difundir esto porque aun hay personas en USA que siguen pensando igual a pesar de la situaci?n, es necesario buscar medios convincentes para sacar a esta gente de la ignorancia.
Saludos desde San Miguel