Martes, 05 de enero de 2010
Buque esperando en puerto de AcajutlaEl Presidente Funes enfrenta primeros retos en el ámbito laboral. He aquí la realidad de lo que sucede en Acajutla. Trabajadores se niegan a trabajar en Puerto de Acajutla. Aducen incumplimiento de acuerdos. La población de Acajutla se ha volcado en apoyo a los trabajadoreshuelguistas. Alimentos y apoyo llegan espontánea y permanentemente. La solidaridad de la población es el reflejo que las condiciones de trabajo por las cuales lucha el sindicato, son de interés de toda la comunidad.

Por Reyzope


Desde el día 24 de diciembre, los trabajadores afiliados al Sindicato de Trabajadores de la Industria Portuaria STIPES, se han mantenido en una medida de protesta que ha incluido la negativa a presentarse a trabajar en el puerto de Acajutla, así como una concentración que entre el 24 y el 31 de diciembre se desarrolló frente a los portones 4 y 5 del Puerto. En horas de la madrugada del 31 de diciembre, un pelotón de la policía antidisturbios, desalojó, manu militari, la protesta. Los sindicalistas se mantienen concentrados en las inmediaciones y reafirman su decisión de no descargar los barcos que llegan a la terminal portuaria. El pasado 3 de enero, un barco se retiró ante la falta de fuerza de trabajo dispuesta a laborar. A todas luces, parece una huelga de hecho.

El principal puerto del país, Acajutla, fue prácticamente privatizado en 2002, luego de que el gobierno conservador arenero de ese entonces despidiera de la empresa CEPAL ¹ a miles de trabajadores, interviniera militarmente el puerto, cancelara el contrato colectivo de trabajo y entregara las operaciones a varias empresas privadas conocidas como “Operadoras Portuarias”.

Los trabajadores que habían laborado por décadas bajo condiciones reguladas, pasaron a ser sub contratados, con salarios bajos y ocasionales, sujetos a los caprichos y discresionalidad de las operadoras, y sin ninguna prestación más que su salario a destajo. La crisis en el mercado interno de la comunidad de Acajutla no se hizo esperar y el comercio fue lo más afectado. Poco a poco, los accidentes de trabajo se fueron sucediendo cada vez con mayor gravedad y frecuencia sin que las operadoras asumieran apropiadamente sus responsabilidades laborales. Con el paso de los años, las operadoras se fueron convirtiendo en un referente desdeñable para la comunidad de Acajutla.

En diciembre de 2004, el sindicato STIPES se fundó como un nuevo sindicato de trabajadores, la mayoría de estos son subcontratados por las operadoras. Este esfuerzo trajo consigo una serie de despidos por parte de la patronal, así como la represión de parte de las operadoras, la CEPA y el gobierno. Sin embargo, con la llegada del nuevo gobierno de Mauricio Funes, en junio 2009, se abrió un halo de esperanza.

En una entrevista realizada a Gregorio Elías Vanegas, secretario general de STIPES, en septiembre de 2009, este evaluaba como positivas las gestiones del nuevo gobierno y señalaba que habían empezado el diálogo con la empresa CEPA para formar una comisión de trabajo de alto nivel, en la cual estaba participando el sindicato, en representación de los trabajadores, así como el secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Franzi (Hato) Hasbún y el presidente de CEPA, Guillermo López Suárez.

Apoyo de la población a los huelguistasLa labor de esta comisión fue revisar si las operadoras están cumpliendo con todas las obligaciones de la ley, así como elaborar una propuesta conjunta para el funcionamiento del puerto, que contemple la seguridad, la estabilidad laboral, el diálogo y la negociación permanentes y, por supuesto, solventar el caso de varios trabajadores accidentados y fallecidos en varios accidentes de trabajo ocurridos en los últimos años.

Esta comisión, entre septiembre y diciembre, realizó más de 20 reuniones en las cuales, el STIPES afirma, se acordó que a partir del 1 de enero de 2010, la labor de las operadoras sería retomada por CEPA, que al menos 450 trabajadores serían contratados directamente por la empresa estatal (incluyendo la junta directiva del sindicato) y que el sindicato funcionaría como la “bolsa de trabajo”, una modalidad bastante frecuente en puertos de todo el mundo.

Sin embargo, entre el 11 y el 23 de diciembre de 2009, se dió un lapso en el proceso de dialogo que hasta ese momento había avanzado bastante bien. Luego de ese período, la empresa CEPA dio marcha atrás con los acuerdos y notificó que tres de las operadoras privadas -Inporsa, Opsal y Servigran- seguirían funcionando como de costumbre, pero que se le agregaría una cláusula al contrato con CEPA en el que estas se comprometerían a respetar los derechos laborales. Sin embargo, estas empresas operadoras son precisamente de las más repudiadas por la comunidad de Acajutla, por sus abusos laborales y amenazas. Ahora los trabajadores reclaman el normal cumplimiento a lo acordado hasta antes del 11 de diciembre, dado que adjudican este cambio de posición de la presidencia de CEPA, a presiones de los grupos económicos, propietarios de las empresas operadoras. Expresan que Mauricio Funes "ha dado su brazo a torcer" con los poderes económicos.

Así las cosas, desde el 24 de diciembre, los trabajadores han hecho uso de su mejor recurso de presión: la negativa de ir al trabajo bajo condiciones que les son desfavorables. El apoyo de la población a la acción de protesta ha sido espontaneo, solidario y decidido. El día 31 de diciembre, en la víspera del año nuevo, a eso de las 4 de la madrugada, un pelotón policial de la Unidad de Mantenimiento del Orden, desalojó a los sindicalistas y a la gente que los apoya de los portones del Puerto. Los trabajadores evitaron cualquier provocación que desembocara en enfrentamientos y se retiraron a unos doscientos  metros de los portones, pero para continuar con la protesta.

Aunque las autoridades de CEPA han manifestado que las actividades del puerto "continúan con normalidad", una breve visita al terreno indica lo contrario. De hecho, diputados del FMLN y miembros de Alba Petróleos (empresa de capital mixto que distribuye combustible venezolano) han realizado varias gestiones para tratar de persuadir a los sindicalistas de su acción de protesta y para pedir su apoyo para descargar los buques tanqueros. Los trabajadores han respondido con la solicitud de reciprocidad para estos diputados efemelenistas interpongan sus buenos oficios ante el presidente de CEPA y ante el mismo presidente Mauricio Funes.

Diputados del FMLN pidiendo a los trabajadores descarguen los barcosDe hecho, los sindicalistas están distribuyendo copias de un video en el que recogen declaraciones durante la campaña electoral, del actual presidente Mauricio Funes. En ellas Funes se comprometió a hacer de Acajutla uno de los mejores puertos de Centroamerica, dando beneficios a los trabajadores y luchando contra la corrupción, la cual, según los sindicalistas, proviene básicamente de los negocios irresponsables y codiciosos que realizan actualmente las operadoras privadas. Según ellos, CEPA ha dado marcha atrás a lo acordado, luego de presiones del sector privado -ANEP-.

Por su parte, la Asociación Nacional de la Empresa Privada, ANEP, ha estado presionando a Funes para que este tome acciones más fuertes contra los sindicalistas. Su director ejecutivo, Raúl Melara, en declaraciones a un matutino manifestó: “El hecho de que un grupo de personas se esté tomando las instalaciones de Acajutla, definitivamente debe obligar al gobierno a tomar sólidas acciones en la manor brevedad posible”.

En términos generales, el desafío para el gobierno de Mauricio Funes es muy importante y simbólico. La manera como Funes resuelva este conflicto, indicará si está dispuesto a distanciarse de la corrupción del anterior gobierno, que subcontrataba innecesariamente a grupos privados afines; o si mantendrá una política de aceptación de los consejos de la ANEP y de confrontación y represión hacia el movimiento sindical, que hasta el momento  ha definido su gobierno como un "gobierno amigo”.

Mientras tanto, el ánimo de lucha de la comunidad de Acajutla y de los sindicalistas de STIPES parece ir en aumento, a pesar de las amenazas de represión policial, pero con la esperanza de poder mejorar en el corto plazo, las condiciones de vida y trabajo que, al menos desde 2002, empeoraron con la llegada de las operadoras privadas, conformadas de capital nacional y extranjero.

[1] Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma, CEPA es una Empresa Estatal Autónoma que administra los puertos y aeropuertos.

Tomado de El Trompudo



Chichicaste. El Salvador










Tags: El Salvador, Acajutla, Lucha Sindical, Huelga, Puerto de Acajutla

Publicado por el_chichicaste @ 11:00  | Realidades
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Martes, 05 de enero de 2010 | 14:50
S?lo una pregunta: Porqu? los miembros del sindicato no hicieron esta clase de huelga durante el gobierno de arena?????
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 06 de enero de 2010 | 8:17
Funes es esclavo de sus promesas y sus palabras asi de simple

pero como hoy esta endiosado con que es el "presidente mas popular de latinoamerica" le vale todo lo que prometio y todo lo que dijo

cuidado se?or Funes, vea lo mismo le paso a Tony Saca quien con tanta mieleria de analistas y tanta encuesta se mareo en un ladrillo y vea donde y como esta hoy
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 08 de febrero de 2012 | 21:05

mi pregunta es como personas in norantes pueden ponerse a criticar una administracion que solo lleba unos 2 años cuando ARENA tubo 20 años y nadie dijo nada que hay de los desastres que an arrastrado al pais con la que se tiene que lidiar la enorme deuda que la nueva administracion eredo y que hay de todo lo que se a hecho el bulebar que llebaba quien sabe cuantos años tirado por un gran arrastre de corruccion ademas de todas las obras que se estan haciendo quien solo se de dica acriticar sin ver eso es por que es un in norante de ver que que funes solo lleba dos años y medio pero que hay con los 20 años anteriores ??????????????????????????????????????????????????????

Son 20 años de ipocresia.

Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 08 de febrero de 2012 | 21:06

mi pregunta es como personas in norantes pueden ponerse a criticar una administracion que solo lleba unos 2 años cuando ARENA tubo 20 años y nadie dijo nada que hay de los desastres que an arrastrado al pais con la que se tiene que lidiar la enorme deuda que la nueva administracion eredo y que hay de todo lo que se a hecho el bulebar que llebaba quien sabe cuantos años tirado por un gran arrastre de corruccion ademas de todas las obras que se estan haciendo quien solo se de dica acriticar sin ver eso es por que es un in norante de ver que que funes solo lleba dos años y medio pero que hay con los 20 años anteriores ??????????????????????????????????????????????????????

Son 20 años de ipocresia.