Martes, 24 de julio de 2007
Imagen

VIOLENCIA DE ESTADO EN EL SALVADOR: ORGANIZACIONES DE IZQUIERDA DENUNCIAN INTERESES ELECTORALES


El Gobierno salvadore?o incrementa la represi?n sobre los movimientos sociales

Imagen



Germ?n Rodr?guez San Ferm?n. El Salvador
Ante su baja popularidad, el Gobierno de ARENA ha cambiado de estrategia. Los movimientos sociales y la oposici?n, el FMLN, denuncian un incremento de la violencia de Estado.



A principios de julio, la Polic?a Nacional Civil (PNC) de El Salvador disolv?a a golpes una protesta contra la pol?tica neoliberal del Gobierno con un saldo de 14 personas detenidas. Al amparo de una recientemente aprobada ley antiterrorista, todos los arrestados, entre ellos diversos dirigentes populares, est?n acusados de terrorismo y de participar en asociaciones il?citas. Al mismo tiempo, en otro episodio, en apariencia sin relaci?n, el Gobierno involucraba a dirigentes del principal partido de la oposici?n, el Frente Farabundo Mart? para la Liberaci?n Nacional (FMLN), en acciones de terrorismo urbano. Estos dos hechos marcan, seg?n diversas organizaciones sociales, ?un nuevo ciclo de represi?n acompa?ado de una intensa campa?a medi?tica cuyo objetivo es deslegitimar a la izquierda social y pol?tica ante las elecciones de marzo de 2009?.

El 2 de julio, diversas organizaciones sociales salvadore?as hab?an convocado una movilizaci?n social en el municipio de Suchitoto, en el departamento de Cuscatl?n, a 32 kil?metros de la capital. Estaba previsto que El?as Antonio Saca, presidente de la Rep?blica, en un acto oficial, presentara la Pol?tica Nacional de Descentralizaci?n cuya finalidad es la privatizaci?n del agua. Los manifestantes pretend?an entregar al m?ximo mandatario salvadore?o una carta de demandas, as? como celebrar un foro de debate sobre las pol?ticas privatizadoras del Gobierno. Era la tercera vez -hasta ahora todos los intentos siguen resultando infructuosos- que las organizaciones sociales trataban de entregar una carta de demandas y propuestas sobre diversos temas al presidente.

La polic?a reprimi? durante horas la movilizaci?n social. Suchitoto, militarizada desde tempranas horas de la madrugada, fue el escenario de una actuaci?n ?caracterizada por el abuso de la fuerza contra la poblaci?n civil?, seg?n denunci? a DIAGONAL la procuradora para la Defensa de los Derechos Humanos, Beatrice de Carrillo.

Represi?n en Suchitoto

En la manifestaci?n participaron varias organizaciones sociales de la zona, as? como moradores de diferentes comunidades cercanas. Los testimonios recogidos por DIAGONAL en la ciudad coinciden en que los agentes antidisturbios de la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) comenzaron a atacar sin ning?n motivo. ?Ni?os y mujeres fueron agredidos con brutalidad por parte de los agentes de la UMO; ?se ha sido uno de los principales motivos para que la poblaci?n que se estaba manifestando encandilara los ?nimos?, denunci? el sacerdote local Mario Campos, quien tambi?n result? afectado por los gases lacrim?genos de los antidisturbios.

La represi?n policial abarc? diversas zonas de la localidad. Los manifestantes fueron dispersados a golpes con pelotas de goma y gases lacrim?genos y pimienta. Incluso varias viviendas fueron asaltadas. Los manifestantes huyeron por los montes cercanos mientras la polic?a continuaba su persecuci?n por la zona durante cuatro horas con apoyo de helic?pteros. El balance final fue de 43 personas heridas -25 por balas de goma y 18 con afecciones graves por el gas pimienta- y 14 detenidas. Entre las arrestadas destacan Marta Lorena Araujo, Rosa Mar?a Centeno y Mar?a Hayd?e Chicas, presidenta, vicepresidenta y responsable de comunicaci?n de la Asociaci?n para el Desarrollo de El Salvador (CRIPDES), una de las organizaciones de base m?s importante del pa?s. Todas fueron detenidas al ser interceptado el veh?culo en el que viajaban hacia la ciudad.

Tras pasar por los juzgados, el Ministerio P?blico y la Fiscal?a han acusado a los 14 detenidos de participaci?n en asociaciones il?citas, des?rdenes p?blicos y actos de terrorismo. Diversas organizaciones sociales, entre las que destacan la propia CRIPDES, la Confederaci?n de Federaciones de la Reforma Agraria Salvadore?a (CONFRAS) o el Movimiento Popular 12 de Octubre (MPR- 12), han realizado numerosos actos de apoyo a los activistas detenidos. Seg?n Jeannette Alvadrado, portavoz de la Mesa Permanente para la Gesti?n de Riesgo (MPGR), ?hemos retrocedido a los a?os ?70, cuando a la gente no se le dejaba expresar su descontento por las pol?ticas desde el Estado?. Por su parte, David V?zquez, tambi?n de MPGR, denuncia que los detenidos, que fueron trasladados en helic?pteros, fueron amenazados por la polic?a con ser arrojados en pleno vuelo mientras permanec?an esposados a la espalda.

La detenci?n de Belloso

Tambi?n el 2 de julio, de madrugada, pero en la capital, San Salvador, era detenido Jos? Mario Belloso, el hombre m?s buscado por la PNC desde hace un a?o. A Belloso se le acusa de ser el francotirador que abati? el a?o pasado a dos polic?as antidisturbios a las puertas de la Universidad Nacional de San Salvador (UES), durante una jornada de protesta por el encarecimiento del transporte.

En la detenci?n de Belloso, tres d?as antes de que se cumpliera el aniversario de estos incidentes, intervinieron 300 polic?as y soldados de cuerpos especiales de la PNC y de las Fuerzas Armadas. Llevaban mochilas de campa?a, visores nocturnos, armas especiales y estaban respaldados por helic?pteros y aviones. La detenci?n fue retransmitida por televisi?n, como si de una pel?cula de guerra se tratase. Al mando, el director de la PNC, Rodrigo ?vila, que apareci? repartiendo ?rdenes vestido como un polic?a de las playas californianas.

Tan solo d?a y medio despu?s de la espectacular detenci?n, miembros del Gobierno y la PNC filtraban a los medios de comunicaci?n un v?deo grabado en dependencias policiales. En una confusa conversaci?n el detenido implicaba a miembros de la c?pula de FMLN, entre ellos a su coordinador general, Medardo Gonz?lez, en la distribuci?n de armamento. Tambi?n les implicaba en la direcci?n pol?tica de un supuesto grupo de terrorismo urbano del que Belloso afirmaba formar parte. Seg?n el secretario de comunicaci?n del FMLN, Sigfrido Reyes, ?la supuesta captura de este individuo y las contradicciones inobjetables que rodean el hecho muestran que se trata de una maniobra pol?tica dirigida en el terreno por el director de ideolog?a de ARENA, Ren? Figueroa, quien tambi?n es el ministro de Seguridad?. Y a?ade que ?la maniobra busca desgastar al FMLN frente a sectores del electorado que son susceptibles a este tipo de ?sustos medi?ticos?, a trav?s de un montaje basado en manipulaci?n de lugares, fechas e im?genes, donde los medios de comunicaci?n, en su inmensa mayor?a afines al Gobierno de ARENA, han sustituido a los tribunales?.

Diferentes sectores de los movimientos sociales sostienen que, ante la baja popularidad del presidente Saca y del Gobierno de ARENA, todo consiste en un gran montaje que puede desembocar incluso en el intento de ilegalizaci?n de la primera fuerza pol?tica de la oposici?n. El FMLN, en teor?a, goza de la mayor intenci?n de voto de cara a las pr?ximas elecciones presidenciales. ?Todo lo vinculado a Belloso huele a montaje hace mucho tiempo?, indica Elisardo Rodr?guez, uno de los portavoces del tejido asociativo estudiantil de la UES.

De montaje en montaje

El 5 de julio del a?o pasado, los estudiantes de secundaria protagonizaron una marcha pac?fica enfrente de la UES. Protestaban por el aumento del precio del transporte p?blico y para exigir media tarifa para estudiantes, la tercera edad y discapacitados. Seg?n denunciaron en su d?a las organizaciones estudiantiles presentes en la protesta, al finalizar la marcha y a punto de iniciarse una rueda de prensa, los estudiantes fueron atacados por la UMO. Tras la carga y a?n en medio de la algarab?a se escucharon disparos, que dejaron como resultado dos agentes de la UMO muertos, decenas de detenidos y 20 heridos entre estudiantes, polic?a e incluso un docente que estaba trabajando dentro de la universidad.

A pesar del desmentido oficial, m?ltiples testigos oculares y algunas im?genes grabadas demuestran la existencia de francotiradores de la polic?a apostados en los tejados de un edificio colindante a la UES, as? como la presencia de helic?pteros desde los que se dispar? sobre los manifestantes. Las deficiencias de la investigaci?n y la inexplicable ausencia de autopsia de los cuerpos de los polic?as no han permitido aclarar de d?nde proven?an los disparos. Sin embargo, la trayectoria descendente de los impactos de bala hace pensar en alg?n tipo de montaje policial.

?El problema real es que estamos ante lo que va a ser el escenario pol?tico de aqu? a marzo de 2009: represi?n a la ciudadan?a, campa?as de manipulaci?n medi?tica, detenciones de l?deres sociales e incluso su desaparici?n, como ya sucedi? hace cinco meses con Edward Francisco Contreras. Este l?der estudiantil est? desaparecido desde el pasado 7 de febrero?, indica un portavoz del Bloque Popular Juvenil que prefiere mantener el anonimato. ?Aqu? hay sicarios pagados por la derecha, con complicidad de la polic?a. Hay gente de la polic?a involucrada en la desaparici?n de Edwin?, concluye.

Una ley antiterrorista a medida

Los sucesos del 5 de julio del a?o pasado fueron aprovechados por el Gobierno para aprobar un decreto legislativo contra actos de terrorismo, aunque en ning?n momento el texto define el concepto de terrorismo. ?Las definiciones de los tipos penales son tan ambiguas que podr?n ser convertidas en ?comodines? para realizar capturas, bajo cualquier supuesto y casi por cualquier circunstancia?, denuncian diversos juristas de la Federaci?n de Estudios para la Aplicaci?n del Derecho. El auto de la Fiscal?a contra los 14 detenidos en Suchitoto recoge ?como actos de terrorismo toda infracci?n dirigida contra la seguridad del Estado, la integridad del territorio y el funcionamiento normal de las instituciones?. Algunas de las acusaciones formuladas contra ellos son ?sembrar el p?nico en la poblaci?n y crear un clima de inseguridad?, ?obstaculizar la circulaci?n en las calles? u ?obstaculizar el funcionamiento de las instituciones p?blicas?. Al cierre de esta edici?n, el fiscal manten?a a los detenidos en prisi?n. Las condenas pueden superar los diez a?os de c?rcel.

Tomado de:
El Diagonal
Publicado por Vilverin @ 11:34  | Realidades
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios