Viernes, 22 de octubre de 2010

Arde ParisParis se ve?a en la madrugada como desde mayo del 68 no se ve?a tan hermosa, trajeada de ira de pueblo, de gente en la calle, de revoluci?n francesa. Paris se quema, se quema Paris. Comienza a rodar el engranaje del tiempo de la historia, comienza la revuelta. El Primer Mundo vive en carne propia el desempleo, la explotaci?n inhumana, la desesperaci?n de los imperios econ?micos decididos a todo antes de rendirse y caer derrotados.


Por Ra?l Bracho.

Grecia quema sus naves y se lanza a las calles, el Estado espa?ol se detiene, los gitanos de nuevo son echados, los parados aumentan, la edad de jubilarse se sube a m?s a?os de explotaci?n, el hambre toca la puerta casa por casa, los inquilinos no pueden pagar la renta, Alemania lanza voces de racismo, Europa tiembla como anta?o con los tambores de la historia.

Paris de nuevo revuelve los adoquines de sus calles para tornarse en la capital de las barricadas.

Kaosenlared es acusada de fomentar la violencia, Fidel de Nostradamus moderno, el imperio del capital se tambalea y las calles de la Europa milenaria se llenan de gases lacrim?genos, las vidrieras de la hermosa sociedad de consumo reciben la histeria de cien piedras. Y se nos llama violentos cuando es por lo nuestro que reclamamos y luchamos, se nos llama violentos cuando nos oponemos al imperio de las bombas y las balas.

A veces no nos queremos dar cuenta de las cosas, la historia tiene que te?irnos de nuestra propia sangre para saber que estamos en guerra, en tiempos de cambio, en crisis que se nos hace hambre, rabia, sed de justicia reclamada.

Los ricos, los amos del poder, de la gran maquinaria de la guerra dibujan estrategias. Pero los mapas no son el territorio, all?, en cada esquina, en cada garganta, est? naciendo la revuelta universal que terminar? tarde o temprano abriendo la pesada puerta del futuro. El primer mundo, que hasta hace poco era una postal tur?stica, un acomodado estante de injusticias equilibradas, donde se escond?a al pobre con el traje de marca, donde se escond?a el hambre con los men? de lujosos restaurantes de Champs Elissees, ese primer mundo se viste de tercero, espeja aquellas luchas que solo se ve?an en la tele, por aquellos lejanos pa?ses subdesarrollados.

Paris se ve?a en la madrugada como desde mayo del 68 no se ve?a tan hermosa, trajeada de ira de pueblo, de gente en la calle, de revoluci?n francesa. Paris se quema, se quema Paris. Comienza a rodar el engranaje del tiempo de la historia, comienza la revuelta. Empiezan las voces del fascismo a culpar a los musulmanes, como siempre, a los chinos que no quieren devaluar su moneda, al castrocomunismo encarnizado de Hugo Ch?vez; pero todos los humanos que andamos por estas calles sabemos que es lo que estamos viviendo: los tiempos, los tiempos est?n cambiando.

El Primer Mundo vive en carne propia el desempleo, la explotaci?n inhumana, la desesperaci?n de los imperios econ?micos decididos a todo antes de rendirse y caer derrotados, eso pasa, eso se ve en las fotos que le dan vueltas a nuestras pantallas en la web, eso se ve desde los balcones de Saint Germain, la poes?a del hombre luchando por su dignidad, la revoluci?n que aturde en un grito visceral de justicia, est? llenando el aire de presagios.

Las voces del kaiser tratar?n de hacernos odiar unos a otros. No es de religiones o de color de piel, es otra la raz?n de todo esto: es dinero, es esa palabra maldita que se escribe plusval?a, el valor de lo que nos roban por costumbre, la explotaci?n del hombre por el hombre, eso es lo que arde en las calles de Barcelona y de Madrid, de las costas griegas y de nuestro Paris encendido nuevamente en la lucha libertaria.

Cada d?a esta historia unir? m?s a todos los pueblos, no somos tan distintos, en todas partes el explotador explota al obrero, ahora est? m?s desnuda la m?s triste de las verdades, el dinero vil en las manos ego?stas de los due?os del poder y del imperio, sale a matar, a acallar, a tratar de seguir viviendo d?as m?s despu?s de su fecha de muerte. Paris se quema, se quema Paris, de nuevo un mundo tiene que morir y otro mundo nacer? al final de esta revuelta.

Por la revoluci?n mundial de los pobres y explotados de esta tierra, adelante todos adelante, ?venceremos!

Tomado de Tendencia Revolucionaria

???????? Articulos Relacionados :

?



Chichicaste. El Salvador









Tags: Panorama Internacional, Francia, Huelga General, Sistema de Pensiones

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios