Mi?rcoles, 19 de diciembre de 2007

La cosecha de la verg?enzaTrabajo Esclavo que averg?enza a los Estados Unidos. ?sta fue la imagen que aparecio en la portada principal del rotativo brit?nico, The Indepent (El Independiente) publicada el d?a 19 de diciembre del 2007. El art?culo escrito por el periodista Leonard Doyle, recoge el relato de tres trabajadores inmigrantes mantenidos en cautiverio, brutalizados a golpes y encadenados por sus empleadores por mas de un a?o. Los trabajadores ilegales quienes lograron escapar a trav?s de la rendija de un ventilador ,al parecer de la caravana, donde se les manten?an prisioneros; lograron encontrar refugio en un santuario un domingo por la ma?ana. Los tres ex prisioneros esclavos mostraban golpes alrededor de la cabeza y el resto del cuerpo. Uno de los trabajadores que se dedicaba a recoger fruta y verdura, presentaba una grave herida aun abierta producida con cuchillo en uno de sus brazos. De acuerdo al art?culo del independent, la polic?a se enter? que uno de los trabajadores hab?a sido sido encadenado de sus brazos en la espalda, durante las noches para prevenir que se escapara. Los esclavos inmigrantes no solo fueron forzados a trabajar en condiciones sub-humanas, si no tambi?n forzados a caer en una deuda, al tener que pagar por la mala alimentaci?n que se les daba mientras se encontraban en cautiverio, asi como a pagar $5 por el uso del agua para ba?arse y pagar la "renta" por el lugar donde eran encerrados por las noches despues de regresar de sus labores.

De acuerdo a la descripci?n de documentos presentados en los tribunales, los inmigrantes fueron forzados a golpes para trabajar en las granjas de la Florida, asi como tambi?n en el norte y sur del estado de Carolina. Los detectives que han seguido el caso, descubrieron el paradero de otros 11 inmigrantes que han sido forzados con brutalidad a trabajar en contra de su voluntad, en algunas granjas de la Florida. Los once inmigrantes fueron encontrados en un bungalow abandonado esta misma semana. La operaci?n de trabajo esclavo ha sido llevada a cabo por los Navarettes, una conocida familia de esa ?rea.

Los trabajadores esclavizados por mas de un a?o por los Navarettes, estuvieron trabajando en condiciones de extremo calor, algunas veces por siete d?as, condicionados a vivir en la parte trasera de la caravana en el cual fueron obligados a vivir; forzandolos dormir sobre decrepitas cobijas en medio del costado de un terreno lleno de basura en la que se encontraba estacionada dicha "celda-caravana". De acuerdo a uno de los testimonios escuchados en la corte, uno de los trabajadores esclavos enferm?, y al no querer ir a trabajar, Cesar y Mart?n Navarettes lo golpearon y patearon, al grado de hacerlo escupir sangre por la boca, posteriormente lo montaron en el cami?n para llevarlo de forma forzada a trabajar.

Por otra parte, se revelaron que los trabajadores esclavos fueron forzados a pagar una renta de $20 a la semana por dormir en la caravana que era cerrada por las noches. Sin servicio de letrina, los esclavos por ten?an que orinar y defecar en una de las esquinas del veh?culo estacionario en el que se encontraban prisioneros.

Los trabajadores ten?an que pagar $50 a la semana por la comida, un plato de arroz con frijoles, y un pedazo de carne cada dos semanas si ten?an suerte. Dentro de la caravana en la que eran encerrados era compartida con otros 15 inmigrantes, lo cual hace la suma exhorbitante de una renta de $2,400 al mes, m?s de lo que se paga por la renta de un pie cuadrado por un apartamento de la ciudad de Nueva York.

Esta historia de esclavismo y abuso en los campos agr?colas de zona sub-tropical de la Florida, parece haber conmocionado un poco al mostrar el poco respecto a los derechos humanos en Estados Unidos y sobretodo por exponerse esto al resto de los pa?ses.

De acuerdo al art?culo, entre los meses de mayo a diciembre, la Florida produce virtualmente la producci?n total de tomates, verduras y frutas tropicales que son recogidas y vendidas a los grandes supermercados para ser servidas en los mejores restaurantes, se considera que son esto contribuye a la producci?n de toneladas de comida r?pida que se vende en los supermercados.
Sin embargo, las condiciones laborales de la industria agr?cola se mantiene sobretodo de la explotaci?n forzada laboral. Cerca de diez mil hombres, mujeres y ni?os son excluidos de las leyes laborales estadounidenses; y no se les es permitido crear uniones sindicales para protegerse y obtener mejores condiciones salariales, por las leyes que se han mantenido por 30 a?os.

El art?culo de Leonard Doyle, hace un recordatorio de los llamados para ayudar a mejorar las condiciones salariales de los trabajadores agr?colas presentadas por el ex-presidente Jimmy Carter, las cuales no han sido escuchadas hasta ahora, sin embargo, pueden existir esperanzas de introducirse algunos cambios, si los candidatos Dem?cratas Barack Obama y John Edwards ganaran la batalla en el estado de la Florida.

Actualmente, los trabajadores del campo, ganan cerca de $200 por semana, como parte del des-regulado sistema designado para mantener bajos precios de la comida en el consumo de platillos de las obesas familias estadounidenses que ahora se incrementa.
Los inmigrantes que en su mayor?a Latinoamericanos, provienen sobretodo de M?xico, (seguro que tambi?n de Centroam?rica) forman parte de la cadena de explotaci?n y abusos, sobretodo como victimas de esa cadena. Se les paga 45 centavos de d?lar por llenar cada contenedor con tomates que alcanza el peso m?ximo de 32 libras. Un trabajador agr?cola tiene que lograr recoger cerca de media tonelada de tomate para lograr alcanzar el salario m?nimo, lo cual es una tarea imposible.
Son tan malas las condiciones laborales y de vida, que el departamento de trabajo muy conocido por sus simpat?as para no monitorear el trabajo esclavo, considera a estos sectores laborales como una fuerza laboral en condiciones estresantes.

El Estado de la Florida, tiene un largo historial de explotaci?n de inmigrantes, en las granjas donde no existe, para los trabajadores ilegales, protecci?n alguna de la leyes. Estas condiciones no han cambiado mucho desde 1960, desde que el periodista Edward R. Murrow mostr? por primera vez, la cosecha de la verg?enza, a trav?s de un programa televisivo en el que se mostraba las condiciones deplorables de trabajo y la vida de los trabajadores que les colocan los platos de comida en sus mesas. Las palabras de Murrow: ?Nosotros ten?amos nuestros propios esclavos, ahora justamente los rentamos?, son palabras que aun resuenan en los Estados Unidos; un pa?s de origen inmigrante, sin moral y sin verg?enza en un plato de comida.






Notas de referencia:

- Slave labour that shames America

- The exploited: 'You work so hard to end up earning hardly anything



Tags: Inmigración, esclavismo, abusos laborales, Derechos Humanos

Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 17 de septiembre de 2009 | 4:13
un caos total ante la crisis economica el pueblo siempre pierde mu?eco de nieve