Mi?rcoles, 03 de noviembre de 2010

Referendo sobre ObamaLa votaci?n de hoy es un referendo sobre la presidencia de Barack Obama, quien fuera llevado a su cargo en 2008 por una ola de euforia populista. Para cuando los votos se cuenten en las elecciones de mitad de per?odo de hoy, las tasas de aprobaci?n personal de Obama habr?n ca?do a bajos hist?ricos y ser? universalmente reconocido como el hombre que llev? al Partido Dem?crata a la ruina. Que comience el derrumbe.

Resultados electorales preliminares

Por Mike Whytney
Counterpunch

Los dem?cratas conservan en principio la mayor?a en el senado con 51 esca?os, 46 para los republicanos y ning?n voto para los independientes. En el congreso 150 esca?os para los dem?cratas, 230 para los republicanos, 41 no decididos, los dem?cratas? pierden la mayor?a. Entre las elecciones a gobernador 14 dem?cratas, 9 no decididos, 1 independiente y 26 republicanos. Jerry Brown candidato dem?crata en California parece ganar y la proposici?n para legalizar la marihuana no pasa por una amplia mayor?a. Harry Reid, jefe de la mayor?a en el senado mantiene su esca?o y derrota o la candidata del Tea Bag Party Sharron Angle. Al perder la mayor?a, Nancy Pelosi deja de ser l?der en el congreso y es sustituida por John A. Boehner, nuevo jefe de la mayor?a republicana en el congreso. En resumen: derrota estrepitosa de los dem?cratas en el congreso, victoria p?rrica en el senado y derrota estrepitosa de la mayor?a de los candidatos del Tea Bag Party, incluida Christine O'Donell, la candidata que juraba que no era una bruja.

?Que comience el derrumbe?? Mike Whytney

Barack Obama fue llevado a su cargo en 2008 por una ola de euforia populista. Para cuando los votos se cuenten en las elecciones de mitad de per?odo de hoy, las tasas de aprobaci?n personal de Obama habr?n ca?do a bajos hist?ricos y ser? universalmente reconocido como el hombre que llev? al Partido Dem?crata a la ruina.

Aunque sigue siendo popular entre fieles del partido, el presidente se ha vuelto radioactivo entre los independientes ?el grupo cr?tico de votantes indecisos que han huido en masa del campo de Obama frustrados por su falta de audacia y/o de cambio. Nadie se imagin? que estaban eligiendo a George W. Bush para un tercer per?odo cuando depositaron su voto para el inspirador senador de Illinois hace dos a?os. Pero es lo que recibieron. Decir que sus partidarios est?n desilusionados es una burda subestimaci?n del pesimismo que se ha diseminado como una plaga entre los fieles al partido. La gente se ha hecho m?s y m?s c?nica ya que se da cuenta que ninguno de los partidos ofrece un camino hacia un verdadero cambio estructural. El sistema se ha roto; Obama simplemente ha sacado a la luz la podredumbre del coraz?n de la democracia estadounidense.

En realidad no es s?lo por culpa de Obama. Fue seleccionado por elites que pensaron que pod?an llegar a la Casa Blanca por su parloteo de sonido encumbrado. Y lo lograron tambi?n, pero ah? fue cuando comenzaron a quedar en claro las cosas, mientras se dejaban de lado una promesa electoral tras otra. Obama incluso dio marcha atr?s con respecto a temas que no le habr?an costado gran cosa en t?rminos de capital pol?tico ?como los gays en las fuerzas armadas o que no se cuestionara el intento de California de liberalizar las leyes sobre la marihuana. Temas que habr?an reanimado el apoyo entre su alica?da base liberal. Pero, no. Obama se opuso ferozmente a hacer peque?as concesiones a ?la izquierda profesional?. Como se burl? genialmente Humphrey Bogart: ?Los golpear?n y les gustar?. Hoy descubriremos cu?nto ?les gusta?.

Los votantes tuvieron todas las oportunidades del mundo en 2008 para descubrir la verdadera posici?n de Obama respecto a los problemas, pero prefirieron no hacerlo. Prefirieron ignorar que fue un firme apoyo del cenagal en Afganist?n o que vot? por la Ley Patriota, el rescate TARP y las escuchas sin mandato legal. Y cuando se rindi? a la presi?n de la derecha y lanz? a su amigo y pastor, el reverendo Jeremiah Wright, al bordillo de la acera, sus devotos miraron para otro lado. ?La personalidad no importa?, pensaron. ?Lo que importa es la esperanza?.

Desde que ocupa el cargo, Obama ha aprobado la pol?tica de asesinar sin el debido proceso a ciudadanos estadounidenses sospechosos de terrorismo, ha autorizado operaciones de inteligencia/contrainsurgencia en pa?ses extranjeros, ha rechazado solicitudes de habeas corpus para presuntos terroristas y se ha negado a honrar su promesa de cerrar el gulag estadounidense en la Bah?a de Guant?namo. Hizo todos los acomodos imaginables a las compa??as de la gran finanza, del gran petr?leo y farmac?uticas ?hasta permitir que lo utilizaran como ilustraci?n en una serie de fotos sobre una playa en Luisiana durante el derrame de petr?leo del Golfo para transmitir la impresi?n de un jefe del ejecutivo que ?siente el dolor? de la gente del lugar, cuyas vidas han sido destruidas por la negligencia criminal del contaminador en serie BP. Ha hecho todo lo posible para aplacar a la minor?a del Partido Republicano en el Congreso mientras apoyaba el punto de vista favorable al recorte del d?ficit y belicista de la derecha dura.

Se podr?a argumentar que los dem?cratas corporativos que llenan la actual administraci?n son m?s competentes que los chapuceros del equipo de Bush. Pero aunque sea verdad que Clinton, Holbrooke y Gates son m?s discretos e imaginativos que Wolfowitz, Cheney y Rumsfeld, la gente no vot? por ellos. Quer?a cambio y no lo consigui?. Lo que consigui? fue un personal de gesti?n imperial m?s h?bil. Nada m?s. De modo que ahora los senadores, congresistas y gobernadores dem?cratas enfrentan la perspectiva de una oleada republicana, seguida por dos a?os de impasse pol?tico durante el cual el desempleo aumentar? a un 11%, la extrema pobreza subir? a niveles no vistos desde el Siglo XIX, m?s de un gobierno estatal se declarar? en bancarrota y el rechazo republicano de una segunda vuelta de est?mulo fiscal lanzar? a la econom?a de vuelta a la recesi?n. Al mismo tiempo la erosi?n de las libertades civiles, los rescates, las intervenciones clandestinas en el extranjero, el alarmismo, la tortura, y las guerras continuar?n al mismo ritmo.

La votaci?n de hoy es un referendo sobre la presidencia de Obama. Que comience el derrumbe.

Tomado de Counterpounch



Chichicaste. El Salvador








Tags: Panorama Internacional, USA, Elecciones en USA

Publicado por Tepez @ 2:50  | Panorama Internacional
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios