Domingo, 07 de octubre de 2007
Queda claro que la anticipación del FMLN para presentar y apoyar a Mauricio Funes como candidato a las elecciones del 2009, produjeron un terremoto en el escenario político salvadoreño. El apoyo de muchos sectores económicos, y la ciudadania tanto en el exterior como en el interior del país aunmenta las posibilidades de un cambio, cambio que todos deseamos para sacar adelante el país.
La respuesta de la plataforma de ARENA al moverse las mesas y sus sillas al caerse tambaleando fue salir del paso de forma individual. Tratando de evitar que Mauricio Funes acaparará la atención de la prensa, los areneros comenzaron a levantarse despues de que las ondas del telúrico los botaran de sus asientos, y salieron al paso y empezaron a pelearse entre ellos para postularse como candidatos de forma abrupta. Las declaraciones dadas por Figueroa anteriormente a los areneros de que no se postularia como candidato, se ha convertido en uno de los temas mas escritos en la prensa, algunos voceros de los periodicos de la derecha intentan omitir y salir del paso para no mencionar la lucha interna que en estos momentos el partido ARENA mantiene.

Nosotros de igual menera nos preguntamos ¿Que mas esta pasando? La coyuntura de apoyo al partido ARENA por parte del partido Republicano de el USA, puede desaparecer, ¿será acaso esta variable la que definirá la linea de sus propios candidatos? Todo ésto es posible.

Pero el temor mayor del partido de gobierno, se debe al temor que se les destapen algún día todos los casos de corrupción y crimen que durante tanto tiempo han cometido al abusar de las instituciones del poder y del estado.

Mauricio Funes es solo un ingrediente mas para producir ese cambio que nuestro país tanto necesita. Pues por igual, todos los ciudadanos concientes también somos parte de los movimientos contra la corrupción imperante.

Crónica de un festejo que ocultó diferencias


Por Oscar Venancio Ramírez
periodista de Raices.

En medio de un ambiente festivo intentando ocultar las diferencias entre los grupos de poder en la oficialista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), se ha realizado el pasado fin de semana la XXVI Asamblea Nacional ,que aglutinó a más de dos mil asambleístas de este partido político.

Las bases procedentes de los catorce departamentos de la República llegaron muy puntuales al Hotel Radisson, allá en la parte alta de la elegante colonia Escalón, vistiendo sus tradicionales colores rojo, blanco y Azul. Un ruido ensordecedor se percibía al ingresar al enorme salón que fue insuficiente para albergar a los correligionarios.

El recibimiento de las barras del ministro de Seguridad, René Figueroa, uno de los hombres fuertes del aparato político allegado al Presidente Antonio Saca, fue interpretado como una toma de pulso con uno de los grupos económicos que impulsa la candidatura de la vicepresidenta Ana Vilma de Escobar.

Figueroa quien es mencionado como una de las figuras importantes en la cohesión y control de las bases del partido a nivel nacional, recibió la bendición de estas cuando lo ratificaron como vicepresidente de Ideología.

Las barras que fueron ubicadas a ambos lados del salón aplaudieron, alzaron sus manos derechas, hicieron sonar sus trompetas y lanzaron confetis en señal de apoyo; mientras en la mesa de honor la vicepresidenta Ana Vilma de Escobar y el expresidente Armando Calderón Sol observaban el apoyo a Figueroa, como un desafío al exgobernante que sugirió cambios en el Coena y vetó al viceministro de seguridad a una virtual precandidatura.

Pero este apoyo no fue unánime, la gente que fue ubicada al fondo del salón donde se encontraban la mayoría de los asistentes, no celebraron con euforia como los que estaban cerca de la mesa de honor, paradójicamente nadie se levantó de su silla y muy pocos aplaudieron cuando nombraron al viceministro Figueroa.

Saca fue el único orador en esa Asamblea Nacional, que si bien es cierto en su organización y concurrencia fue preparada para dar muestras de unidad de cara a la opinión pública, con el propósito de mostrar un partido fuerte y cohesionado; pero muchos detalles del evento y el mensaje del presidente, del país y de su partido, sembraron dudas de esa unidad granítica que manifiestan a los cuatro vientos.

“Que se oiga claro y que se escuche fuerte: no hay precandidatos”, dijo en su discurso Saca en varias ocasiones. Eso en alusión al lanzamiento, en solitario y dos días antes, por la vicepresidenta de Escobar y las pretensiones del ministro Figueroa en querer ser candidatos presidenciales.

Saca les recordó que deben respetar un calendario, firmar una carta de lealtad y esperar hasta mayo del 2008 para la inscripción de acuerdo a las bases estatutarias del partido.

Al concluir esta convención, tanto la vicepresidenta como el ex – presidente Armando Calderón Sol salieron a prisa del salón.

Raíces intentó entrevistar al ex jefe de estado pero se limitó a decir: “Perdone pero no puedo, ni debo dar declaraciones aquí, hablaré después, mejor contáctese con mi secretaria”, dijo visiblemente molesto.

¿A dónde preguntamos? Y Calderón Sol respondió: “En mi oficina o en el partido”, mientras era custodiado por dos de sus guardas espaldas.

La incomodidad de Calderón Sol era visible, primero porque no hubo cambios en el Comité Ejecutivo de Arena y luego por la demostración de fuerza observada durante la convención.

Mientras que la vicemandataria accedió a contestar un par de preguntas cuando se retiraba del hotel en la que reafirmó su deseo en querer ser la primera mujer en gobernar este país.

-¿Tiene usted correlación de fuerzas al interior de su partido y es cierto que detrás de usted está un grupo económico que la patrocina?

-“No esas son cuestiones que se dicen, lo que me apoya a mi es el trabajo realizado, la experiencia que he tenido”, respondió Ana Vilma de Escobar.

También la vicepresidenta insistió que sólo el presidente Saca debería responder por qué no hizo los cambios que había prometido en el comité Ejecutivo de Arena. .

Con esta dualidad de posiciones los grupos de poder al interior de Arena, intentarán dilucidar sus diferencias en torno a una candidatura, con figuras que no convencen a su electorado y que por ahora no suman puntos suficientes en las encuestas que les permita ratificar una victoria en los comicios presidenciales del 2009, se indicó a Raices.

Tags: FMLN, Divisiones, ARENA, elecciones 2009

Publicado por chichicaste @ 11:14  | Realidades
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios