Martes, 06 de noviembre de 2007
Un interesante artículo que revela la manipulación de los medios de información en El Salvador, bajo el control del partido ARENA, involucrando a Lafitte Fernández en la participación para destruir los medios de comunicación alternativos creando medios hegemónicos de ultraderecha para detrimento del periodismo en El Salvador. El artículo fue escrito por el periodista Roberto Iraheta quien es corresponsal de LBNews en Canadá.

EL SALVADOR: MANIPULACION INSTITUCIONAL DE ARENA EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN


por Roberto Iraheta
Periodista corresponsal de LBNews en Canadá



Al termino de la guerra civil en El Salvador, muchos pensaron que la pugna de la extrema derecha, llegaría a un punto final con Los Acuerdos de Paz, pero para desgracia del país en general, lo único que se cambió fue el refinamiento de las tácticas a ser aplicadas en los años venideros, después del 92, para recuperar los espacios que, desde su perspectiva, la extrema derecha había perdido.

Dentro de esa estrategia de "recuperación de lo perdido", los medios de comunicación, que en su mayoría son controlados por propietarios pertenecientes a ARENA, y que se oponen históricamente a todo cambio que les lleve a un desplazamiento del control económico del país y manejo del gobierno, se lanzaron en una tarea de rejuvenecimiento, especialmente de los medios impresos, que no sólo incluyeron el hacer cambios en sus formatos, la penetración del mercado, circulación, etc., sino que tambien el reclutar nuevos elementos, especialmente aquellos que venían recomendados por la universidad Internacional de la Florida y El Proyecto Latinoamericano para el Periodismo, que nació financiado por la agencia internacional de Estados Unidos, US-AID, institución conocida por su estrecha relación con la Agencia de Inteligencia, CIA.

La estrategia para impulsar "un nuevo periodismo" en América Latina estaba dado, y El Salvador sería parte de las operaciones de un buen número de nuevas organizaciones, creadas con el fin de "manipular la opinión publica" a través de los medios impresos, radio y televisión, con un corte más sofisticado que en los años de la guerra impuesta.

Entre las organizaciones que han sido creadas hasta la fecha para cumplir con la tarea de apoyo se encuentran: Centro para el Periodismo en América Latina, conocida como CELAP; Proyecto Latino Americano para el Periodismo, LAJP, que contribuyó con el Diario de Hoy, en la creación de un nuevo diseño, cobertura, penetración de mercado, etc.; así como PROCEPER, Proyecto Centroamericano de Periodismo.

Sobre estos planes de ingerencia y de manipulación de la opinión publica a través de los medios, no ha habido un país que haya quedado exento de estas experiencias, incluyendo la muy conocida democracia costarricense, donde la publicación conocida como "Nicaragua Hoy", fue financiada con fondos de US-AID (CIA), publicación que aparecía como suplemento semanal en el periódico La Nación, durante la década de conflictos en Nicaragua. Esta publicación era conocida como la "voz oficial de la contra".

Andrew Reding, en la publicación Channel of Communications (Canales de comunicación), en 1986, escribió que "en la neutral Costa Rica, donde no existe un ejército, los ricos tratan de mantener el control sobre los medios….La guerra es entre los extremistas de derecha, quienes controlan los medios impresos, y un número en crecimiento de ex presidentes, ministros del gobierno, escritores, y otros ciudadanos, quienes temen que los medios estén tratando de rediseñar las tradiciones sociales del país. En particular los medios atacan a Costa Rica por la carencia de ejercito".

Ante el temor de la creciente ingerencia de los propietarios de los medios, un grupo de prominentes personalidades costarricenses funda, en 1985, el CODELI, que tuvo una existencia de corto tiempo, en parte gracias a la oposición de los propietarios de los medios, quienes cerraron sus puertas a las publicaciones de CODELI.

Como contrapartida de CODELI, fue creada con fondos de US-AID (CIA), una organización afín a los intereses de los propietarios de los, medios costarricenses, bajo el nombre de CINDE, de la cual Lafitte Fernández fue uno de los fundadores, y quien ahora se desempeña como uno de los editores del extremista matutino, el Diario de Hoy.

De acuerdo a declaraciones de Lafitte Fernández, a la época y aparecidas en Channel of Communications, Vol6 No.1, Abril 1986, de Andrew Reding, justifica los planes de Estados Unidos y los propietarios de los medios de tratar de cambiar la tradición democrática costarricense, de la siguiente manera:
"En el contexto que el gobierno de Estados Unidos, está ayudándonos masivamente, la idea es que yo te voy ayudar, pero tienes que cambiar" (Lafitte Fernández).

CINDE, la organización de Lafitte Fernández, lanzó una campaña publicitaria bajo el slogan "Juntos activemos Costa Rica" (Let’s activate Costa Rica), que fue parte de la estrategia de favorecer, entre otros, a las compañías estadounidenses transnacionales y promover cambios fundamentales en la democracia del vecino país, en detrimento del sistema.

En 1994 Lafitte Fernández llega como parte de la estrategia de "mejorar el Diario de Hoy", y, curiosamente, unos años más tarde dicho matutino es receptor de la contribución de otra organización a la cual Lafitte Fernández ha sido parte activa, la LAJP, la cual forma parte de la estrategia continental sobre la manipulación de la opinión publica latinoamericana.

Lafitte Fernández, siempre ha estado íntimamente ligado a este tipo de proyectos anti-democráticos, y a organizaciones de extremistas como Press Freedom Foundation o Fundación Prensa Libre, basada en Florida y quienes operan desde el campus de la universidad Internacional de Miami, recipiente de fondos del US-AID, para operaciones encubiertas de la CIA, tal cual fue el caso de los llamados "periodistas independientes" en Cuba, financiados por dichos servicios de inteligencia, y en la cual participaría Lafitte Fernández como "instructor de periodismo democrático", para lo cual tendría que viajar a La Habana... pero sus "alumnos" fueron arrestados, para lamento de su "instructor" Fernández, antiguo miembro la Universidad Internacional de Miami.

Para conformar el equipo de rejuvenecimiento del "periodismo salvadoreño", en 1997 es incorporado otro siniestro personaje, Álvaro Cruz Rojas, quien está estrechamente ligado a los extremistas de derecha patrocinados por Taiwán, país al que visito entre 1995-1996, con fondos provenientes del anfitrión.

En abril 12 de 1999, fue hecho público los resultados del Proyecto Veritas, que tenían como objetivo principal el evaluar la participación de los medios en la campaña política de marzo del mismo año. Entre los resultados al analizar los medios, el reporte señala que "….existe una interrelación entre los líderes políticos, el gobierno y los propietarios, editores y gerentes de los medios, mientras los empleados periodistas y la sociedad en general resuena en sus propias interacciones". Los resultados del Grupo Veritas señalan que "los medios carecen de credibilidad porque reflejan los intereses económicos de los propietarios".

Veritas también resume, con relación a los medios y propietarios que participaron en el proyecto, que "las conclusiones de estas entrevistas son menos que optimistas, porque los medios son parte de un sistema económico y político, que permite y que, incluso, motiva a la desinformación masiva".

En el mismo reporte, un representante de una radio aceptó que entre la estación y el partido ARENA, "existía un contrato comercial para hacer sonar las actividades proselitistas del partido como noticias" durante la campaña presidencial del 99, agregando que "nosotros apoyamos a ARENA porque los propietarios (de los medios) tenemos una larga historia apoyando la derecha, por más de 40 años."

De igual manera explica que durante el proceso electoral de 1999, existió una campaña de parte de los medios (especialmente la radio) y la empresa privada, para evitar que la gente votara por el FMLN. La consigna fue que el FRENTE perdiera en las elecciones, ya que los propietarios de los medios y los empresarios temían un aumento en los impuestos y restricciones para los medios, así como las posibilidades de que nuevos empresarios aparecieran, solicitando permisos para nuevas frecuencias, invadiendo así el lucrativo mercado ahora en poder de algunos pocos monopolios como el grupo SAMIX de Tony Saca, surgido en parte gracias al compadrazgo de los gobiernos areneros.

Un empresario radial inclusive reconoció haber tenido un empleado pagado por ARENA, a tiempo completo, durante la campaña del 99, empleado como parte de la redacción.

No hay duda que las técnicas de manipulación y desinformación serán refinadas en la campaña del 2009, para impedir nuevamente que el pueblo vote a favor del FMLN. Pero todavía queda la interrogante de que si aceptaremos el reto del cambio, o el continuismo del terrorismo institucional y empresarial, que destruiría una vez más los anhelos democráticos de todo un pueblo.




Tags: Laffite Fernandez, Mentiras y Medios, Desinformación

Publicado por Tepez @ 11:07  | Mentiras y Medios
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Lunes, 19 de noviembre de 2007 | 18:44
He leido muchas veces los articulos e reportajes investigativos del periodista Roberto Iraheta en varios sitios de sur America y Europa y me parecen muy buenos, objetivos. Ojala sigan publicando mas articulos asi para que no nos den mas paja los gobiernos de arena.

Mario Cuellar