Jueves, 01 de mayo de 2008
Por Paul Fortis.

En este día del trabajo los trabajadores salvadoreños tenemos bien claro que estamos en ofensiva permanente y que nada ni nadie podrá detener la gloriosa marcha del pueblo salvadoreño hacia el triunfo del 2009, triunfo que no significa descanso de ninguna manera, sino al contrario; es el comienzo de la verdadera jornada de reconstrucción de nuestra patria violada, masacrada, explotada, empeñada y sojuzgada por mas de un siglo por los esbirros y sátrapas que han tenido de sangre los horizontes libertarios y justicieros de nuestra estirpe de hombres y mujeres pacificas; pero heroicos y heroicas cuando se pone en juego nuestra libertad.

Los enemigos de la paz y la justicia social debieran comprender que la hora del pueblo ha llegado y que seria mejor buscar las formas democráticas del estado moderno y arreglar sus maletas con destino a la jungla donde puedan sobrevivir con las bestias de su especie. Ningún pueblo esta en la obligación de soportar el grado de injusticia, de salvajismo, despotismo y bestialidad a que este laborioso pueblo ha estado sometido por mas de un siglo. Tienen que entender que aunque guerrero, este pueblo es pacifico; pero cuando se ha visto obligado a levantarse en armas, ni los ejércitos entrenados en Falsilandia, ni el armamento moderno con que es proveido ha sido capaz de detenernos en nuestra lucha justa por una sociedad digna de nuestras capacidades productivas y que a esta hora ya han sido derrotados en todos los campos: político, militar y social.

El pueblo salvadoreño conoce de sobra que la voracidad de la oligocracia salvadoreña no tiene paralelos en el mundo  y que por lo tanto es nuestro deber histórico y patriótico deshacernos de las cabezas de la hidra venenosa si queremos heredarle un futuro mejor a las presentes y futuras organizaciones. Ellos están bien claros de ello y es por esas circunstancias que han vendido y tratan de vender hasta las aguas negras del Acelhuate, agua que deberían dejar en paz pues seguramente sera la fuente de la cual beberán cuando paradojicamente cumplan las sentencias en las ergastulas que ellos mismos han construido para torturar al pueblo. Es tan preocupante la situación de esos grupusculos de mafiosos que ni la empresa privada los considera dignos de que anden libres ya que se han vuelto un peligro para ellos mismos, si no que lo niegue Pancho Lainez cuando Los Torogoces lo mandaron a decirle al COENA que el era el candidato de la empresa privada y que toda la membresía aretráfica había dejado de ser una opción  de gobernabilidad para el país y si no que el pueblo juzgue los por ques cuando el grupo de las tres Rs (Roberto Poma, Roberto Murray Meza y Roberto Kriet) invitaron al candidato del FMLN a la inauguración del nuevo edificio de TACA en Santa Elena y por que los empresarios retiraron a Ana Vilma Escobar y a Hugo Barrera de las opciones presidenciales de Arena.

Son hasta risibles las movidas políticas arenarcas: de la noche a la mañana creen que van a engañar al pueblo ofreciéndoles mendrugos podridos, cuando han tenido a este pueblo subyugado con el mismo continuismo explotador por mas de ciento cincuenta anos. El que siembra cosecha, sembraron vientos y hoy están cosechando tempestades y no es solo el huracán que causan los vientos del Sur, sino que desde el Norte le llegan tornados (cuando en la historia política de El Salvador se había oído al embajador de los Estados Unidos diciéndoles: Paren el crimen, busquen mejores formas de gobernar la nación. Si embargo; no han querido oír a nadie, repitiéndose la oscura historia de los setenta y ochenta cuando el pueblo les pedía que buscaran la paz, a lo cual contestaron asesinando a mansalva a mas de cien mil compatriotas.

El panorama de oscuro se les volvió negro del todo y de ese túnel no van a salir sonriendo. El pueblo trabajador salvadoreño esta en ofensiva permanente y son solo los ciegos y los sordos voluntarios los que no quieren ver la Alborada de la Victoria. Nada tenemos que perder y mucho tenemos que ganar, no podemos estar mas jodidos de lo que estamos, tenemos hambre de libertad, hambre de justicia social y sabemos por experiencia histórica que cuando un pueblo se levanta no hay ejercito que lo detenga y que el ejercito de la actualidad ni quiere ni esta preparado para un vergaceo con este pueblo encachimbado.

SALUDOS HERMANOS, LA VICTORIA  ES NUESTRA.

NUESTRAS BANDERAS ESTA IZADAS PERMANENTEMENTE

CON MAURICIO Y SALVADOR EL PUEBLO ES EL GANADOR.

Ponciano Montañes y Ermitano, Marseille, France, May 2008.



Chichicaste. El Salvador




Tags: El Salvador, Primero de Mayo, Día del Trabajo, Ofensiva Permanente

Publicado por chichicaste @ 8:30  | Realidades
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Lunes, 27 de abril de 2009 | 3:20
No es d?a del trabajo... sino D?A DE LOS TRABAJADORES!!

aunque muchos de ellos esten desempleados