Martes, 15 de diciembre de 2009
saltamontesConfieso que antes de escribir acerca de mejorar la dieta alimenticia, agregando en nuestra mesa el consumo de insectos; no sé como será recibido por los lectores, sobretodo los salvadoreños de nuestra época que nunca los han comido. Algunos pensaran que posiblemente estoy loco o lo tomen como una broma, nada tan lejos de la seriedad. Deseo que refinen sus sentidos y consideren estas ideas razonablemente, antes de cerrar el párrafo que les pudiera causar alguna sensación desagradable, ya que no es usual escribir sobre la entomofabia intentaré no ser tan gráfico, pero si lo hago mantenga la calma y lo invito supere sus prejuicios y lea estas propuestas y razones con mente abierta; si el escrito despierta o no sus pasiones y el hambre, no busque demasiado la condición es simplemente mental.
Probablemente los indigenarios de la región, si poseían en su dieta el consumo de insectos. Hoy día hay una carestía debido a los altos precios de los productos de canasta básica, y he estado leyendo con tristeza que la gente se encuentra levantando granos básicos del suelo para llevar algo de comer a su cocina, y que hay un nivel muy alto de desnutrición en la niñez salvadoreña, me dispongo a contribuir algunas soluciones para mejorar la dieta alimenticia. 

La primera vez que me anime a probar un bocadillo diferente fue en un viaje hecho a Guatemala. Fueron los conocidos “zompopos de mayo”. Me pareció desagradable al inicio, el solo considerar comerme uno de estas hormigas voladoras que aparecen cada cierto tiempo invadiendo los cielos centroamericanos para crear alfombras de insectos, los cuales deambulan temporalmente por las calles de varias ciudades de El Salvador. Conocía a los zompopos de mayo, ya que con los compañeros de escuela solíamos atrapar los mas grandes y animados para lanzarlos a un ring mientras se les incitaba a la pelea. Algunas veces observábamos de cerca como los zompopos mas fuertes arrancaban las patitas y algunas veces hasta las cabezas de sus contrincantes. Nunca se me ocurrió la idea de tener uno en mi paladar para saborearlo, y fue hasta fechas posteriores que el asco que pudiera producir el comerme un insecto no se reprodujo.  Todo está en nuestra concepción del mundo, en realidad hay cosas mucho mas desagradables, tal como las guerras y los genocidios que actualmente se cometen contra otros pueblos, la muerte, los asesinatos, torturas, los niveles de corrupción y muchas asuntos de la política, todo esos desagradables asuntos fuera de la superación humana produce que algunos se coloquen un escudo mental alrededor de sus conciencias para proteger sus emotividades al grado de convertirse en seres insensibles ante estos actos inhumanos. y viven la vida normalmente, manejando sus automóviles alrededor de la crisis de lo que se considera la realidad. Un párrafo dedicado a la reflexión, para reconocer nuestros niveles de conciencia y desinterés por la dignidad humana. Comparado con estos hechos, considerar comer insectos no es una idea tan descabellada.

El solo hecho de que algunos y algunas personas acepten ideas disparatadas tales como la vender la soberania alimentaria, convirtiendo los alimentos en combustibles, para alimentar los tanques de gasolina, porque no entonces poner en práctica otras opciones. Es tiempo de comenzar a considerar las alternativas alimenticias que provean una respuesta ante la falta de alimentos que ahora existe. Si hemos modificado nuestra dieta por casos extremos y solo nos alimentamos de frijoles, arroz, tortilla y otros vegetales ya que el pollo y la carne de res son un lujo en El Salvador, es bueno comenzar a buscar las opciones que nos provean de proteínas, minerales y vitaminas necesarias para mantenernos fuertes. Esto no significa de ninguna manera que no se luche por mejorar las condiciones sociales o laborales, no segiur luchando por incremento de salarios o luchas en contra de los mercaderes que juegan con el hambre del pueblo, esto significa que mientras busque lograr estas conquistas busquemos en el camino mas alternativas para los problemas que enfrentamos.

Cualquiera que llegue a El Salvador y desconozca sobre la dieta salvadoreña podría causar repugnancia, sobretodo lo de la falta de comida. Comer garrobo no es considerado por otras culturas como algo agradable; para nosotros es aceptable. El caldo de garrobo, un caldo verde que se produce de la carne de garrobo es considerado por la población salvadoreña como uno de los mejores platillos, aunque hoy día no se encuentra al alcance de muchos, ya que la población de garrobo esta en peligro de extinsiión. Debido a que unos empresarios comenzaron a comercializar e importar la venta de la carne de garrobo hacia los Estados Unidos para suplir la demanda de los salvadoreños que viven en los alrededores de los Ángeles, ha tenido un impacto ecológico en el crecimiento de la especie.

Muchas veces no sabemos la procedencia de la carne. Los que pensaban que consumieron "carne" con tortilla, recordaran la frase: "seño deme carne de perro", se rumoraba que no era carne de res si no de algun perro "aguacatero." Da lo mismo los japoneses consumen perro, es una comida considerada estrafalaria y sumamente cara en ese país. No se sorprenda si le digo que si ha comido un rostizado en el centro, se haya alimentado del mejor amigo del hombre, el perro.

¿Y que tiene esto que ver con el consumo de insectos?

Si consideramos que hay insectos terrestres y acuáticos,  podríamos analizar este asunto con mayor detenimiento, quizás me contradiga en el principio al indicar que los salvadoreños y salvadoreñas si han comido insectos aunque no se hayan enterado. Los chacalines podría considerarse como una especie de insectos acuáticos, es común la practica de comerlos, algunos hasta se comen las patitas. Digamos que son una especie de cucarachas que viven en ambientes submarinos.

Si. Ya usted se sentirá convencido o al menos se percatará que estoy tratando de disuadirlo, romper los prejuicios  que hay alrededor del consumo de alimentos que pudieran producir rechazo. Cierre sus ojos y comience a cavilar alrededor de la idea, se dará cuenta que no es tan desagradable.  De manera indirecta el ser humano consume en su dieta insectos no digamos piedras. El consumo de la proteína a través de comer pollo se puede considerar como una manera en la que nosotros tenemos una relación muy fuerte con alguna oruga.

¡Llevamos hormigas en la sangre!

Nuestro ADN posee alguna que otra patita de cucaracha, y a veces nos comportamos como las sanganas cigarras y si el ser humano es capaz de hurgar por comida en los basureros no hay diferencia alguna con las moscas, quien sabe si nuestra tendencia a proteger la sangre provenga de algún parentesco con los zancudos.

¿Alguna vez ha visto de cerca a los cangrejos?

Poseen sus miembros llenos de vellos y sus ojos atravesados no son el ejemplo de belleza, pero los comemos, esto es para aquellas personas que tengan algún respingo ante la presentación de la comida.

Entre mas verde sea el insecto mas nutritivo será como alimento.

El comer insectos no es nada novedoso, los antiguos habitantes de la Grecia antigua y los romanos poseían conocimientos muy profundos acerca de los insectos, existen referencias históricas que indican que entre sus banquetes se encontraban las langostas, las larvas de escarabajos y una especie mediterránea muy parecida al grillo que denominan cigarra. Estos hábitos alimenticios se han perdido en Europa, sin embargo en otras culturas comer larvas ha formado parte de la alimentación, las personas que los consumen nos dicen que son verdaderas delicias y estudios científicos indican que el consumo de insectos es muy saludable, mucho mas saludable que la comida enlatada. Algunos de los insectos contienen un nivel muy alto de proteínas, los grillos contienen 50% de proteínas mientras la carne de res solo un 20%. Por supuesto que la preparación de platillos de insectos requiere algún grado de conocimientos. Y sin embargo los aborígenes de Australia consumen las larvas de las mariposas cuando estas aun se encuentran vivas. En México se suele colocar una oruga dentro de la botella de tequila para hacerle compañía a esa bebida, la famosa “boquita” no solo es deliciosa si no también nutritiva.

Los insectos los podrá encontrar en cualquier lugar, no han sido comercializados y debido a la tala indiscriminada de los bosques en El Salvador, muchas de las aves que suelen controlar el crecimiento de la población de insectos se ha reducido, por lo que hay ahora una gran cantidad de proteínas sobrevolando el ambiente; la invasión de los insectos que provienen de las áreas semi rurales no tienen quien se las coma, esta invasión hay que resolverla inteligentemente con los dientes.

Y para darles el ejemplo, esta noche me dispongo a preparar un plato de insectos, como todo un buen “chef” al mando de la cocina prepararé unos grillos en salsa, si encuentro algunas hormigas en la calle recogeré algunas para acompañar la ensalada de patitas, las tarántulas son un poco mas difíciles de conseguir veré si las encuentro en algún rincón.

A la cena romántica invitaré a la mujer, quién se deleitará de estos deliciosos alimentos, las patitas de los grillos pueden servir hasta de palillos de dientes, una vez tostados en la cacerola se sirven si se desea con algún licuado de verduras.

¡Un verdadero banquete!  acompañado con candelas porque el recibo de la luz se incremento este año, pero la solución de las candelas en la mesa es muy importante agrega ese halo de romanticismo a la buena compañía femenina.

“Grillos crujientes al dente” un platillo con una receta original muy deliciosa, que conquistará el corazón de la mujer.

¿Ven lo que hacen los hombres por el amor de la mujer?

Esto de alimentarse bien, es todo por amor. Tan pronto como pueda les escribo algunas recetas nutritivas y la manera de preparación de insectos, quizás ustedes puedan conquistar el corazón de ellas a través de sus estómagos

Los dejo acabo de ver un saltamontes rondando en la escena.

Chichicaste. El Salvador

Tags: entomofabia, alimentación, nutrición, insectos

Publicado por Alfarero. @ 6:27  | Ecolog?a
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Cronicas
Martes, 15 de diciembre de 2009 | 13:54
Estimado cibernauta, le invitamos a visitar Cr?nicas de El Salvador en http://cronicasdeelsalvador.net/blog1/
en donde encontrar? informaci?n del pa?s. Tambi?n lo invitamos a enviar sus sugerencias, colaboraciones, avisos de actividades. Ser? un placer colaborar con usted y las instituciones que representa.

Editores Las Cr?nicas
Publicado por Invitado
Martes, 15 de diciembre de 2009 | 14:33
Hey Mira bos fijate q aqui en el trabajo en Los unais hay un beego de ratas a como crees q las compraran alli si las exportamos son gringas deven de tener Alvin valor si te sabes alguna resseta mandamela ois... Buen articulohacer pedazos
Publicado por Invitado
Martes, 27 de abril de 2010 | 20:56
Me encanta la idea de comer zompopos lo intentare eso que no lo intentado y soy Guatemalteco conocia los zompopos de mayo siempre penza que seria asqueroso y que talvez me pondria RollEyes