Jueves, 02 de diciembre de 2010

El primer d?a del golpeAl leer el cable relacionado al golpe de estado en Honduras, queda claro que la Embajada de los Estados Unidos en Honduras, no demuestra que el imperio no estuviera de acuerdo con la salida del Presidente Zelaya, ni indica que no supiera que ese hecho iba a ocurrir. Afortunadamente la Resistencia cuenta con testimonios como el del ex diputado Roland Valenzuela, quien, al precio de su propia vida, revelo en abril de este a?o que el Embajador Llorens estuvo al tanto por lo menos 18 d?as antes del Golpe y que en lugar de detenerlo, dejo el correr el agua.

Por Tom?s Andino Mencia*

La filtraci?n de documentos secretos por parte del sitio Wikileaks constituye hoy un terremoto pol?tico-diplom?tico en todo el mundo. La reacci?n norteamericana, encolerizada por las revelaciones, no solo no ha podido evitar su difusi?n sino que impl?citamente reconoce la legitimidad de los documentos difundidos.

Pero la verdadera dimensi?n de los documentos recopilados por ese extraordinario sitio no llegara f?cilmente a conocimiento del gran p?blico, porque hoy corren la suerte de ser parcialmente censurados por algunos de los m?s importantes medios de prensa internacionales, como El Pa?s, Der Spiegel, New York Times, entre otros, a los que el propietario de Wikileaks confi? su base de datos antes de que su sitio fuera inhabilitado por un ataque cibern?tico de los Estados Unidos.

No es desconocido que todos esos peri?dicos son de derecha y que ya han comenzado a aclarar que se reservan el derecho de dar a conocer muchos documentos por razones de ?seguridad?. Es decir que, salvo que el sitio Wikileaks encuentre otra manera de hacerlos llegar a todo el mundo, tal vez nunca lleguemos a conocer los detalles m?s comprometedores de las actuaciones del imperio. De esa manera las transnacionales de la informaci?n nos mantendr?n contentos con cuestiones que ya sab?amos o que supon?amos, o con detalles que nos entretienen a costa del rid?culo de la Casa Blanca.

No dudo que la potencia m?s poderosa del mundo, cuyo Congreso ahora es dominado por el Partido Republicano, har?n lo imposible por comprar o chantajear a quien sea para impedir que la parte m?s peligrosa de su nefasta pol?tica exterior salga a luz, o influenciar en la medida de lo posible, para que se haga p?blico solo aquello que ayude a ciertos cambios en la pol?tica exterior de la ultraderecha norteamericana o, en ?ltimo caso, lo que no afecte severamente su pol?tica exterior.

Aunque las revelaciones apenas han comenzado a salir, y otros paquetes de informaci?n est?n pendientes, la inquietante posibilidad de que se nos est? dando solo lo ?conveniente? o lo que resulta divertido a la prensa amarillista, nos obliga a hacer una reflexi?n sobre el documento que ha salido a luz sobre el Golpe de Estado en Honduras.

?A quienes sirve m?s lo poco que se ha revelado sobre Honduras?

Lo primero que llama la atenci?n es que solo se ha dado a conocer una (1) carta de m?s de 251,000 documentos, sobre el m?s importante acontecimiento pol?tico ocurrido en Latinoam?rica en el segundo semestre del a?o 2009. Es incre?ble pensar que no exista m?s documentaci?n recopilada por Wikileaks, seguramente comprometedora, en una ?poca en que el Golpe movilizo durante varios meses a decenas de funcionarios de alto nivel de los Estados Unidos y la OEA a Honduras, y cuando hubo mucha comunicaci?n de relevancia entre el Embajador Llorens y sus Jefes en el Departamento de Estado, siendo uno de los pocos ?sino el ?nico- embajador que se quedo en el pa?s en esos d?as.

Mientras no salga a la luz del sol mas informaci?n clasificada, mi hip?tesis es que est? siendo filtrada al publico solo aquella informaci?n que conviene a la salida pol?tica que trata de promover el Departamento de Estado en el caso de Honduras, tras haber tenido al menos una semana para prepararse y para preparar a sus aliados, lo cual puede explicar la forma casi relajada en que la prensa nacional la ha dado a conocer.

?En qu? sentido? Evidentemente la revelada carta dice algo que ya sab?amos y lo que desde el principio ha manejado casi todo el mundo: que hubo un Golpe de Estado en Honduras. Por supuesto que, proviniendo del embajador imperial, Hugo Llorens, ese testimonio ?que se suma al que hace unos meses dieron Pepe Lobo y Ortez Colindres?refuerza la tesis de la Resistencia de que en Honduras hubo ruptura del orden constitucional, pero no a?ade algo novedoso a lo ya dicho sobre el tema.

Sin embargo, lo ?nuevo? de la misma es que el imperio aparece refutando los argumentos legales de los ejecutores del Golpe y, en consecuencia, aparece como ?contrario? al Golpe de Estado; y, por otro lado, aparece descargando la responsabilidad de los hechos del 28 de junio en la c?pula militar y pol?tica que lo llevo a cabo, contradiciendo la acusaci?n hecha por el Presidente Mel a los Estados Unidos de ser el autor intelectual de dicho Golpe.

En ese sentido, esta informaci?n parcial le sirve al imperio para sacar ventaja del infortunio. Con la misma intentara matar dos p?jaros de un tiro: 1) lavarse la cara de su responsabilidad en el Golpe y, 2) reforzara su presi?n sobre los golpistas recalcitrantes que se oponen a una salida negociada con Mel que le permita a este retornar al pa?s para ayudar al bipartidismo a salir de su crisis, como he demostrado en mi reciente ensayo (anexo).

Culpar de todo a los ejecutores del golpe le viene como anillo al dedo para sacrificar a m?s de un chivo expiatorio y chantajear a los ?blancos? que aun se resisten a aceptar la salida pol?tica que pueda implicar el retorno controlado de Mel a Honduras. En esa v?a, este documento sirve para poner en la picota a la Corte Suprema de Justicia, al Fiscal General y al Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, que como es de p?blico dominio son las "cabezas de chorlito" que obstaculizan esa salida.

As? que mucho ojo con esa maniobra.

Lo que no se dice y lo que se hizo

No obstante lo anterior, al leerla queda claro que la Embajada de los Estados Unidos en Honduras critica solamente el procedimiento ilegal utilizado por los golpistas, lo cual no demuestra que el imperio no estuviera de acuerdo con la salida del Presidente Zelaya, ni indica que no supiera que ese hecho iba a ocurrir.

Afortunadamente la Resistencia cuenta con testimonios como el del ex diputado Roland Valenzuela, quien, al precio de su propia vida, revelo en abril de este a?o que el Embajador Llorens estuvo al tanto por lo menos 18 d?as antes del Golpe y que en lugar de detenerlo, dejo el agua correr.

Mas bien, la conducta posterior del gobierno de Obama, reanudando la ayuda econ?mica y militar inicialmente suspendida y haci?ndose el desentendido de las innumerables violaciones a los derechos humanos contra miles de personas, las que no menciona para nada en la carta, muestra que la salida de Mel y la brutal represi?n contra el Pueblo, no solo no fueron mal vistas por el imperio, sino que fueron aprovechadas porque eso conviene a sus intereses estrat?gicos en el continente, en contra del avance de la ALBA.

En tal sentido, m?s revelador de lo que dice, es lo que no dice, y adem?s lo que el Departamento de Estado hizo despu?s de conocerla.

La campanada: ?Vamos por buen camino?

Indudablemente este documento debiera ayudar a neutralizar el lobby del Departamento de Estado gringo de cara a la pr?xima Asamblea de la OEA, al saberse, seg?n la versi?n de su mismo Embajador, que el r?gimen que hoy apoya con ayuda econ?mica y militar surgi? de un proceso electoral administrado por una dictadura golpista, y por tanto carece de legitimidad. Ayuda a sustentar que la salida a la actual situaci?n que vive Honduras no puede ser un nuevo proceso electoral regular (l?ase farsa), sino la convocatoria a elecciones a una Asamblea Nacional Constituyente originaria, incluyente y popular.

En ese sentido, la revelaci?n constituye un verdadero reto para el Frente Nacional de Resistencia Popular, cuya conducci?n puede y debe aprovecharla para redoblar su esfuerzo de cabildeo internacional a efecto de profundizar el aislamiento del r?gimen de turno. Mel, por su parte, ya comenz? a hacer lo propio en el sentido correcto.

Pero independientemente de su utilidad inmediata, este hecho es una campanada que nos debe hacer reflexionar si como Resistencia vamos por buen camino:

?Quien puede sostener despu?s de esta revelaci?n que la Resistencia debe someterse obedientemente a la farsa electoral a que nos convocan los golpistas para 2013?

?No ser?a m?s consecuente plantear que la pr?xima elecci?n debe ser a una Constituyente originaria y que para ello deben salir ya los golpistas del Poder?

Los hechos no permiten a nadie enga?arse.

* Tom?s Andino Mencia es miembro del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) en Tegucigalpa. Fue diputado al Congreso Nacional de Honduras en el periodo 2006-2009.

Tomado de Rebeli?n


Chichicaste. El Salvador









Tags: Honduras, Golpe de Estado, Wikileaks, Injerencia Imperialista

Publicado por Tepez @ 16:58  | RESISTENCIA HONDURE?A
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios