Lunes, 19 de noviembre de 2007

Monjas MariknollEl senado estadounidense aprob? el pasado 14 de noviembre una resoluci?n que insta al gobierno salvadore?o, investigar el asesinato de las cuatro monjas Mariknoll cometidos el 2 de diciembre de 1890 por unidades de la extinta Guardia. Nacional. Las Monjas Mariknoll, que trabajaban para ayudar a los refugiados de la guerra civil fueron secuestradas despu?s de haber regresado a El Salvador, para continuar realizando su trabajo. Sus cuerpos fueron encontrados presentando violaciones. En mayo de 1984 cinco de los miembros de la Guardia Nacional que participaron en dicho crimen. Por dicho crimen fueron capturados y culpados: Joaquin Contreras Palacios, el subsargento Luis Antonio Colindres Aleman, Daniel Canales Ramirez, y Jos? Roberto Canjura, dichos culpables fueron condenados a 30 a?os de c?rcel.
Sin embargo los autores intelectuales que dieron la orden para llevar a cabo el asesinato no han sido juzgados debido a que son protegidos por la Ley de Amnist?a. La resoluci?n del senado estadounidense fue presentada por el senador Russ Feingold, representante del estado de Wisconsin.
El director de la oficina en Washington para asuntos Latinoamericanos (WOLA) aplaudi? la resoluci?n en la que se urge al gobierno salvadore?o el proceso de investigaci?n completa del asesinato de las cuatro monjas, que de acuerdo a la comisi?n de la verdad se consider? culpable al entonces ministro de defensa, Guillermo Garc?a, quien no obstaculiz? las investigaciones y dejar sin justicia a los familiares de las cuatro monjas asesinadas.

ImagenDentro de la misma resoluci?n aprobada por el senado, se establece adem?s recordar y conmemorar la vida de las cuatro misioneras Mariknoll, apoyando a los familiares de las Monjas que dedicaron y pagaron con sus vidas por desposeerse con su trabajo para servir al pr?jimo.

Cuatro Monjas que dedicaron su vida con nutrido amor y esperanza, en medio del tormento para ayudar a nuestro atormentado pueblo.
Dentro de la resoluci?n aprobada por el senado estadounidense se llama a conmemorar el el 27? aniversario, a la gente del pueblo estadounidense y congregaciones religiosas para participar en eventos a nivel local, nacional e internacional; reconociendo asi mismo que aunque ha existido progreso en El Salvador, aun persisten las crisis socio econ?micas que abaten a la sociedad salvadore?a; por lo que en la misma solicita al Presidente y al resto de la administraci?n,asi como a otras agencias de los Estados Unidos que trabajan para el desarrollo, asi como otros organismos religiosos para que promuevan los esfuerzos para reducir la pobreza y el hambre, a trav?s de la creaci?n de dar acceso a la educaci?n y a la salud, para trabajar por la igualdad social que hoy hace tanta falta al pueblo salvadore?o.



.

Tags: Monjas Mariknoll, Conmemoración, El Salvador, Crimenes, Justicia

Publicado por macehotlin @ 9:48  | Realidades
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
S?bado, 16 de abril de 2011 | 1:09

Pidan que el presidente mauricio funes investigue estos casos, ya que dice que su guia espiritual es Monseñor Romero.

 

Que Dios bendiga  a las hermanas asesinadas.

 

 

Publicado por Invitado
Martes, 17 de mayo de 2011 | 18:12

Hola, como estan

con respectoa este tema de investigar a los asesinos de las señoras monjas, se estaria buscando una aguja en un pajar, ya que en ese tiempo todos los comandantes de Puesto de la Guardia Nacional, que es el cargo que ejercia el señor ssgto. colindres aleman, eran independientes, o sea que su autonomia a veces le llevavan a realizar barbaridades, mas con el fanatismo que se vivia en esa epoca, en resumen para mi estas pobres monjas fueran mas victimas de las circunstancias de la epoca y no victimas de un plan premeditado, como lo fue la muerte de los dos asesores norteamericanos y el sr. viera,

Publicado por Invitado
Domingo, 04 de agosto de 2013 | 17:07

bien se sabe quien fue el actor intelectual de esas muertes, ellos solo obedecian ordenes: lastima que quien dio esa orden esta bajo tierra y aun lo siguen conmemorando el dia de su muerte.