Mi?rcoles, 17 de enero de 2007
Dolar_carcelario

Un obst?culo directo
al desarrollo de los salvadore?os


En tanto la econom?a salvadore?a se encuentra dolarizada el tema de la caida del dolar afecta directamente la sociedad.

La dolarizaci?n fue solamente un mecanismo del gobierno para que instituciones economicas ajenas a nuestro pa?s ( transnasionales ) y corporativas pudieran ejercer el control directo sobre la aplicaci?n de pol?ticas que influyeran en los diferentes sectores economicos dentro de nuestro territorio, y estimular re-direccionamientos del sertores comercial y financieros de los que se han beneficiado al no haber un mecanismo de cambio al desaparecer el col?n.

Aparte de haber sido una imposici?n. No huvo consenso ni estudios que analizaran su impacto en el futuro.


La apuesta de los gobiernos de ultraderecha ( ARENA ) fue montarse en el carrito del dolar, poniendo enfasis en no hacer pactos sociales, simplemente economicos para que las transnacionales se apropiaran de forma abierta de los recursos naturales de nuestro pa?s, orientando las privatizaciones para conseguir el control de los servicios que se pagan con esa moneda.

Poco importa que los sueldos hayan sido reducidos, total para la gente de la elite esa es otra ganancia, al entrar el dolar al pais eso permitio que los sueldos fueran reducidos al minimo de subsistencia, es por esto que la gente dice que les pagan en colones pero gastan en dolares.

El Salvador, se ha convertido en el pais mas caro para vivir, muchos de los precios que se pagan por productos de la canasta basica, son precios de paises Europeos y de el USA, sin embargo los sueldos no lo son.

La econom?a salvadore?a es un fracaso en carrusel, cuando te montas en el caballito que supuestamente la sostendra, este pierde sus tornillos, se afloja y se cae, de tal manera que se montan a otro caballo, y en cuanto este pierde la fuerza por el peso, pues los debiles tornillos no son propios, este de igual manera se destraba de la estructura que la sostiene.

El gobierno le aposto a las maquilas, sin considerar que una potencia maquilera como China, se encontraba en expansi?n, y sin darse cuenta que con esto permitia que la industria local no tuviese espacio para competir.

Permitieron, a traves de la famosa globalizaci?n, ( sin protecci?n arancelaria ) ingresaran al pais productos que podian ser elaborados en el pais, y de esa manera la peque?o industria fue destrozada por los carniceros mas grandes, produciendo enormes cantidades de desempleo y la huida de capitales pasivos y activos que se han marchado a otros paises del arena centroamericana, para producir en ellos pues estos son protegidos por las mismas politicas que estos paises poseen, ese es el caso de la cigarreria Morazan, cuyo due?o inversionista es un ex candidato del partido conservador Britanico, el cual al ver que ingresaba una gran cantidad de productos que este producia, no podria sostenerse, mejor se fu?, ya el negocio se ponia feo.
Dejando a un sector agricola en desamparo, ya que el tabaco que era el que alimentaba esta industria ya no era necesario, asi termin? la produccion de ese rubro y sector economico.

Lo ?nico positivo podr?a ser que al menos ya no se vende tabaco nacional a precios bajos, para producir cancer a los ciudadanos, sin embargo, la gente que fuma tiene la alternativa de comprar cigarrillos hechos en el exterior, pero con precios del "primer mundo"... Es posible que hoy fumen, pero no tabaco, posiblemente de la "otra", o posiblemente fumen t? u zacate verde.

Como termino tambi?n la produccion de Algod?n, hay muchos productos textiles que vienen del exterior, a precios muy bajos, China se ha expandido en ese sector, y tanto en Europa con en el USA, la mayoria de la ropa proviene de China o la India, paises con grandes industrias maquileras que han inundado estos mercados, y se han expandido tambien en el area centroamericana.

Antes de esto, los empresarios salvadore?os hab?an dominado la industria textil, mi recuerdo es que al viajar a varios de estos paises, tales como Nicaragua y Guatemala, siempre me encontraba mis calzoncillos norma, como tambien unos vestidos para la novia made in El Salvador.

La mayoria de estas empresas eran peque?as, algunas veces se empleaban hasta unas 6 personas, para la producci?n, a esto se le agrega que le daba trabajo a los vendedores que viajaban a los otros paises para vender ese producto, sin contar los miles de trabajadores en la industria del agro, que eran los que tambi?n se beneficiaban de la dinamica productiva de ese sector peque?o industrial, asi como las industrias grandes que elaboraban la tela, en la cual se encontraban grandes cantidades de dinero invertido, y una gran cantidad de trabajadores para la elaboraci?n del producto bruto que servia para alimentar a esas empresas que consumian lo que el pais estaba produciendo.

Sin duda, el caballito que se call? ha producido una gran cantidad de desempleados, los cuales se han marchado para el USA, para enviar las remesas que sostienen a sus propias familias, y esta es solo una consecuencia de la pol?tica economica aplicada.

No es por nada que el gobierno al recibir las remesas se dio cuenta de que este era un rubro que dejaba cifras millonarias de ganancias, el lema nuevo del gobierno es el siguiente:

Exportar salvadore?os a traves del fomento de la destruccion de la economia, para que aliementen de esta forma un sector finaciero y bancario "has de nacer en El Salvador, pero vete o te hechamos" - no olvides enviar dolares, tenemos secuestrada a tus familias.

La realida de la dolarizaci?n en El Salvador es :

(1) Los precios de los productos en el interno del pais, subieron a niveles de precios que se pagan en el USA, y en Europa, sin embargo, los sueldos y salarios se mantienen congelados, sueldos de un tercer mundo.

(2) Por si fuera poco,Los costos de producci?n locales se incrementan, lo cual afecta de manera negativa la competitividad a la industria nacional, favoreciendo solamente las importaciones ( los productos que vienen de afuera )

(3) Los exportadores pierden competividad y la balanza comercial se hace deficitiaria
en consecuencia, sube el desempleo y se agudizan las diferencias sociales

(5) Las tasas de interes bajan pero solo incentivan el consumo porque la produccion esta estancada; as?, el consumo se sustenta en deuda, que se va acumulando.

(6) La politica monetaria del pais es manejada por la Reserva Federal de EEUU, sin tomar en cuenta la realidad del pais.

........ ......... ................

La declinaci?n del d?lar... y de los Estados Unidos

Las grandes potencias en la trampa global

Por: Jorge Beinstein (especial para ARGENPRESS.info) (Fecha publicaci?n:15/01/2007)

Desde comienzos de 2002 el d?lar inici? un descenso que actualmente contin?a y que seg?n la mayor parte de los expertos se agravar? en los pr?ximos meses. La declinaci?n despeg? poco tiempo despu?s de los atentados (o auto-atentados) del 11 de Septiembre de 2001, es decir del lanzamiento de la ofensiva b?lica global de los Estados Unidos. Existe un encadenamiento causal claro entre la decadencia econ?mica del Imperio y la tentativa desesperada de sus dirigentes por frenarla a trav?s de una sucesi?n de victorias militares en Asia Central y Medio Oriente. Si esa estrategia hubiera sido exitosa la superpotencia controlar?a hoy la mayor parte de la franja eurasi?tica que se extiende desde los Balcanes hasta Pakist?n atravesando Turqu?a, la cuenca del Mar Caspio, Irak, e Ir?n, dominando as? cerca del 70 % de los recursos petroleros mundiales. Ese hecho le habr?a permitido asegurar su hegemon?a financiera internacional simbolizada por el reinado universal del d?lar.

Pero la aventura fracas? y hoy los norteamericanos est?n empantanados en Irak y Afganist?n mientras se reduce su influencia sobre Eurasia.

Andre Gunder Frank sosten?a que el poder de los Estados Unidos descansa sobre dos pilares decisivos: el d?lar y el Pent?gono, el primero (la hegemon?a financiera) sosteniendo al segundo y este ?ltimo imponiendo los privilegios econ?micos del Imperio. Esta fortaleza doble ha predominado desde el fin de la Segunda Guerra Mundial y tuvo su per?odo de auge entre 1945 y 1971, a?o en que la Casa Blanca decidi? liquidar la conversi?n de d?lares en oro amenazada por las reservas dolarizadas en poder de las otras potencias industriales.

A partir de ese momento se desarroll? una etapa monetaria turbulenta donde el d?lar sigui? reinando en el planeta gracias a un juego perverso que acordaron los pa?ses ricos y que culmina ahora con un empapelamiento global que puede conducir a una incontrolable sucesi?n de crisis financieras.

Imagen

La declinaci?n del d?lar

Despu?s de 1971 el d?lar ya no era la moneda de una superpotencia econ?mica ascendente sino dinero-papel emitido por una econom?a que iba perdiendo competitividad y cuya producci?n petrolera hab?a entrado en declive. Sin embargo su consumo sigui? creciendo y en consecuencia sus importaciones lo que la convirti? en el principal mercado internacional. Europeos, japoneses, sudcoreanos y m?s recientemente chinos encuentran en los compradores norteamericanos clientes cuyo volumen general de demanda no puede ser remplazado.

Algunos indicadores ilustran bien la decadencia de la econom?a norteamericana.

En primer lugar el d?ficit comercial que fue creciendo desde cifras relativamente modestas a mediados de los 1970 hasta superar los 700 mil millones de d?lares en 2006, en este ?ltimo a?o por cada d?lar de exportaci?n de bienes se importaban dos.



Imagen

En una primera aproximaci?n al tema podr?a distinguir dos factores. Por una parte el espiral ascendente de gastos p?blicos y privados donde se combinaron el consumismo propio de una sociedad privilegiada, con la expansi?n del aparato militar y otras erogaciones parasitarias. Y por otro lado la perdida de competitividad industrial, el retraso relativo en la carrera las innovaciones productivas. Pero ambos procesos forman parte de un fen?meno m?s amplio de decadencia cultural que incluye tambi?n a la degradaci?n institucional, a la creciente apat?a de la poblaci?n ante el sistema de representaci?n pol?tica, el ascenso de la criminalidad, etc.

Un segundo indicador de deterioro es la reducci?n del saldo de los beneficios de negocios de norteamericanos en el exterior contra los beneficios de extranjeros en los Estados Unidos, en el pasado el mismo compensaba en parte los d?ficits comerciales pero en 2006 y por primera vez en noventa a?os esa cifra fue negativa.

En tercer t?rmino y como resultado de la evoluci?n de los indicadores anteriores el d?ficit de cuenta corriente creci? vertiginosamente: 140 mil millones de d?lares en 1997, 389 mil millones en 2001... 834 mil millones en 2006.

Un cuarto indicador es el crecimiento del d?ficit fiscal que pas? de 2.800 millones de d?lares en 1970 a 74 mil millones en 1980, 240 mil millones en 2000 para alcanzar en 2005 los 430 mil millones. La decadencia productiva fue compensada con una avalancha de d?ficits y deudas que apuntalaron la expansi?n del mercado norteamericano. El resto del mundo le abri? la canilla del cr?dito indefinido entregando mercanc?as y servicios a cambio de papeles (d?lares, t?tulos p?blicos, acciones, deudas empresarias, etc) y en el interior sucesivas olas de cr?ditos al consumo y la inversi?n alentadas, sobre todo desde mediados de los a?os 1990, por burbujas especulativas que ampliaron el poder de compra de los estadounidenses. Al mismo tiempo el ahorro personal descend?a, la parte de los ingresos destinado al ahorro que hist?ricamente representaba entre el 7% y el 8 % hab?a descendido al 4,3 % en 1998, para caer al 2,4 % en 2003, 2 % en 2004 y a cifras negativas en 2005 y 2006 (respectivamente -0,4 % y -1 %).

Al comenzar la d?cada actual, cuando se desinfl? la burbuja burs?til, era evidente que la hegemon?a financiera de los Estados Unidos hab?a llegado a un punto cr?tico. La enorme desproporci?n existente entre su declinante potencial productivo y la masa de papeles-d?lar circulando por el mundo (d?lares reales y toda clase de papeles dolarizados) comenz? a provocar los primeros crujidos de la moneda norteamericana que r?pidamente se convirti? en irresistible descenso de su valor en relaci?n con el oro y las otras divisas fuertes, el euro y el yen.

El gobierno de Bush respondi? impulsando una nueva burbuja especulativa basada en los negocios inmobiliarios, la m?s grande de la historia: inund? la econom?a con cr?ditos baratos y redujo los impuestos de los ricos, el consumo y el Producto Bruto Interno crecieron a tasas altas. Volv?a la prosperidad... ?pero por cuanto tiempo?.

Junto a ello la Casa Blanca exacerb? la tendencia a la militarizaci?n, los gastos militares que ascend?an desde el final de la era Clinton tomaron un fuerte impulso, en consecuencia aumentaron el d?ficit fiscal y el endeudamiento p?blico.

Los Estados Unidos hab?an intentado detener su declinaci?n por medio de una loca fuga hacia adelante expandiendo el consumismo sin respaldo productivo interno y desatando una desmesurada agresi?n imperialista en Asia. Pero esa doble apuesta se vio r?pidamente acorralada por su propia debilidad estructural, la aventura se apoyaba en una monta?a de papel, en la acumulaci?n de deudas de todo tipo y de reservas en d?lares de chinos, japoneses y europeos, es decir en cr?ditos otorgados al Imperio por dichos pa?ses. Mientras en la superficie la fiesta militar y consumista aturd?a al planeta en la profundidad del sistema global el reinado financiero norteamericano declinaba.

Hacia mediados de la d?cada actual los dos pilares del Imperio empezaron a tambalear al mismo tiempo: desastre en Irak y degradaci?n del d?lar.

?Par?sito o basurero?


El argumento corriente es que los Estados Unidos parasitan sobre la econom?a mundial entregando d?lares con valor futuro incierto a cambios de bienes y servicios. Pero la pregunta clave es porque japoneses, europeos, chinos, sudcoreanos y otros aceptan esa estafa.

Mi respuesta es que tal 'estafa' no existe y que en realidad el gigante enfermo viene siendo engordado por esos pa?ses porque es su cliente decisivo, sin ?l, sin su consumo, sin su espacio de negocios, la crisis de sobreproducci?n cr?nica que sufre desde hace m?s de tres d?cadas el capitalismo mundial se convertir?a en un derrumbe imparable. Un tercio de las exportaciones chinas van hacia los Estados Unidos y otro tanto a pa?ses asi?ticos cuya capacidad de pago depende estrechamente de sus exportaciones a la superpotencia. Los otros pa?ses industriales o emergentes de Asia como por ejemplo Jap?n o Corea del Sur tienen una dependencia similar. La Uni?n Europea, en especial sus pa?ses l?deres, presentan una inter-penetraci?n industrial, comercial y financiera con el Imperio de tal magnitud que su destino est? absolutamente ligado al mismo.

En s?ntesis, el par?sito es en realidad un enorme dep?sito-basurero de bienes, servicios y fondos y la decadencia norteamericana no es otra cosa que la cara visible de la decadencia global del capitalismo.

El d?lar, es decir el instrumento de 'pago' de la econom?a (deficitaria) norteamericana es la pieza esencial de toda la trama. Su ca?da demasiado r?pida provocar?a una contracci?n general de las importaciones de los Estados Unidos y de su nivel rentabilidad interna (medido seg?n las otras divisas) comprimiendo directamente tanto las ventas como las inversiones de esos pa?ses en el Imperio. Pero adem?s dicho derrumbe causar?a la hiper revaluaci?n del yen y del euro lo que reducir?a de manera significativa las exportaciones de la Uni?n Europea y Jap?n con fuertes impactos recesivos en ambas potencias. China tambi?n se ver?a negativamente afectada.

Todos estos pa?ses tratan entonces de apuntalar al d?lar, sin embargo a medida que la econom?a estadounidense se va debilitante (proceso irresistible en el mediano y largo plazo) deben tomar algunas precauciones aunque no es mucho lo que pueden hacer. Los europeos solo tratan de prolongar la agon?a porque saben que el desenlace fatal los golpear? duramente, algo parecido hacen los japoneses, y los chinos intentan t?midamente diversificar (desdolarizar) sus mega-reservas dolarizadas sabiendo que si desdolarizan r?pido pueden llegar a provocar una cat?strofe financiera global que tambi?n los da?ara a ellos. Todos han llegado a la conclusi?n de que no pueden quedarse indefinidamente en el reino del d?lar pero tambi?n saben que no pueden irse de un d?a para otro, ?donde est? la 'soluci?n'?, en ninguna parte (algunos esperan sin decirlo que el paso del tiempo despeje alguna v?a de salida).

Por eso miden con extrema prudencia cada movimiento, intensifican las consultas entre ellos, se extorsionan mutuamente, se dan golpes bajos, se ayudan...

Sombras amenazantes

Sin embargo m?s all? de las triqui?uelas de las grandes potencias existen fen?menos que determinan la coyuntura y sobre los cuales los estados de los pa?ses ricos tienen una influencia limitada. Principalmente el proceso de financiarizaci?n que fue avanzando en las tres ?ltimas d?cadas y que puede en cualquier momento producir hechos catastr?ficos.

Pensemos por ejemplo en la especulaci?n con 'derivados', complejas articulaciones de negocios que se expanden vertiginosamente y que seg?n el Banco de Basilea que contabilizada su volumen global se estar?a aproximando a los 400 millones de millones de d?lares (equivalente a casi de diez veces el Producto Bruto Mundial), prestemos atenci?n a la sobreacumulaci?n de reservas (casi totalmente dolarizadas) en los pa?ses perif?ricos que ya supera los 3200 millones de millones de d?lares, pero tambi?n observemos el tama?o de la burbuja inmobiliaria global equivalente al Producto Bruto de los pa?ses ricos.

Imagen

Imagen

Algunas de estas masas financieras son relativamente controlables, por ejemplo las reservas, pero otras mucho menos como es el caso de los negocios con 'derivados' o la especulaci?n inmobiliaria.

Decae (gradualmente por ahora) el d?lar y aparecen las primeras se?ales de desconfianza hacia las otras monedas 'fuertes' como el yen o el euro cuyas econom?as de respaldo, Jap?n y la Uni?n Europea, est?n estrechamente ligadas a la de los Estados Unidos. Ello incita a los especuladores a diversificar su negocios y a un cortoplacismo mayor pero tambi?n en algunos casos (cada d?a m?s numerosos) a buscar valores de refugio, un ejemplo de ello es la especulaci?n sobre el oro cuyo precio ha estado ascendiendo desde el comienzo de la d?cada actual acerc?ndose en algunos momentos a su mayor nivel hist?rico (alcanzado en 1980 con algo m?s de 800 d?lares la onza). ?A cuando puede llegar el precio del oro si tan solo una peque?a porci?n de la masa especulativa global se vuelca hacia ese metal?. Seguramente una euforia del oro desatar?a otras euforias precipitando una turbulencia internacional dif?cil de imaginar.

Pero la financierizaci?n no es el ?nico problema, el tema del agotamiento de los recursos energ?ticos no renovables es tambi?n grave. Como sabemos las cuatro principales potencias industriales (Estados Unidos, Uni?n Europa, Jap?n y China) son abrumadoramente deficitarias en materia energ?tica, su expansi?n probablemente se desacelerar? debido al inevitable enfriamiento de la econom?a norteamericana, pero a?n con crecimiento bajo seguir?n presionando sobre (agotando) las reservas energ?ticas globales: el precio del petr?leo, por ejemplo, seguir? subiendo aunque en ciertos per?odos a ritmos menos estridentes. Y un agotamiento provoca otro, porque el desarrollo de los biocombustibles tendiente a compensar la declinaci?n de la producci?n petrolera se apropia de tierras f?rtiles actualmente utilizadas en la producci?n de alimentos que sufrir? as? un impacto negativo. La 'soluci?n cient?fica' al problema es aumentar en ambos casos la productividad por hect?rea cultivada con aplicaci?n masiva de transg?nicos (y degradaci?n a mediano plazo de la tierra agr?cola).

Crisis financiera (simbolizada por la declinaci?n del d?lar) manifestaci?n de una crisis cr?nica de sobreproducci?n global y agotamiento de recursos productivos (crisis de subproducci?n) se combinan para marcar la irrupci?n de un fen?meno sin precedentes en la historia de la civilizaci?n industrial.

La declinaci?n del d?lar no es solo la de una moneda, as? se trate de la moneda global dominante, si fuera as? las superpoderosas instituciones financieras de los pa?ses ricos podr?an imponer alguna alternativa superadora, por supuesto en medio de disputas feroces entre las grandes potencias. Lo que est? en crisis es la totalidad del sistema monetario mundial incluyendo al d?lar y las otras divisas 'fuertes' expresi?n de un crisis-decadencia estructural alimentada por (y alimentando) desajustes que se van agravando.
Publicado por Tepez @ 14:29  | Realidades
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Martes, 23 de enero de 2007 | 17:43
Primero hay que dejar claro,que en El Salvador el poder lo detenta la NARCO-OLIGARQUIA(Cristiani,Poma,Siman,Palomo,Araujo,Regalado-Duenas,De Sola....etc.),fueron estos los que se robaron los bancos del pais,y apartir de alli ,pasaron de Oligarquia-terrateniente a Oligarquia Narco-Financiera.Y es aqui donde surje para ellos el problema,pues para lavar dollares el Colon es un obstaculo,y deciden sacarlo de circulacion,para ahora ponerse a lavar dollares haciendo lo pasar como remesas.La razon esencial de dolarisar el pais fue estar lavando narco-dollares en el que estan implicados todos los padrinos del partido de los escuadroneros,el partido ARENAZI.
Publicado por Tepez
Mi?rcoles, 24 de enero de 2007 | 16:49
Hola invitado, sin duda esa es una de las razones, la ganancia del narcotr?fico es jugoza, ya antes se hab?a mencionado eso en una entrevista que le hicieran a Shaffick Handal antes de su muerte. Ocurre pues que en El Salvador al transferirse las ganancias de forma directa por los bancos no hay ningun obstaculo para que estos pasen por ese mecanismo se vuelvan a invertir en actividades que son de provecho para sostener esas mismas empresas de fachada que reciben ese dinero, asi como hay tantas empresas que ni venden productos pero alquilan enormes almacenes, y sin existir ventas grandes, pueden hacer declarar que tienen niveles de ventas falsos para introducirlos en el ciclo economico. Pero todo eso es tan falso, por que al final esos capitales se fugan y no se invierten en actividades que sostengan nuestra economia.
Publicado por Tepez
Mi?rcoles, 24 de enero de 2007 | 16:53
A eso agregale el recurso de hacer pasar el dinero por los bancos, como envio de remesas, por cierto que agarraron a un Paname?o junto con dos Salvadore?os que se encontraban haciendo esta actividad, lo que no dijeron los periodicos fue a que banco fue que se habian hecho esas transferencias. Por cierto que algunos bancos "salvadore?os" se encuentran registrados en Panama, uno de sus due?os es Alfredo Cristiani...

casualidad?