Jueves, 14 de diciembre de 2006
VI

Pero qui?n es Igor ? H? hablado de los inicios de su carrera deportiva y de su obra, pero muy poco sobre el protagonista. Como dije antes la madre de Igor era boliviana y su padre ruso. Se conocieron en Monravia, en un centro de asilados pol?ticos. Ambos hab?an sido perseguidos en sus pa?ses de origen pero por razones muy diferentes. La sensibilidad y la consciencia de la lucha por un mundo mejor les hab?a acarreado problemas y puesto sus vidas en peligro. Igor recuerda que su madre era una gran oradora. Pod?a hablarle a un p?blico imaginario por horas. De ella aprendi? el castellano y las ciencias pol?ticas. De su padre recogi? un gran bagaje sobre econom?a y sociolog?a. En su hogar siempre se discutieron los diversos problemas del mundo de una manera franca, directa e intelectual. Ambos so?aban con regresar a sus patrias respectivas, pero el venir de rincones tan alejados entre s? se les interpuso como un enorme obst?culo. Esa fue otra de las razones que les motivaron a quedarse en un terreno neutro. Poco a poco, y con el nacimiento de Igor, el ?nico hijo de la pareja, fueron largando anclas. La tranquilidad de la campi?a monrava y el amor que se ten?an los termin? seduciendo para finalmente hechar ra?ces en el pa?s. Igor obtuvo la nacionalidad monrava autom?ticamente luego de la separaci?n de los pa?ses. En ning?n momento tuvo ambici?n alguna de obtener alg?n otro pasaporte. Su patria es Monravia. Peque?o, viaj? casi que clandestinamente a Bolivia, para conocer a su familia materna. Lo que m?s le impresion? fu? la pobreza de los ind?genas del altiplano, as? como la especie de culto que se le guarda al Ch?. Hab?a o?do hablar mucho de ?l, y en su casa siempre hubo una imagen suya en alguna parte. Bolivia le sirvi? como viaje inici?tico en donde por primera vez vi? una realidad de la que s?lo hab?a o?do hablar. Ese fue el ?nico gran viaje de Igor antes de lanzarse a la aventura del deporte. Su tremenda sensibilidad por los problemas del Africa le vino a trav?s de los libros de historia colonial y de los mercaderes de esclavos. Las noticias diarias de inmigrantes africanos ahogados en el Atl?ntico tratando de alcanzar costas europeas le quitaba el sue?o. Definitivamente Igor hab?a heredado una enorme sensibilidad por estos asuntos. El talento deportivo ?nico que posee ignora de qui?n lo pudo haber heredado, pero siempre lo tom? con una profunda filosof?a. Si, dice Igor, el destino lo ha bendecido con tales cualidades, no son para su ?nico beneficio sino para el de toda la humanidad. Como los grandes benefactores, inventores, m?dicos, cient?ficos, que dieron toda su vida e inteligencia para el bien de todos, as? se sent?a Igor. Nunca fue muy bueno en la escuela, carec?a de interes por tanta materia in?til, sobre todo para las materias de n?meros. Demasiado abstractas seg?n Igor. Sin embargo devoraba libros que hablaran de culturas, pueblos e historia, as? como todo tipo de documental televisivo sobre el Africa. Muy temprano en su vida descubri? el talento que posee. Recuerda que con su padre siempre jugaban futbol en un peque?o parque enfrente de su casa, pero no recuerda haber perdido alguna vez. Su padre jam?s intent? inclinarlo por una carrera deportiva, al contrario, hubiera dado todo lo que ten?a para que Igor estudiara medicina. Los m?dicos, dec?a el padre, son los que est?n mejor posicionados para ayudarle a los dem?s cuando no ejercen su profesi?n para hacerse ricos. Esto se convirti? casi en una obsesi?n en el hogar de los Dugash. Sin embargo Igor no estaba interesado en jugar en equipos locales. No quer?a ser descubierto hasta llegado el momento. Al principio dice, fue por timidez. Ser hijo ?nico y de padres que hab?an sufrido tanto en sus vidas, lo convirtieron en un sobre-protegido. Su madre hubiera incluso preferido que Igor jam?s fuese a la escuela. Ella dec?a que en la casa Igor pod?a aprender 5 veces m?s que en cualquier escuela. Pero las leyes del pa?s los obligaron a inscribir a Igor en el sistema p?blico de educaci?n. As? creci? Igor, casi eternamente en compa??a de sus padres, de la escuela a la casa y viceversa. Por suerte, Monravia tiene un programa escolar de educaci?n f?sica muy bueno. Eso le permiti? a Igor trabajar su cuerpo y su resistencia, pero nunca hizo el m?nimo esfuerzo por integrar el equipo de f?t en las dos escuelas en las que estudi?. Una vez terminada la escuela obligatoria, a los 16 a?os, pens? que el momento de descubrirse hab?a llegado. Monravia era independiente y pose?a una selecci?n nacional propia. El entrenador de Monravia hab?a dispuesto viajar por todos los rincones del pa?s en b?squeda de talentos para el equipo. Sus visitas eran anunciadas con bombos y platillos y todos los integrantes de clubes y equipos de cualquier edad se reun?an en las canchas locales para mostrarse. Sin embargo, cuando le toc? su turno al pueblecito de Zhilina, Igor no pertenec?a a ning?n club ni nada, pero aprovech? que justamente a la salida de la cancha en donde se encontraba el entrenador hab?a una canchita polvosa. Sac? su bal?n e inmediatamente vinieron muchos curiosos a observarle. Casi todos conoc?an a Igor, Zhilina es un pueblo de no m?s de 7000 habitantes, pero nunca nadie hab?a visto a Igor haciendo malabares con una pelota. Arm? dos equipos y se pusieron a jugar casi espont?neamente. Entre los curiosos estaba el entrenador que tuvo la inspiraci?n inmediata de ver el milagro delante de sus ojos. Destino o no, Igor se convirti? en el protegido del seleccionador, que no era un gran entrenador como hab?a escrito antes, pero hab?a sido el futbolista monravo m?s destacado de las ?ltimas d?cadas. Cuando Monravia no era independiente, en el equipo nacional solamente jugaban dos monravos, y eran el orgullo de todos. Por eso no le fue dif?cil ser escogido primer seleccionador del equipo nacional de f?tbol de la rep?blica independiente de Monravia. Ese mismo d?a ambos quedaron unidos para siempre. Ser?a recordado como quien descubri? a Igor en los anales de la historia. Igor fue inscrito en un equipo de primera liga, los perezosos, para poder ser convocado a la selecci?n, pero nunca jug? porque no le quer?an en el equipo. Todos pensaban que el camino para llegar hasta ah? hab?a sido demasiado f?cil para Igor, mientras que todos los titulares llevaban a?os de duros sacrificios. Pero no importaba. El objetivo era incluirle en el equipo nacional. As? logr? guardar un perfil bajo hasta aquellos partidos que le ganara a Alemania en las primeras eliminatorias mundialistas que jugara. Todo fue muy r?pido para Igor. Sus padres quedaron terriblemente desilucionados con el camino que estaba tomando Igor, sobre todo el padre. Pero a?os despu?s, Igor ser?a el m?ximo orgullo de ambos, y el padre tuvo que reconocer que no solamente los m?dicos son capaces de ayudarle al pr?jimo. De todas maneras ellos hab?an sembrado la semilla de la consciencia social en Igor, el destino se encarg? de darle lo que necesitaba para llevar esa consciencia a todos los confines del planeta. Murieron tranquilos entonces. En lo mejor de la cuarta temporada de Igor con el Bar?a, se accidentaron en viaje por Italia en su veh?culo, muriendo instant?neamente. Enorme golpe para Igor que se retir? de las canchas durante tres meses. El mundo llor? con ?l cada uno de esos 90 d?as de ausencia (en esos tres meses de ausencia, el Bar?a perdi? la ?nica liga de campeones de clubes de Europa durante la era de Igor) . Pero cuando regres?, lo hizo con mayor fuerza y decisi?n. En el plano deportivo, barri? con cuanto equipo se le puso enfrente, y dentro de las organizaciones de solidaridad, pidi? m?s denuncia, m?s entrega, m?s combatividad. En esos d?as de luto, se crearon nuevas bases de organizaci?n, m?s efectivas y m?s afiladas. El dolor de Igor le di? esa fuerza para ir m?s lejos y profundizar sus proyectos. Ese es el car?cter que guardan actualmente las redes de solidaridad. Un car?cter surgido del dolor. Al cabo de las 7 maravillosas temporadas pasadas en el Barcelona y tres campeonatos mundiales ganados con su pa?s, Igor decidi? que sus proyectos ya estaban lo suficientemente inscritos en la consciencia colectiva y que su protagonismo ya no era tan necesario. Estaba cansado de arrasar con los peque?os equipos espa?oles que jam?s podr?an ganar una liga y opt? por hacerse contratar por peque?os equipos por una duraci?n m?xima de un a?o. As?, jug? 3 temporadas m?s en Espa?a con tres peque?os clubes los que a cada vez convirtiera en flamantes campeones de Espa?a y luego de Europa. Cada vez dejaba escuela, pues ?l tomaba las riendas del equipo, como tambi?n lo hiciera en el Barcelona. Despu?s del paso de Igor, los equipos que tuvieron la suerte de tenerle quedaron crecidos y no volvieron a ser peque?os. Al final de su carrera deportiva Igor ya no jugaba individualmente. A lo largo de los a?os fue construyendo estrategias de juego en equipo basadas en el talento colectivo y no en torno a su talento. El ?ltimo campeonato mundial que ganara con Monravia fue el mejor ejemplo de juego colectivo y de madurez deportiva. Con el mundial 41, Igor le pone fin a su incre?ble carrera futbol?stica que dejara tras de s? records en todas las categorias individuales y por equipos. Records que nunca nadie podr? igualar?bueno, s?, hasta que el destino nos regale otro dios moderno.
Publicado por cervena_hvezda @ 7:00  | Literarte
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios