Jueves, 27 de marzo de 2008
Otro ataque a un periodista, tuvo suerte de que no lo golpearon, o se encontraba algún pseudo periodista de la tele corrupción salvadoreña que lo señalara de “terrorista” para que lo metieran a las bartolinas o lo desaparecieran en alguno de los oscuros cuartos del diario de hoy para torturarlo como lo hacían en otros tiempos por estar fotografiando o tomando imágenes de actividades posiblemente ilegales que a veces la policía lleva a cabo.

Esto de los ataques a los periodistas se esta convirtiendo en algo normal. La falta de unidad y apoyo solidario cuando la policía actúa en contra de los periodistas que por ganarse unos cuantos dolares a veces se encuentran en el lugar menos indicado los lleva a un grado riesgo.

Por mala suerte en El Salvador, los periodistas a veces guardan silencio y no dicen nada de los abusos que se cometen ni se manifiestan en contra de estas arbitrariedades, por no estar debidamente organizados son un blanco fácil para los miembros autoritarios de la PNC que cuando ven que no hay cámaras enfrente te agarran a patadas.

Si lo hacen con los periodistas ya se imaginan ustedes que es lo que hacen con un ciudadano que no tiene credenciales periodistas y que de paso sea testigo casual de un hecho que a la policía pueda ponerlos en problemas.

Y quien dice algo sobre ésto?

Quien controla a la PNC?

PNC = MAREROS!




Hugo Presa

Roberto Hugo Preza, al centro, denuncia destrucción de material periodístico ante la APES, le acompañan de izquierda a derecha: Juan Coronado, Benjamín Cuéllar, del IDHUCA; Serafín Valencia, presidente de la APES e Iván Escobar. Foto: Diario Co Latino/Rosa Campos


Mirna Jiménez
Redacción Diario Co Latino

La Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), denunció la destrucción de material de prensa que fuera realizada por la Policía Nacional Civil (PNC), al periodista Roberto Hugo Preza, quien trabaja para Azteca América.

El hecho sucedió el pasado jueves 13 de marzo, en la Colonia la Cima IV, donde vive Preza. En el lugar se realizaba un operativo de manera violenta, pero al parecer la PNC no quería presencia de medios de comunicación.

Contrariamente a otras ocasiones en que la PNC invita a los periodistas a operativos, cuando Preza sacó su teléfono celular para grabar el operativo, por considerar digno de hacer público por la envergadura del mismo, el encargado del operativo le arrebató el aparato y borró las imágenes.
Aún cuando el periodista se identificó con su respectiva credencial de periodista, la conducta violenta hacia su persona no cambió e incluso se le amenazó con arresto, si insistía en hacer las tomas.

“¿Que ocultaban? no sé”, “¿por qué borraron lo que yo había filmado?… no sé”, “lo que sí sé es que esto es grave, porque pareciera que un elemento de la policía, con el uniforme, puede hacer todo lo que quiera y yo le pido al nuevo director de la PNC, que dé muestra de querer investigar la prepotencia de estos elementos”, subrayó Preza.

Preza pidió que se investigue lo que pasó, pues según él esto es un atropello y un abuso, pues un periodista tiene su investidura las 24 horas del día, siempre y cuando este se identifique como tal.

“Somos comunicadores, informadores las 24 horas del día, siempre y cuando nos declaremos bajo esa condición. No va esperar una autoridad que alguien ande un chaleco que diga “prensa” para facilitar el trabajo o por lo menos para respetarlo”, apoyó Serafín Valencia, Presidente de la APES.

Benjamín Cuéllar, Director del Instituto de Investigación a Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana (IDHUCA ) dijo que «es grave lo que ha pasado, porque esto se ha vuelto ya una conducta de la PNC, pues esto no es la primera denuncia de prepotencia por parte de esa institución».

“Ya no es un problema de manzanas podridas, sino de un árbol que está mal, está mal conducido y hay que sanarlo, me preocupa, porque es un síntoma de la prepotencia, y un síntoma que la PNC se ha convertido en un cuerpo de seguridad de gobierno, no de Estado”, explicó Cuéllar.

Preza aseguró que podría haberse quedado callado ante lo sucedido, pero es necesario que en El Salvador se viva la verdadera democracia y se respete la libertad de prensa.

Valencia hizo un llamado al gremio de periodistas a no consentir arbitrariedades que atenten contra la libertad de expresión y de prensa, pues este tipo de actitudes de las autoridades de seguridad deberían de quedar en el pasado.



Chichicaste. El Salvador



Tags: El Salvador, Prensa Atacada, Brutalidad Policial

Publicado por macehotlin @ 5:50  | Realidades
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios