Domingo, 15 de julio de 2007
La ley antiterrorista al C?digo penal


Escribe Carlos Abrego.
Cosas tan pasajeras.

El presidente Saca por mucho que haya querido hacerse el sordo, ha tenido que atender el clamor de las protestas venidas de todos lados, tanto del interior del pa?s, como del extranjero. No obstante como de costumbre, como buen dictadorzuelo resentido, no puede consentir llanamente a los pedidos que se le han hecho. Pues como no se le puede, ni se debe aplicar a las protestas callejeras contra su pol?tica la ley ?antiterrorista?, ahora pretende transformar el C?digo penal en un recetario de penas agravadas. Pero lo que es peor en el caso, es que los ?disturbios? que ya est?n contemplados en la ley y que tienen ya establecidas sus penas, nuestro Principito quiere no solamente aumentarlas, sino que sean tribunales ?especiales? los que atiendan estos asuntos. En otras palabras quiere simplemente trasladar la ley ?antiterrorista? al C?digo penal.

Por vehementes que sean sus declaraciones de atenerse a los principios democr?ticos, el presidente Saca no conoce sino la ineficacia de la agravaci?n de penas. Su primera tarea, por la que pidi? que se le juzgara sobre todo, era la que iba a reducir a las pandillas y que su criminalidad desaparecer?a, los diputados de su partido y de los partidos sat?lites votaron la ley de la ?mano superdura?. Desde su llegada a la presidencia todos sabemos que la criminalidad se ha empeorado, que su pol?tica represiva ha sido un fiasco.

La derecha recalcitrante, nuestra derecha que se ha conducido siempre de manera autoritaria, que hizo del despotismo su fe, que se condujo en due?a del pa?s, sabe que est? perdiendo pie en las aguas democr?ticas. Sus brazadas de ahogado tratan de alcanzar desesperadamente el ?nico salvavidas que le queda, la dictadura. La t?ctica es convertir la legislaci?n corriente en ley de excepci?n, sacar de nuevo al Ej?rcito de los cuarteles y ponerlo a su servicio.

Nuestro pa?s se encuentra ahora en una encrucijada, volver hacia atr?s, hacia el enfrentamiento, hacia la dictadura o seguir por el camino de la democracia, ampli?ndola, profundiz?ndola, aumentando los derechos de los ciudadanos, propiciando su participaci?n activa.

El caso de Suchitoto es caracter?stico de lo que estamos viviendo. Por un lado el presidente de manera inconsulta desea lanzar una campa?a de privatizaci?n del agua, para ello elige un lugar en el que hace un a?o se cometi? una de los cr?menes m?s atroces de los reci?n activados Escuadrones de la Muerte, el asesinato de los esposos Manzanares. Este crimen como se sabe ha quedado sin investigaci?n y ha sido escrupulosamente ocultado por los medios oficiales. Por el otro lado, asociaciones que quieren expresar su opini?n sobre la gesti?n del agua y que reclaman un servicio p?blico mejorado de la explotaci?n y distribuci?n del agua. ?Qu? hizo el r?gimen? Desde tempranas horas de la madrugada mont? su dispositivo represivo: agentes de la UMO, tanquetas, helic?pteros y a la hora de lanzar la represi?n ning?n miramiento, golpes, balazos, bombas lagrim?genas, etc. Pero tambi?n capturas selectivas, pues algunas se efectuaron de manera brutal antes del inicio de la manifestaci?n y buscaron a quienes ellos de seguro designan como los ?cabecillas?.

Estamos ante dos concepciones de la soberan?a, la que la hace residir en el pueblo y la otra, la que alza al funcionario al rango de dictador. Pues ya no existe en el pa?s divisi?n de poderes, la Asamblea es una sirvienta que ejecuta, el poder judicial obedece con sus tribunales especiales y los fiscales afabuladores. El acto terrorista que se?alan es la puesta en peligro de la vida del presidente. ?Lo que no mata, engorda?, decimos los salvadore?os, el r?diculo no mata, pero tal vez engorda. Ya nos hab?an querido adormecer con el ?fallido atentado? contra el presidente, ahora se trata de ?individuos que quer?an bajar el helic?ptero presidencial, que se encontraba a varios kil?metros de distancia, con enormes piedrotas...?. ?Veya Ust?!

La derecha no quiere aceptar la posibilidad de dejar el poder, le teme a la alternancia, tal vez le teme tambi?n que el gobierno de otro partido mande a investigar qu? uso se le ha dado al dinero del Estado. Por el momento han tenido hasta la protecci?n de la Corte Suprema de Justicia que no ha ordenado la investigaci?n de las cuentas bancarias del expresidente Flores y de otros funcionarios. No voy a enumerar todos los casos en que ministros y exministros est?n implicados de una o de otra manera. Pero a lo que le temen m?s a?n, es que se haga la demostraci?n que ellos han sido simplemente un estorbo para el desarrollo nacional. Ellos se empecinan en seguir embargando al pa?s, el empr?stito enmascarado del fideicomiso es una prueba de lo poco que les importa la Constituci?n y evidencia del desprecio por las generaciones venideras.

El miedo de la derecha la conduce a optar por volver hacia el callej?n sin salida del enfrentamiento. Es por eso que se le impone a la parte popular la prudencia. La derecha va a seguir provocando, ahora ya no tiene m?s recursos que agravar la situaci?n pol?tica nacional, de nuevo es la represi?n su m?todo de gobierno, la persecuci?n, el encarcelamiento y tambi?n el asesinato.

Es por ello que los salvadore?os urgimos de la solidaridad internacional en estos momentos, le pedimos a todos que se muestren vigilantes y atentos hacia las acciones del gobierno de Saca. Es necesario que la OEA no se muestre complaciente con el dispositivo de listas electorales con ?almas muertas?. Es necesario que vengan en abundancia para las pr?ximas elecciones observadores de todos los pa?ses, pues en definitiva su ?ltimo recurso ser? el fraude. Hay que impedir que de nuevo aparezca el carrusel de votantes, las famosas "ruedas de caballitos", en las que en camiones llevaban a campesinos de urna en urna.

La actitud actual de la derecha, su actitud autoritaria, desp?tica pone en entredicho desde ahora la posibilidad para la oposici?n de llevar una campa?a electoral en buenas condiciones. Es necesario que los organismos internacionales se muestren vigilantes tambi?n en este proceso preelectoral. Es necesario salvar los pocos elementos de democracia que se han logrado en El Salvador.

Sin embargo lo que hoy es urgente es que los presos pol?ticos sean puestos inmediatamente en libertad. Es necesario que la protesta contin?e y se agrande. Dejar que esos presos sigan sufriendo c?rcel y los desmanes a los que son sometidos no es tolerable. La exigencia es: ?liberdad para los presos pol?ticos de Suchitoto, ahora, ya?.

Tags: Libertad_a_los_13, Presos Políticos, El Salvador

Publicado por chichicaste @ 7:09  | PRESOS POL?TICOS
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios