Lunes, 25 de diciembre de 2006
Aun no lo sab?a; ayer fue ma?ana.

Detr?s de di?fana luz,
casta?a, debajo de la tierra,
sin oc?ano, sin fondo.

Cuando las penas deseabas
trillar en la garganta,
All? te encontr? entonces,
colmada durmiendo,
silenciosamente:
- espasmo de seis cuerdas -.
Publicado por Alfarero. @ 5:25  | Literarte
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios