Jueves, 11 de enero de 2007
Werther
CounterPunch
Traducido del ingl?s para Rebeli?n por Germ?n Leyens

"La guerra es un timo. Siempre lo ha sido".

"Es posiblemente el m?s antiguo. F?cilmente el m?s lucrativo, seguramente el m?s vil. Es el ?nico internacional en su alcance. Es el ?nico en el que los beneficios se cuentan en d?lares y las p?rdidas en vidas".

General Smedley Butler (1935)

Como es nuestra costumbre, tendemos a leer The Washington Post, tabl?n de anuncios de los illuminati de Washington, a la manera de Pravda, de atr?s para delante, concentr?ndonos en el tema mencionado una vez le?da tres cuartas partes del art?culo. Tomemos la edici?n del mi?rcoles 27 de diciembre del bolet?n de noticias de Meyer-Graham como un ejemplo.

Se nos dice, sorprendentemente, en la primera plana, que Etiop?a ha aumentado sus ataques contra Somalia. S?lo en la p?gina siguiente, sin embargo, cerca del fin del art?culo de 1.100 palabras, se descubre el truco hitchcockiano:

?? la pol?tica de USA en Somalia ha sido ampliamente criticada por lograr el efecto contrario al deseado, alentando a menudo la expansi?n del movimiento de las Cortes [Isl?micas]. Este a?o, USA apoy? a se?ores de la guerra que se autodenominaban una coalici?n ?contra el terrorismo.? Los se?ores de la guerra generalmente sobornaban [sic ? debe ser un error con el que quiere decir ?exig?an pagos extorsionados de] y aterrorizaban a los somal?es de a pie que llegaron a despreciarlos. Las Cortes Isl?micas llegaron al poder como una alternativa a los odiados se?ores de la guerra, estableciendo el orden basado en la ley isl?mica aldea tras aldea y logrando un apoyo generalizado de los somal?es asediados, cansados de 15 a?os de casi anarqu?a.? De manera que, mientras la guerra contra el terror [ismo] se extiende por el Cuerno de ?frica con la miseria resultante, es pura casualidad que USA haya ayudado a avivarla. En esta definici?n amplia, es precisamente c?mo una operaci?n clandestina de 3.500 millones de d?lares en Afganist?n, hace dos decenios, ayud? a hacernos un agujero en Manhattan. O c?mo nuestra ayuda encubierta a un mesopot?mico prometedor llamado Sadam Husein, condujo como si fuera una tragedia de S?focles [2] a las actuales circunstancias ?graves y en deterioro? en Iraq.

?C?mo es posible que tantas guerras tengan a su origen un acto de complicidad USamericana? ?Es simplemente la ley de las consecuencias no intencionadas, o hay alguna otra l?gica? Tal vez el mecanismo crucial en Mogadishu, y Kabul, y Bagdad, es mejor descrito por esa a?eja frase del argot del Pent?gono: ?el cono de helado que se chupa a s? mismo.? [3]

El axioma del cono de helado que se chupa a s? mismo tiene muchas aplicaciones, no s?lo en el inicio de guerras, sino en su conducta. De nuevo, el Post suministra una especie de clave d?lfica sobre este mecanismo. La edici?n del 26 de diciembre tiene un art?culo fascinador enterrado en la p?gina 19: ?La vieja estrategia en Iraq sigue viviendo en informes de progreso semanal.? [4] El autor, Glenn Kessler, se burla un poco de una serie de informes semanales promulgados por el Departamento de Estado para medir el presunto ?progreso? en Iraq; por cierto, es el agravio del art?culo: cu?n optimistas pueden ser los informes a pesar de una pol?tica manifiestamente fracasada.

Pero, de nuevo, como en el caso de la historia de Somalia, la introducci?n al tema est? bien enterrada. Bien avanzado el art?culo, Kessler nos informa que los informes semanales de Iraq son producidos por la firma consultora BearingPoint. Pero ah? no termina la historia: ?Los empleados de BearingPoint, que trabajan desde oficinas en el Departamento de Estado, organizan las reuniones, fijan las ?rdenes del d?a, toman notas y suministran res?menes de las discusiones, dijo el funcionario. Tambi?n mantienen el sitio en la Red de la embajada de USA en Bagdad.?

Como lo sabe con seguridad todo veterano de las guerras burocr?ticas, quienquiera organiza las reuniones, fija las ?rdenes del d?a, determina la pol?tica, no importa qui?n est? nominalmente a cargo. Pero, ?qui?n es BearingPoint, y qu? inter?s tienen en Iraq? El perro guardi?n medi?tico Sourcewatch.org suministra lo siguiente:

En julio de 2003, BearingPoint recibi? un contrato de USAID por un valor de 79,5 millones de d?lares para facilitar la recuperaci?n econ?mica de Iraq con una opci?n de dos a?os por un valor de un total de 240.162.688 d?lares. Las responsabilidades seg?n este contrato incluyen:

1.

Crear el presupuesto de Iraq.
2.

Escribir el derecho comercial.
3.

Establecer el cobro de impuestos.
4.

Establecer las reglas de comercio y de aduanas.
5.

Privatizar las empresas estatales licit?ndolas o emitiendo acciones a iraqu?es en las empresas.
6.

Reabrir los bancos y hacer arrancar el sector privado otorgando peque?os pr?stamos de 100 a 10.000 d?lares.
7.

Apartar a los iraqu?es del programa de petr?leo por alimentos de la ONU, la principal fuente de alimentos para un 60% de la poblaci?n.
8.

Emitir una nueva moneda y establecer tasas de cambio.

Uno se sorprende de que no hayan encargado a BearingPoint de escribir un nuevo himno nacional para Iraq y de escoger a los miembros del equipo ol?mpico. Pero, una vez m?s: ?qui?n es BearingPoint? Es dif?cilmente un nombre que suene f?cilmente como Microsoft, o Morgan Guaranty Trust.

Seg?n otro perro guardi?n, Publicintegrity.org, BearingPoint tiene una historia interesante:

"BearingPoint rastrea su linaje a m?s de hace 100 a?os. En octubre de 2002, KPMG Consulting Inc. Cambi? su nombre a BearingPoint Inc. KPMG Consulting fue formada en 1997 como la divisi?n de consultor?a de la firma de contabilidad KPMG LLP. Una oferta p?blica de venta de acciones del 8 de febrero de 2001, marc? la separaci?n oficial de KPMG Consulting de KPMG LLP. BearingPoint fue la primera de las Cinco Grandes firmas consultoras que se separaron de su padre auditor y tributario y se convirtieron en una compa??a independiente, cotizada en bolsa. La crisis que engolf? a la profesi?n contable despu?s del esc?ndalo Enron/Arthur Andersen m?s tarde el mismo a?o aceler? la decisi?n de la compa??a de cambiar su nombre en 2002? BearingPoint

logr? una dram?tica expansi?n al adquirir la mayor parte de las operaciones de consultor?a globales de Arthur Andersen."

?Zas! La firma responsable por la contabilidad corrupta que disimul? el esc?ndalo Enron, el mayor fracaso financiero corporativo en la historia de USA, sigue en vida, asimilada por BearingPoint. Y dirige la pol?tica de USA respecto a Iraq mientras el gobierno da bandazos ciegos hacia la escalada, una pol?tica evidentemente apoyada s?lo por un 11% de la poblaci?n de USA [5]

Hay que se?alar, sin embargo, que a pesar de la evidente falta de apoyo popular, el vasto piano de cola de los medios corporativos sigue resonando al comp?s del Vals de la Escalada. Sobre la base de un estudio informal y poco cient?fico, calculamos que aproximadamente entre un 60 y un 70% de los presentadores en la pantalla televisiva est?n a favor de, hablando metaf?ricamente, alimentar m?s carne de ca??n a las fauces de Stalingrado. A?n m?s irritante es la ubicuidad a la Zelig del verdaderamente espeluznante John McCain.

Y sobre todo, en su trono de alabastro, est? sentado el Presidente, nuestro Supremo Comandante en Jefe. Mientras hasta un brib?n como Lyndon Johnson sab?a que una guerra impopular es una mano perdedora en las manos de un pol?tico, al presidente Bush nada parece perturbarlo. Numerosos columnistas han atribuido su actitud a deficiencias intelectuales, o a una obstinaci?n irracional, o a megaloman?a. Pero si Bush poseyeran el coeficiente de inteligencia de un Descartes y la sabidur?a de Santo Tom?s de Aquino, dif?cilmente podr?a actuar de otra manera.

Como es un plut?crata texano marinado en petr?leo, Bush s?lo realiza su destino, y el de su clase. Por si el lector necesitara que se le recuerde, uno siempre puede tornarse a la prensa extranjera, m?s iconoclasta. Mientras los grandes peri?dicos USamericanos discuten si ?necesitamos? 20.000 soldados m?s o 40.000, o describen las cualidades napole?nicas del nuevo comandante en Iraq, general David Petraeus, el Independent de Londres revela lo siguiente;

?Las masivas reservas de petr?leo de Iraq, las terceras por su tama?o en el mundo, est?n a punto de ser abiertas a la explotaci?n en gran escala por compa??as petroleras occidentales bajo una ley controvertida que se espera sea presentada al parlamento iraqu? dentro de d?as.

?El gobierno de USA ha estado involucrado en la redacci?n de la ley, un borrador de la cual ha sido visto por The Independent on Sunday. Dar?a a las grandes compa??as petroleras como ser BP, Shell y Exxon, contratos de 30 da?os de duraci?n para extraer crudo iraqu? y permitir? la primera operaci?n en gran escala de intereses petroleros extranjeros en el pa?s desde que la industria fue nacionalizada en 1972.? [6] ?Fue Auschwitz un campo de la muerte dirigido por el gobierno alem?n? ?O fue s?lo una de las f?bricas de caucho sint?tico de la I.G. Farben, con una gran rotaci?n de personal? Se podr?a preguntar si Iraq es el frente central de la guerra contra el terrorismo, o simplemente un centro de beneficios para corporaciones como BearingPoint y Exxon-Mobil.

Werther es el nombre de pluma de un analista de la defensa basado en el Norte de Virginia.

Notas

[1] "Ethiopians Closing In On Capital of Somalia," The Washington Post, 27 de diciembre de 2006.

[2] No se trata de una fantas?a alusiva. La saga de Pap?, Bar y Dubya (Bush) siempre ha contenido una pesada cubierta de melodrama ed?pico. Sadam puede ser ?til para representar a la Esfinge, un demonio de destrucci?n y mala suerte, seg?n Hes?odo.

[3] "El cono de helados que se chupa a s? mismo " es la descripci?n de una profec?a que se auto realiza, tal como la describe el soci?logo del Siglo XX Robert K. Merton: ?La profec?a que se auto realiza es, al comienzo, una definici?n falsa de la situaci?n que evoca una nueva conducta que hace que la concepci?n err?nea original se convierta en verdad.?

[4] "Old Iraq Strategy Lives On In Weekly Progress Reports," The Washington Post, 26 de diciembre de 2006.

[5] El sondeo de CNN que estableci? este nivel de apoyo, si es exacto, es sorprendente. Un once por ciento de una muestra aleatoria puede probablemente mostrarse a favor de la necromancia. Porcentajes mucho m?s elevados ?creen en? platillos voladores.

[6] "How the West will make a killing on Iraqi oil riches," Independent [UK], 7 de enero de 2007.
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios