Viernes, 20 de julio de 2007
El Salvador ha sido un pa?s desconocido para investigadores extranjeros y mucho m?s ignorado en el arte. Pero, en los a?os 80 del siglo pasado, como consecuencia de la guerra civil, algunas obras fueron publicadas y que ten?an el prop?sito de explicar las causas del conflicto salvadore?o, por cierto que algunos autores extranjeros han escrito mejores libros acerca del conflicto que los autores nacionales,lo que indica el atraso intelectual del pa?s. El art?culo que sigue es una rese?a de una novela de reciente aparici?n en EEUU publicada en un peri?dico de San Francisco, la novela es titulada ?Sangre del Para?so?y el autor es David Corbett. La rese?a es de Dennis Riordan.

Ya somos noticia de nuevo, pero no por los avances ?dem?craticos?, adem?s de novelas, el pa?s aparece como tema en series de televisi?n,tales como ?The Shield?, la violencia del pa?s como carta de presentaci?n, y donde la realidad supera a la ficci?n.




Oscar Wilde dijo que la verdad raramente es pura y nunca simple. De acuerdo con eso, la novela de gran alcance y profundamente inquietante ?Sangre del Para?so?, de David Corbett, trata de los estadounidenses que procuran navegar en las aguas peligrosas de El Salvador de la post-guerra civil. Aunque la novela de Corbett corre a un paso vertiginoso como una novela pol?tica de suspenso y con gran derramamiento de sangre como en el cine de Quentin Tarantino en la mejor( o peor) de sus versiones, sus aspiraciones van m?s all? de un lugar en la lista de lectura de la playa de este verano.

En un cap?tulo final que concluye con el t?tulo de ?expediente,? el autor escribe que bocet? varios temas del libro a partir del "Filoctetes" de Sof?cles, en el que un hijo de Aquiles es corrompido por un Ulises astuto. La novela ?Sangre Del Para?so? es una novela con un punto de vista pol?tico. El expediente es subtitulado ?De Troya a Bagdad [v?a El Salvador].?

A esos funcionarios de la administraci?n de Bush que han propuesto que el paso del movimiento armado de El Salvador de la lucha armada a las elecciones puede servir como modelo para Irak, el cuadro Centro Americano responde con un "Que Dios nos ayude".

La trama es compleja, de varios niveles, a veces vertiginosa. Es el a?o 2004. Jude McManus, de veintisiete a?os, un alma perdida desde el suicidio de su padre polic?a, Ray, en Chicago 10 a?os atr?s, ha regresado a El Salvador, donde sirvi? antes en el ej?rcito de Estados Unidos. Ahora un agente de seguridad, Jude es asignado para proteger a Axel, un ingeniero hidr?logo que estudia el impacto en el abastecimiento del agua local de una planta embotelladora que ser? construida por una subsidiaria de una corporaci?n multinacional. Como en la pel?cula "Chinatown" de Robert Townes, los que controlan el agua, controlan el futuro, y los intereses de los poderosos con dinero decidir?n si Axel da la luz verde para implementar el proyecto.

El pa?s es inundado por Mara Salvatruchas y Mara Dieciochos, tatuados, drogados, armados de machetes. Un camionero estadounidense que procuraba agrupar a sindicalistas comerciales en El Salvador ha sido asesinado. Un aldeano que se quej? por la contaminaci?n del agua subterr?nea ha sido desaparecido. Arena, el partido de la derecha fundado por Roberto D'Aubuisson, el arquitecto infame del asesinato del arzobispo Oscar Romero en el a?o 1980, ha ganado la hegemon?a electoral desde la conclusi?n de la guerra civil y los acuerdos de paz de 1992.

Ahora Arena est? enfrentando una posible derrota en las elecciones, un resultado que la administraci?n de Bush no tiene ninguna intenci?n de permitir. Jude encuentra un c?rculo de progresistas, hostil a ?l excepto para Eileen, antrop?loga cultural estadounidense, que, con inclinaciones pol?ticas ocasionales, es atractiva e inteligente(y tiene un hermano que pelea en Irak). Este caldo comienza a hervir cuando Bill Malvasio, que estubo asociado con Ray McManus para perseguir a traficantes de drogas, se encuentra con Jude. Malvasio ha estado clandestino en El Salvador por una d?cada, buscado por el asesinato de otro polic?a corrupto. Malvasio tiene ?xito en persuadir a un Jude renuente para ayudar traer de Chicago al tercer miembro del grupo policial deshonrado, Phil Strock, que fue de la escuadra t?ctica de francotiradores, y que ha estado hundido en el alcohol mientras nutre su c?lera por haber perdido a su hijita en una batalla por su custodia con su madre bailarina. Para complicar las cosas, Malvasio una vez abandon? a Strock que estaba herido, y Strock ha jurado vengarse.

Al llegar Strock a El Salvador, aparece el infierno, con la carnicer?a orquestada en gran parte por el diab?lico Malvasio. Con todo eso, el car?cter central de este cuento es la tierra en la cual se desarrolla: El Salvador, un pa?s tan densamente poblado como la India pero dependiente de las remesas que env?an al hogar un tercio de su poblaci?n que ha emigrado a trabajar en el gran poder del norte. Un pa?s en donde los escuadrones de la muerte dan a sus v?ctimas un ?afeitado? y un ?manicure,? separando la cabeza y las manos antes de desechar sus cad?veres en basureros o en los bordes de la carretera.

Es un pa?s en donde la Mara Salvatrucha y Mara Dieciochos, fueron tra?dos a los Estados Unidos como ni?os de refugiados indocumentados, y est?n siendo deportados ya adolescentes al lugar de su nacimiento que nunca han conocido, para ser encarcelados, ejecutados por los escuadrones de la muerte o para ser reclutados para servir como m?sculo de los grupos criminales establecidos. Y es donde un ej?rcito dictatorial, criminal y corrupto fue apoyado por los Estados Unidos como baluarte en la lucha contra el comunismo y ha sido re-inclu?do, post-9/11, como un centinela necesario contra la improbable creaci?n de una plataforma centroamericana del terrorismo isl?mico. Corbett sabe su materia, o por lo menos c?mo investigarla. En ?Ulises?, Joyce, un exhibicionista incorregible, hace un remolino en el agua que se propone decir todo sobre el tema que puede ser posible. Corbett no entra a discutir la ciencia de la hidrolog?a, pero est? claro que ha dominado el tema, pues ?l tiene los detalles de los controles del ej?rcito en el asalto culminante dirigido a asegurar que el estudio de las aguas subterr?neas de Axel nunca vea la luz del dia.

Corbett escribe con conocimiento y a menudo con lirismo de como es El Salvador, suena y se siente : su calor, sus plantas y animales, sus comidas, sus playas y lagunas. En la ocasi?n, cuando Jude y Eileen superan sus dificultades de comunicaci?n y se desnudan, su descripci?n sale de la p?gina. Sea advertido, sin embargo, que las escenas de tortura por las maras empleados por Malvasio son tan gr?ficas como las escenas de sexo y mucho m?s. En un libro que toca muchas notas(?He mencionado el secuestro del ni?o por Malvasio y se?alado por Strock, o la aventura de Axel con una miembro disidente de la oligarqu?a?), todas no suenan igualmente ciertas.

El cuento hel?nico de j?venes enga?ados por adultos podr?a haber permanecido en Chicago para ser contado en una novela diferente. Hab?an tiempos cuando el desarrollo de los personajes difer?a del corrido de la trama y del mensaje pol?tico. Pero, eso ha sido cierto en la m?s reciente ficci?n, y con mucha carga ideol?gica de John Le Carr?,"El jardinero Constante", o "La Entrada de Damasco" de Robert Stone. Pero yo encuentro esos libros interesantes, y "Sangre del Para?so" puede estar bien en esa compa?ia. Corbett observa que "las milicias pol?ticas de hoy son las mafias de ma?ana". Las sociedades que experimentan excesos de violencia permanecen violentas. El Salvador tendr? problemas por largo tiempo. Lo que nos espera en Irak desaf?a la imaginaci?n.

Dennis Riordan es un juez de San Francisco.

Tags: Reseña literaria, Literatura.

Publicado por chichicaste @ 14:10  | Literarte
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios