Mi?rcoles, 16 de mayo de 2007
Oh dios,
contempla lo que no has creado.
una voz para poderte ver,
perla estimulada o cielo blando,
un l?piz para escribir al ?ter
al dibujar el rostro de un puntal
sosteniendo las estrellas extra?das y golpeadas
por lo falso de un sistema con tono hacia un lado.

II

Evanescer en torbellino
borrador
paralizador en lapso de esos vientos,
ese labrador con br?jula
marcada en la biela de la frente
para salir de nuestras simas.

III

Bienaventurados los que luchan
por que de ellos no ser? la tierra,
cuando se desvanezca
la propiedad y su idea.

IV

Oh dios,
prop?lame tu quid secreto
cuando te busco an?nimo en mi mismo.

.
Publicado por Alfarero. @ 20:00  | Literarte
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios