Martes, 08 de julio de 2008

Pastor de la Iglesia ELIMEl Pastor General de la Iglesia ELIM, Mario Vega, critica un artículo editorial de La Prensa Gráfica. Foto Diario Co Latino/Melvin Rivas.

Beatriz Castillo
Daniel Trujillo
Marielos Márquez
Gloria Silvia Orellana
Redacción Diario Co Latino

Luego de la tragedia que dejó la muerte de 32 personas fallecidas de la Iglesia Evangélica Elim, la institución religiosa llamó a reducir la vulnerabilidad en ciertas zonas del país, específicamente donde el autobús fue arrastrado, tras desbordarse el río El Arenal.

La propuesta de la iglesia entorno a la reducción de la vulnerabilidad tiene dos puntos centrales. El primero es la concienciación de la no destrucción del Medio Ambiente, para lo cual impulsan la campaña del listón verde.

La segunda, es la señalización de las zonas más vulnerables de la capital y el interior del país. Así como el cierre de calles en las zonas donde tienen desembocadura las principales cuatro quebradas de la ciudad de San Salvador.

El pastor general de la iglesia Elim, Mario Vega, dijo que es necesario que se tomen “providencias para cuando el nivel de las aguas alcance cierto nivel o la precipitación fluvial llegue a cierta cantidad de milímetros, se restrinja el paso de peatones y transporte”, en aquellas zonas donde se conoce por décadas que son vulnerables.

“No tenemos ninguna duda que la mano humana tiene una responsabilidad tremenda, de hecho la lluvia no destruye, sino que da vida. Acá lo que ocurrió es mal manejo que se hace de la planificación urbana, la exposición de las aguas lluvias que dan como consecuencia este tipo de tragedias”, reflexiona Vega.

El pastor general de la iglesia Elim agregó que la mano del hombre también influye, cuando se deforesta. Por eso, la necesidad de hacer énfasis en la concienciación.

“Tenemos varios años de haber iniciado un esfuerzo a nivel de iglesia, para preservar el medio ambiente, por crear en la juventud y en la iglesia la conciencia ecológica, y por eso este hecho cobra mayor impacto porque viene hacer la reafirmación de la necesidad de este tipo de campañas y esfuerzos” explicó.

El jueves por la noche, un autobús con miembros de la iglesia Elim, murieron, luego que fuera arrastrado por una correntada al desbordarse la quebrada El Arenal, justo en la Colonia Málaga, al sur de San Salvador.

En años anteriores, el desbordamiento de las quebrada sólo había originado inundaciones y pérdidas materiales en zonas como el Barrio la Vega, Candelaria y Santa Anita.

Las autoridades del Ministerio de Obras Públicas iniciaron después de las lluvias del huracán Stan, trabajos de mitigación en la zona, sin embargo, el punto específico donde ocurrió la tragedia quedó en el olvido.

Alcaldía comparte idea de zonificación
Por su parte, la Alcaldesa de San Salvador, Violeta Menjívar, apoyó la iniciativa de cerrar las vías de acceso en las zonas vulnerables del país, para evitar sucesos similar al ocurrido el jueves en la noche en la Colonia Málaga.

“El Salvador es demasiado vulnerable, es preferible invertir en muros de contención, que en carreteras, porque un muro salva la vida. Y acá necesitamos mucha atención en esos puntos”, indicó la alcaldesa capitalina.

La edil instó a realizar una investigación, porque el Estado tiene muchas responsabilidades en la tragedia. “Si se hubieran terminado los 100 metros, los muros por esa zona, indudablemente no hubiera sucedido esto”, acotó.

Funcionarios deben reflexionar para otorgar permisos de construcción
Ricardo Navarro, presidente del CESTA, criticó a los alcaldes que extienden permisos de construcción de complejos habitacionales o comerciales, sin prever el impacto en el medio ambiente de la zona.

“Hay que preguntar a todos los funcionarios si van a seguir promoviendo este tipo de políticas, porque el agua que bajó en esa cantidad al Arenal de Monserrat y se llevó 32 vidas, se debe a la deforestación de El Espino, que no quepa duda”, dijo.

Navarro criticó la falta de ética, por parte de los funcionarios. “Ahí, anda Norman Quijano regalando colchonetas, en lugar de haber apoyado en la Asamblea Legislativa, que se declare zona de recarga acuífera El Espino, es una falta de respeto”.

Sobre las obras de mitigación, Navarro consideró que no tendrían ningún impacto sino se implementan medidas de recuperación de la biodiversidad y microclima.

“Mientras los habitantes del Cantón Melara, La Libertad sufrió inundaciones y muerte, la empresa Roble se está acabando un bosque más arriba, para construir un complejo habitacional, ¿qué pasa después?”, se preguntó Navarro.

Ríos no están preparados para soportar aumento de caudales por deforestación
Salvador Vega Prado, del Centro Nacional de Producción más Limpia, explicó que la modificación del cause del río Acelhuate propició el aumento de la velocidad del agua, la cual arrastró un autobús de la iglesia ELIM, el pasado jueves.

Hoy por hoy, la deforestación ha contribuido a incrementar las cantidades de agua que corren por la superficie, pues son los árboles los encargados de contribuir a la infiltración del agua, dijo el experto.

El aumento de los caudales de los ríos se debe a que “el agua que se debería infiltrar se va por la escorrentía a depositarse en las corrientes de aguas naturales”, señaló Vega Prado.

Vega Prado explicó que son las piedras las que contribuyen a disminuir la velocidad del agua, y añadió que los ángulos de los taludes facilitan que la velocidad del agua se incremente.

Es necesario que en las obras de mitigación se dejen piedras para que se disminuya la velocidad, así como la construcción de gradas que permitan la reducción de la velocidad y el riesgo que ello representa, concluyó el experto.

Iglesia pide respeto
Los líderes y el pastor general de la Iglesia Elim, pidieron respeto a los medios de comunicación a la hora de escribir sobre el acontecimiento que dejó luto en la congregación.

El pastor general, Mario Vega, criticó un editorial publicado ayer en un matutino, en donde aseguran que los 32 miembros de la iglesia no “hicieron nada” para salvar sus vidas, aseverando que las mismas víctimas llamaron a los cuerpos de socorro.

Hoy los pastores y los vecinos de la Colonia Málaga, narraron lo que pasó el jueves, en horas de la noche, para evitar las especulaciones.

Tomado de El Colatino



Chichicaste. El Salvador




Tags: El Salvador, tragedias, Iglesia-ELIM

Publicado por macehotlin @ 1:39  | Realidades
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios