Viernes, 13 de noviembre de 2009
Estragos causados por Lluvias en El SalvadorDe acuerdo al nuevo balance dado a conocer por el director de Protección Civil, Jorge Meléndez; 184 personas han perdido la vida a causa de las fuertes lluvias torrenciales en El Salvador. De acuerdo a Meléndez, el número de personas fallecidas se ha incrementado con relación a las 157 que habían sido reportadas a principios de esta semana. Meléndez señaló que hay 58 personas que se reportan como desaparecidas, por lo cual la cifra puede aumentar. Mientras tanto más de 14 mil personas permanecen en albergues temporales alrededor del resto de las regiones menos afectadas.

Cinco de los 14 departamentos de El Salvador fueron azotados por las lluvias torrenciales entre los días sábado y domingo pasado, como consecuencia de la baja presión atmosférica situada sobre las costas del Pacífico y cuyos niveles se incrementaron durante el paso del huracán Ida en las costas del Caribe cercanas a la región centroamericana. La precipitación de lluvias registradas en un día fueron de 335 milímetros, lo cual representa la precipitación de agua que cae en un mes. Dicha precipitación de agua se saturó en el suelo, provocando derrumbes, aluviones de lodo y piedra , desbordamientos de ríos; afectando las poblaciones que habitan en zonas de bajo relieve topográfico.

En respuesta a los estragos causados por el fenómeno climatológico, el gobierno de Mauricio Funes, decretó estado de Emergencia Nacional. Mientras tanto la Asamblea Legislativa ha aprobado el uso de 150 millones de dólares para enfrentar la crítica situación que en estos momentos viven miles de salvadoreños y salvadoreñas que han sido afectados por el desastre.

El Salvador enfrenta la amenaza de brotes e incremento de enfermedades que se podrían generar después del estancamiento de las aguas en las zonas inundadas, para lo cual las autoridades sanitarias han reforzado controles en los 129 albergues habilitados para atender las familias afectadas por las lluvias.
Los últimos reportes señalan la muerte de 10 personas contagiadas por el dengue, cinco mil 210 enfermos con dengue clásico, 83 con el dengue tipo hemorrágico. Se reporta además la muerte de 25 personas y 803 casos confirmados de gripe AH1N1.

Las autoridades encargadas de enfrentar la crisis han comenzado a distribuir las toneladas de ayuda donada por varios países, entre ellos Cuba, Venezuela, Nicaragua, Japón, como también por los la comunidad Europea.

vias bloqueadasEl gobierno de Venezuela, ha enviado 17 y media toneladas de insumos, entre ellos alimentos y herramientas. El embajador venezolano en El Salvador, Wladimir Ruiz, precisó que de la ayuda enviada por su país, 12 toneladas y media fueron de alimentos básicos, leche, azúcar, arroz, granos entre otras, el resto corresponde a medicinas y herramientas de trabajo.

A pesar de la ayuda que se ha recibido hasta ahora, está no es suficiente para cubrir las necesidades de los mas de 14 mil damnificados; por lo cuales las diferentes instituciones han hecho un llamado a la población y empresas altruistas, para colaborar con la donación de alimentos, ropa, calzado, colchonetas, agua potable, artículos de higiene personal y otros artículos de primera necesidad; para lo cual se han habilitado centros de acopio para recibir la ayuda, las cuales se encuentran en el Ministerio de Gobernación (Centro de Gobierno ), el parqueo del edificio “Benito Juárez” de la Universidad Tecnológica en la calle Gerardo Barrios.

Por su parte la Iglesia Luterana ha habilitado un centro de Acopio en su sede central situada en la Calle 5 de Noviembre, No. 242, San Salvador.

El gobierno de Estados Unidos ha destinado 300 mil dólares a El Salvador. Alberto Rodríguez, agregado de prensa de la Embajada de los Estados Unidos, ha confirmado la llegada de un avión con ayuda consistente en víveres, tiendas de campaña y recursos humanitarios. El agregado de Prensa, confirmó además la llegada de una flotilla de cinco helicópteros estadounidenses, que se encontraban estacionados en Honduras. Dichos helicópteros han comenzado a utilizarse para la repartición de la ayuda en las comunidades y municipios que se encuentran aisladas a causa de los derrumbes e inundaciones.

Labores de limpieza y rescateDe acuerdo al censo de la Cruz Roja Salvadoreña, más de 500 familias no tienen acceso a calles, alimentación, agua potable y menos a medicamentos. El presidente de la Cruz Roja salvadoreña, Benjamín Ruiz, manifestó a la prensa que las zonas vulneradas son las que se encuentran ubicadas en las cercanías del Lago Ilopango, Apulo, Santiago Texacuangos, Zacatecoluca, Paraíso de Osorio, San Miguel Tepezontes y San Emigdio.

Según el censo dado a conocer por la Cruz Roja, se reveló que 1,835 casas se encuentran parcialmente dañadas, 209 totalmente inhabitables, hecho por el cual, muchas de las familias que se encuentran desplazadas en los albergues temporales no tienen viviendas donde regresar.
Cientos de salvadoreños y salvadoreñas se han unido a las labores de limpieza, trabajando para limpiar los escombros, lodo y materiales inservibles que han quedado en algunas calles de los barrios. Decenas de familias se han dado a la tarea de rescatar los pocos bienes materiales de sus hogares inundados por el lodo.

Mientras tanto la Defensoría del Consumidor (CD) se encuentra efectuando monitoreos en los municipios mas afectados por la lluvias, realizando una constante vigilancia en sus jornadas de verificación de precios y abastecimiento de productos, para evitar que existan alteraciones y especulación de precios de artículos de primera necesidad. El Presidente de la defensoria del consumidor, Armando Flores, declaró el día jueves, que no se han detectado alteraciones ni especulación de precios, pero si un incremento en la demanda en el consumo de agua embotellada y embolsada. El sondeo fue realizado el día miércoles a 180 supermercados, mercados y tiendas mayoristas en 27 municipios de los departamentos de San Salvador, La Libertad,  Cuscatlán, La Paz, Santa Ana, Ahuachapán, Sonsonate, San Miguel.

Armando Flores señaló que existe una “atenta, activa y vigilante” movilización del personal, para constatar lo que ocurre en el mercado, y, recordó a los proveedores que de acuerdo con el artículo 18 de la Ley de Protección al consumidor, está prohibida, la utilización de cualquier maniobra o artificio para la consecución de alza de precios o acaparamiento de alimentos o artículos de primera necesidad, durante la situación de Emergencia Nacional. El Acaparamiento y la venta a precios superiores, en Momentos de Emergencia Nacional, serán sancionados con prisión de tres a cinco años. La Defensoria del Consumidor (CD) ha extendido hasta las 7 de la noche al teléfono 910, el cual atenderá cualquier denuncia.

El presidente Mauricio Funes se reunirá con el presidente de la Corte de Cuentas de la República, Hernán Contreras, para entregarle un pedido escrito para que se audite y controle cada uno de los movimientos que haga el gobierno en cuanto a la distribución y entrega de la ayuda a los damnificados. “Quiero para el caso, que los procesos de recepción de ayuda humanitaria nacional e internacional, así como su distribución sean tan eficientes, como transparentes, les he pedido también a los líderes políticos del país, que nos ayuden en la tarea de atención a las víctimas y damnificados por el desastre que vivimos el fin de semana último".

Victimas de lluvias torrencialesAsí mismo, el Presidente Funes ha hecho un llamamiento a los representantes de los diferentes partidos políticos a no aprovechar la situación de emergencia que ahora enfrenta el país para llevar a cabo campañas partidistas. Por lo que les ha dicho, que la mejor manera de colaborar es evitar el uso partidista y clientelista de la ayuda humanitaria”. Lamentablemente y lastimosamente, no todos los políticos poseen un nivel ético en momentos de extrema gravedad. El actual alcalde de San Salvador, Norman Quijano, en complicidad con varios medios de comunicación, han llevado a cabo actos proselitistas del partido, sin reparo al respeto del dolor ajeno que ahora sufre la ciudadanía, explotando los momentos de Emergencia y calamidad nacional.

Por el momento, la población salvadoreña se abraza para lograr superar estos momentos difíciles que amenaza la vida de la población mas vulnerable en la que se encuentran, niños, mujeres, ancianos, familias con bajos recursos que por decenios, han sido condenadas habitar en frágiles viviendas.

Ancianos de 70 a 80 años tratan de sobrevivir en medio de los escombros, buscando quien ayude a encontrar a sus seres queridos. Las escenas de esta tragedia nos reclaman y debemos responder a las tareas de colaboración sumándonos  a los comités que se hayan organizado en los barrios para contribuir a las tareas de rescate, recolección de ropa, víveres.

Que no exista soledad; respondamos al llamado de nuestros hermanos salvadoreños que hoy nos necesitan; solo unidos podremos reponernos ante esta tragedia que enluta a la familia salvadoreña.

       
        Artículos Relacionados:





Chichicaste. El Salvador














Tags: El Salvador, Huracán Ida, Tormentas Tropicales, Poblaciones vulneradas

Publicado por el_chichicaste @ 9:10  | Realidades
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Lunes, 16 de noviembre de 2009 | 4:09
han comenzado los trabajos de mitigacion me alegra que la gente se involucre para colaborar ayudando a sus paisanos.