Lunes, 04 de diciembre de 2006
Usted se ci?e en mi frente en el camino empolvado, en el sudor de cada poro; doblada con sus brazos dentro la pileta de madera haciendo espuma con sus manos para limpiar nuestras camisas para darnos nuestras limpias ropas. usted la que ha palmeado cada masa con cuidado, al traerlo del molino, para hacer una tortilla en humeante espacio obscuro, mas de cerca en nuestra barreada, guardando una sonrisa. Usted la que encendi? la primera candela al llegar la triste tarde al no llegar Miguel. Usted la que prendi? aquel viejo le?o, con la lumbre de un ocote, en la planicie de un ensue?o plano. Es usted sencilla tarde, de aquella casa lejana en la cima de aquel volc?n despoblado, la ultima en dormirse, la primera en ver salir el sol.
Usted la que llego a otros cerros, sin montar alg?n caballo. Usted la que pidi? mucho respeto, al sonar estridente bala o golpe de culata. Usted, la primera en caminar en la fila, pidiendo ver el cuerpo de su hijo, al verlo en una imagen al final de una pagina de lo que fue la prensa de hoy, guardando una prenda negra sobre su canoso pelo. Usted madre de los que desaparecen sin dejar alguna huella. Usted la del poncho negro, la que hoy no llora mas.
Rostro con sus compa?eros a?os, recordando cargar el c?ntaro lleno de agua sobre su cabeza, sonri?ndole a su hijo. Quien habr?a de pensar, que aun yo la recuerdo al mostrarme el rojo barro.

Por que sus manos no fueron tersos p?talos de adorno al acariciar mi rostro, mas fueron suaves voces al tocar mis ojos para ense?arme su propio mundo. Al hablarme de su propio dios en su silencio aun guardado, mezclado en alguna pronta y gentil acci?n. A usted no la he de olvidar.

Usted la que me ense?o que la patria no tiene cara, que las banderas no tienen simples canciones, solo falsas ilusiones, detr?s de alg?n morral que no tiene alg?n presagio triste. Por que usted no tuvo pluma para escribir en alg?n papel, sobre los besos, y la tarde cuando no regres? Miguel.
Publicado por Alfarero. @ 18:16  | Literarte
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios