Viernes, 19 de febrero de 2010
Lluvias amenazan aumentar tragedia haitianaLa llegada de la época de lluvias en el Caribe, amenaza con aumentar los problemas que al momento enfrenta la población haitíana. Los fuertes aguaceros alimentan la angustia de los 1,2 millones de habitantes de Puerto Principe, quienes claman por ayuda humanitaria, suministro de carpas para protegerse ante el inicio de la temporada de precipitaciones: Necesitamos letrinas, carpas, telas de plástico para que la gente se pueda cubrir", es el llamado de las organizaciones humanitarias que cumplen labores en la nación afectada.

Los sobrevivientes al terremoto que causó más de 217 mil muertos en Haití temen por sus vidas, pues el país se considera vulnerable ante el paso de huracanes, inundaciones y otros desastres naturales que, con la inminente llegada de las lluvias, pudiesen presentarse. ''Necesitamos letrinas, carpas, telas de plástico para que la gente se pueda cubrir", es el llamado de las organizaciones humanitarias que cumplen labores en la nación afectada.

El fuerte aguacero que cayó por más de tres horas este jueves en Haití alimentó la angustia en los 1,2 millones de habitantes de Puerto Príncipe, que viven en refugios o en las calles tras el terremoto del pasado 12 de enero. Claman por ayuda humanitaria y el suministro de carpas antes del inicio de la temporada de precipitaciones.

"Vivimos aquí y nos mojamos desde las dos de la mañana. No tenemos nada. Todos aquí nos mojamos. No hemos recibido ninguna ayuda. No tenemos nada para parar la lluvia. Todo el mundo está de pie",  relató el pintor haitiano, Sergo Michel, en un reporte del enviado especial de teleSUR a Haití, Reed Lindsay.

Lindsay describió, desde la Plaza Central de Puerto Príncipe, que los haitianos, "se acuestan sobre el monumento al héroe de la Revolución, Toussaint Louverturec, con vista a su Palacio Nacional destruido" por el terremoto.

"Los que tienen suerte duermen en carpas o bajo lonas. Otras personas están a la deriva", agregó.


El refugiado Domond Hubert, expresó ante las cámaras de teleSUR que "si llega la lluvia voy a resignarme, a quedarme aquí para que Dios me ayude porque nadie nos ayuda".

Y es que cuando ya han transcurrido cinco semanas desde el potente terremoto de 7,3 en la escala de Richter, cientos de personas  siguen durmiendo bajo las sábanas y muchos de ellos están heridos, detalló Lindsay.

En el año 2008, cuatro tormentas y huracanes dejaron más de 800 muertos y unos mil damnificados en Haití.

En tanto, los meteorólogos han advertido que existen probabilidades de que uno o varios huracanes importantes afecten a la nación caribeña este año.

El jefe interino de la Misión de estabilización de la Organización de las Naciones Unidas en Haití (Minustah), Edmond Mulet, alertó que se necesitan letrinas, carpas y telas de plástico para los habitantes, pues "las lluvias llegan ya y creo que no vamos a poder proteger a todas esas personas a tiempo".


Fuente: TeleSur



Chichicaste. El Salvador










Tags: Haití, Tragedia haitiana, Llueve Haití, Lluvias amenazan

Comentarios