S?bado, 29 de marzo de 2008
Que pulsito señor presidenteDebido al impacto que está generando en la economía familiar los altos precios de los combustibles, el presidente Elías Antonio Saca, tras reiterar que es un problema que escapa al control de su Gobierno, instó a los empresarios a realizar un sacrificio en el sentido de realizar un “AUMENTO GENERAL DE SALARIOS.”
En un post anterior hacíamos referencia al hecho de que Saca ya no se quiere complicar la vida, no le interesan los problemas de la gente y como no tiene ninguna solución, le pasa la responsabilidad o la culpa a otros. Recientemente y como resultado de un informe de su gabinete de gobierno, dijo que la economía marchaba re - bien y que todo era color de rosa; ahora se contradice, se da cuenta que de propaganda la gente no come, tira la toalla y pasa la pelota a la ANEP.

Un alto dirigente empresarial dijo que le extraña que Saca que tanto dice respetar la institucionalidad, ahora se esta saltando el cerco y les esta pidiendo aumento de salarios a ellos directamente, sin antes hacer un estudio y consensuar lo en el Consejo Nacional del Salario Mínimo…. Por supuesto no les ha caído nada en gracia, ver que sus jugosas ganancias se puedan ver disminuidas, los empresarios esquivan el asunto, y para no quedar mal, ni con Dios ni con el Diablo, dicen que van a “estudiar el tema”, mientras tanto le envían el mensaje a sus empleados “que deben ser realista con el salario que ganan y no andar de gastones dándose lujos, como por ejemplo comer pan frances”.

Para nuestra desgracia el modelo económico al que tanto le apostaron ha fracasado rotundamente y ahora están en un callejón sin salida, el sistema de “Libertinaje en el Mercado” no funciona y no se autorregula, hasta sus propios funcionarios ahora lo señalan, tal es el caso de  Evelyn Jacir de Lovo, quien afirma que eso es una posición ortodoxa de la derecha, traducido al buen castellano… “Es paja, que los voraces empresarios harán negocios con conciencia social”. Ejemplo, los que importan la harina, el petróleo, las compañías de energía eléctrica y telecomunicaciones, la banca, los embotelladores de agua, etc. Para muestra un botón, ante la crisis del pan sus brillantes conclusiones son:

Que los guanacos nos la llevamos de lujosos queriendo comer pan francés.

Que los panaderos mejor usen una harina poquito mas barata, que no sirve y que al final les dejara haciendo un pan de inferior calidad y por lo tanto llevándolos  a la quiebra económica.

Que nos fijemos que otros están peor y que con eso nos conformemos.

Arena y su modelo han creado una sociedad consumista y despilfarradora, piden que ahorremos. Muchos salvadoreños, el día de pago es alegría para otros, por que su salario ya lo deben a las telefónicas, a los usureros de las tarjetas de crédito y todas esas empresa que bombardean a los mas susceptibles al consumismo. Hay quienes su almuerzo es un Hot Dog y un refresco, una sopa instantánea, el famoso “plato del día” lo comparten entre dos, e incluso gente que pide comida a sus compañeros de trabajo, mujeres de todos los estratos, en especial madres solteras, que ceden a pretensiones indecorosas y chantajes laborales de sus patronos, ante la necesidad de llevar sustento a sus hijos, muchos con carro pero con el nivel de gasolina en el punto de reserva permanentemente.

Así nos tienen en El Salvador, desayunando, almorzando, cenando y soñando a diario la miseria. En estos 18 año arrasaron con todo en nuestro país, estamos endeudados hasta las 20 generaciones que aun no nacen, el agro se lo terminaron y por lo tanto no hay producción de granos básicos y la mala empresa privada se ocupa de acaparar las remesas de los mas pobres. La crisis mundial es una realidad inobjetable, pero lo mas grave, es que nuestro país NO ESTA PREPARADO, para hacerle frente a dicha crisis y el desgobierno no tiene ningún plan contingencial, se limitan a decir “estamos estudiando propuestas”, “se analizan alternativas”, “se esta evaluando que hacer”… en fin, los problemas ya se están sintiendo y viviendo, mientras ellos esquivan enfrentar un caos generado por su malas políticas económicas. Llegan al descaro de afirman que están analizando si las dos empresas que importan harina están implementando practicas oligopólicas que afectan a los panaderos.

 Ahora se suma a esto la posición del presidente del COENA, quien ante su incapacidad para resolver la grave crisis le tira la pelota a los empresarios, con al esperanza de que estos se toque la mano en la conciencia y le aumente el sueldo a la gente, les dice, “ya no puedo seguirlos protegiendo, así que ahora se tienen que bolsear y comenzar a pagar salarios dignos”.

 Se le da la razón a las organizaciones sociales, que han sostenido permanentemente la perdida de poder adquisitivo y la desproporción entre lo que se obtiene en el salario mínimo y el costo real de la vida. Que el tan vociferado aumento del 10% en dos partes al salario mínimo, ha sido solo una estrategia política, y ahora se esta reconociendo que esa miseria no ajusta para llevar una vida digna.

Así de desesperante es la situación en nuestro El Salvador, y estos son muchos de los motivos por los que la gente emigra, algo que al gobierno tampoco le importa. De nada ha servido tanto TLC firmado hasta con los marcianos, la política económica que ha beneficiado a unos pocos ahora les esta pasando factura.

Mauricio Funes, no será un milagro que arregle todo de la noche a la mañana, pero si representa un verdadero cambio de rumbo y no el continuismo que encabeza Ávila, con su falsa “nueva derecha”.


Tomado del blog: salvapress.



Chichicaste. El Salvador





Tags: El Salvador, inflación, malas políticas

Publicado por chichicaste @ 1:02
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Lunes, 31 de marzo de 2008 | 10:29
Les queda poco tiempo a la derecha para cerrar con broche de oro su mandato. Es necesario que se arergle eso del sueldo a los empleados del sector tanto privado como p?blico, pues por igualdad se esta viviendo un desbalance economico hoy en d?a , desde que entro en vigor el d?lar. Y ahora con la subida del petr?leo ya ni se diga, todo se dispara.