Mi?rcoles, 11 de noviembre de 2009
Estragos en El SalvadorAsciende a 152, el número de personas que perdieron la vida a causa de las lluvias torrenciales, producidas por un sistema de baja presión que se incrementó por el paso del huracán Ida. Al tanto que 12 mil 930 personas permanecen en los 119 albergues temporales que han sido instalados alrededor de todo el país.De acuerdo a los reportes dados a conocer el día martes 10 de noviembre; 1,835 viviendas han sido afectadas, 209 destruidas. Jorge Meléndez, director de Protección Civil, la información sobre la cantidad de victimas mortales ha sido verificada en base a los datos de los cuerpos sin vida que han sido reconocidos.
De acuerdo al reporte las precipitaciones de agua azotaron 5 de los 14 departamentos del país. Los datos oficiales indican que hubieron 108 deslizamientos así como 13 grandes inundaciones y 12 desbordamientos de ríos. Las lluvias han afectado no menos de 24 puentes, 16 de los cuales colapsaron; y a su paso devastaron poblaciones como Verapaz; donde el deslizamiento del volcán Chinchontepec causó el derrumbe de decenas de viviendas que se encuentran en las cercanías de sus faldas.

Las torrenciales lluvias han dejado 152 muertos confirmados hasta ahora, mientras que casi 13 mil personas se encuentran en albergues en los departamentos de San Salvador, La Libertad, Cuscatlán, San Vicente, La Paz, Cabañas y Usulután, según Meléndez. Se presume que decenas de víctimas mortales y restos de animales, aun se encuentren soterrados por el lodo, lo cual incrementa el riesgo para la salud pública cuando los cadáveres comiencen a descomponerse.

De acuerdo a las evaluaciones preliminares, las fuertes lluvias han dañado otras 167 infraestructuras viales, entre las que se encuentran túneles, pasos a nivel y tramos de carretera; por lo cual 37 municipios salvadoreños se encuentran aislados hasta el momento. El director de Protección Civil manifestó que hace falta desbloquear las calles de acceso que se encuentran cubiertas por las toneladas de lodo, piedra y árboles.

Destruccón en El SalvadorSegún las estimaciones realizadas por Gerson Martínez, Ministro de Obras Públicas; la labor de reparación o reconstrucción de las estructuras ocasionadas por las lluvias costaría alrededor de 80 millones de dólares. Por su parte, el presidente Mauricio Funes, adelantó la víspera que destinaría 150 millones de dólares; los cuales ya han sido aprobadas por la asamblea legislativa para hacer frente a la emergencia nacional.

La solidaridad internacional no se ha hecho esperar, y respondiendo al llamado de nuestro pueblo en estos momentos de calamidad, Japón, Panamá, Venezuela, Cuba, Guatemala y España, además de la Unión Europea y las Naciones Unidas han ofrecido ayuda al país.

De acuerdo a  el canciller de la República, Hugo Martínez,“La ayuda consiste básicamente en frazadas, colchonetas, cereales, algunos medicamentos, todo eso lo estamos esperando, ya que algunas de estas ayudas vienen por tierra y otras por aire”.

Algunos países como Cuba, han prometido el envío de profesionales en epidemias, los cuales, fortalecerán el trabajo del Ministerio de Salud.

Por su parte Guatemala a enviado alrededor de 68 técnicos de salvamento, más un grupo de elementos del cuerpo de bomberos, para colaborar en la búsqueda de desaparecidos y atención a los damnificados.

El martes llegó a San Salvador, un equipo de expertos venezolanos en distintas áreas para evaluar los daños en el municipio de Verapaz.

Al tanto que la población ha respondido para solidarizarse y ser parte de las actividades que se realizan para contribuir a paliar un poco las necesidades de las personas afectadas por las lluvias torrenciales. Estudiantes de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas, (UCA) pertenecientes al Comité de Solidaridad con Cuba, se han organizado para coordinar esfuerzos de trabajo conjunto, respondiendo a los pedidos de ayuda de las poblaciones afectadas. Los  estudiantes de diversas carreras, han creado un centro de acopio donde se reciben agua, víveres,  ropa para distribuirse donde se necesite.

Damnificados Las lluvias torrenciales han desnudado la vulnerabilidad y la pobreza en El Salvador, pues han afectado a las poblaciones que habitan en las zonas marginadas que por desgracia se encuentran en su mayoría en las partes bajas del territorio salvadoreño.
Calamidades provocadas por las fuertes lluvias afectan mayormente a las poblaciones que buscan un terreno en zonas de alto riesgo, no por que así les guste, si no por necesidad.

Poblaciones que se consideraban damnificadas y que han sido afectadas anteriormente por similares fenómenos climatológicos; no han recibido ayuda alguna por parte de los gobiernos anteriores, poblaciones desamparadas, condenadas habitar viviendas elaboradas con materiales frágiles recogidos de la basura algunas veces.

Cantidades millonarias de dinero han sido enviadas anteriormente para colaborar en la construcción de viviendas dignas. Los Fondos del Milenio que fueron enviados a los gobiernos anteriores, debieron servir para la construcción de viviendas dignas fuera de las zonas de alto riesgo para lograr reducir las perdidas de vidas humanas y elevar un tanto los niveles de vida.

Los efectos de los malos gobiernos anteriores se proyectan al presente dejando amarga tristeza para las poblaciones que sufren los embates de la marginación social. Las consecuencias de estas fallas políticas, se concretan en pérdidas humanas que no deberían suceder.

El país se encuentra en luto de tres días, para muchos el luto se ha vivido desde hace mucho.

A pesar de la voluntad de la médula social que intenta reponerse frente de los embates naturales son veinte años de pesar.

FOSALUD emergencia




Temas Relacionados:




Chichicaste. El Salvador












Tags: El Salvador, Huracán Ida, Tormentas Tropicales, Poblaciones vulneradas

Publicado por el_chichicaste @ 3:55  | Realidades
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Carmen
Mi?rcoles, 11 de noviembre de 2009 | 6:07
Es triste ver como han quedado las colonias, las imagenes lo dicen todo. Hay que decir que es indigno lo que estan haciendo los politicos de arena que en estos momentos estan utilizando esta tragedia para fines partidistas.
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 11 de noviembre de 2009 | 7:21
Buen art?culo, pero Roberto G?chez no es el ministro de Obras P?blicas, es Gerson Mart?nez (Orlando Quinteros)
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 11 de noviembre de 2009 | 9:53
si el ex ministro de obras publicas Gutierrez no se hubiera robado los 40 millones, bien pudo ocuparse ese dinero en obras de mitigacion

es indignante el descaro de los diputados de ARENA al negarse a reorientar los fondos aduciendo "falta de transparencia" ?quienes son ellos para hablar de esto despues de la millonada que robaron? ?cree el ladron que todos son de su condicion?