S?bado, 11 de diciembre de 2010

Guerra Medi?ticaLa libre informaci?n es la moneda de cambio de la democracia." Es muy sencillo. Si no hay flujo libre de informaci?n, no hay democracia. Sin un p?blico informado, la autoridad pol?tica o empresarial - cualquier autoridad - no puede ser obligada a rendir cuentas, y si no rinde cuentas, se corrompe muy pronto. La manipulaci?n inteligente de las masas es un gobierno invisible que representa el verdadero poder gobernante en un pa?s.


Por Pablo Navarrete

John Pilger es un afamado escritor, periodista y documentalista, que comenz? su carrera en 1958 en su tierra natal, Australia, antes de trasladarse a Londres en la d?cada de 1960. Pilger dice que "es demasiado f?cil para los periodistas occidentales ver a la humanidad en t?rminos de su utilidad para "nuestros" intereses y aceptar las agendas gubernamentales que clasifican a buenos y malos tiranos, a las victimas como dignas o indignas y presentan siempre "nuestras" pol?ticas como benignas, aun cuando lo contrario suele ser la verdad. El trabajo del periodista consiste en primer lugar, en mirar el espejo de su propia sociedad."

'La guerra que usted no ve' es el segundo largometraje documental de Pilger para el cine, en una carrera en la que ha producido m?s de 56 documentales de televisi?n.

?PN: Su nueva pel?cula 'La guerra que usted no ve' se centra en el papel de los medios de comunicaci?n en la guerra. Me gustar?a comenzar pregunt?ndole por qu? sinti? que quer?a hacer esta pel?cula.

JP: La televisi?n es la fuente principal de informaci?n para la mayor?a de la gente. En Gran Breta?a, una gran parte del periodismo de televisi?n est? dedicado a crear una suerte de mitolog?a de la "objetividad", la "imparcialidad", y el "equilibrio". La BBC ha elevado estos principios a una especie de causa noble y desinteresada, lo que le permite transmitir visiones preferidas por el "establishment" vestidas con un ropaje de noticias. Esto nos permite entender porqu? la propaganda en las sociedades libres, como Gran Breta?a y los Estados Unidos, es mucho m?s eficaz que en las dictaduras. Mientras los periodistas "profesionales", especialmente los organismos de radio y televisi?n, se presenten falsamente como una especie neutra, la verdad no va a tener ninguna posibilidad de imponerse. Esto queda m?s claramente demostrado cuando el poder imperial - es decir, los Estados Unidos con Gran Breta?a en el remolque - invade pa?ses que quiere controlar, independientemente del derecho internacional. Esta ilegalidad es rara vez un punto de referencia utilizado en la cobertura y la selecci?n de noticias. Yo no entend? muy bien esto al principio de mi carrera. Tal vez fue mi experiencia en Vietnam en la d?cada de los 60s la que me ayud? a entender esto. 'La guerra que usted no ve' es un producto de eso, y de pas?rmelo de-construyendo, de manera rutinaria, pr?cticamente cada una de las noticias que leo, escucho y veo.

?PN: En una entrevista con el acad?mico venezolano Edgardo Lander, ?l argumentaba que los pa?ses que no tienen medios de comunicaci?n democr?ticos no pueden ser llamados democr?ticos. ?Por qu? es tan importante el funcionamiento de un sistema democr?tico de medios para la democracia en general?

JP: Estoy de acuerdo con Lander. Thomas Jefferson dijo: "La libre informaci?n es la moneda de cambio de la democracia." Es muy sencillo. Si no hay flujo libre de informaci?n, no hay democracia. Sin un p?blico informado, la autoridad pol?tica o empresarial - cualquier autoridad - no puede ser obligada a rendir cuentas, y si no rinde cuentas, se corrompe muy pronto.

?PN: El sitio web de la organizaci?n brit?nica Media Lens, que analiza el comportamiento de los medios de comunicaci?n, sostiene que la naturaleza cada vez m?s centralizada de los medios de comunicaci?n los lleva a actuar como un sistema de propaganda de facto que sirve a los intereses empresariales y del "establishment". Este es un veredicto condenatorio sobre el periodismo convencional, pero es un veredicto justo?

JP: S?, es del todo justo. Una vez m?s, tomemos el asunto de la guerra. Los Estados Unidos son un "estado guerrero", con el sector m?s estable y poderoso de su econom?a dedicado a la fabricaci?n de armamentos. Estos armamentos, aviones y municiones, los vende a cientos de pa?ses. Anda a cualquier feria de armamentos, y te dir?n que estos armamentos tienen que ser "probados en el mercado", en las guerras. Las bombas de racimo que caen sobre la gente en Iraq y Afganist?n fueron probadas en Vietnam, el napalm que ha sido refinado para quemar debajo de la piel se prob? en Corea. Cada nueva guerra es un laboratorio. Gran parte de los medios de comunicaci?n y las empresas de armas se complementan, en el caso de la NBC, esto es expl?cito. NBC es una de las organizaciones m?s grandes de noticias del mundo y su empresa matriz, General Electric, es uno de los mayores fabricantes de armas del mundo. El mensaje contenido en las noticias de la BBC no es muy diferente. Un estudio realizado por la Universidad de Gales, Cardiff, sobre el papel de la BBC en el per?odo previo a la invasi?n de Iraq, encontr? que la cobertura de la corporaci?n hab?a sido abrumadoramente favorable al gobierno - un gobierno en aquel momento estaba involucrado en serias distorsiones de la verdad, como ahora ya sabemos, y que ellos como periodistas deber?an haberlo sabido en ese momento. Por supuesto, hay una serie de honrosas excepciones -, pero hay que pensar cuales son los intereses del ?establishment?, y luego considerar c?mo estos se propagan, directa o indirectamente, a trav?s los medios de comunicaci?n, y por indirectamente tambi?n me refiero a la censura por omisi?n. Esto seguramente ayuda a explicar por qu? tantas personas en los medios de comunicaci?n apenas pod?an contener su furia por las filtraciones de Wikileaks; ?c?mo se atreve este tipo que no pertenece a ninguno de nuestros "clubes" a interponerse en el derecho que tienen los medios para ser utilizados, halagados y mentidos?. En 'La guerra que usted no ve', un ex funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores describe en detalle lo f?cil que es manipular a los periodistas del 'lobby'.

?PN: Su pel?cula comienza con im?genes impactantes del ataque de un helic?ptero Apache de los EE.UU contra la poblaci?n civil iraqu? en 2007 que fue difundido por primera vez a trav?s de p?gina web de Wikileaks. La semana pasada Wikileaks public? m?s de 250.000 cables clasificados de las embajadas de EE.UU. los cuales desde entonces han dominado la agenda global de noticias. ?Cu?n importante crees que es el trabajo de Wikileaks y hasta qu? punto constituyen una amenaza para los gobiernos que desean mantener la informaci?n sobre sus operaciones militares extranjeras en secreto con respecto a sus ciudadanos?

JP: Casi no me atrevo a usar la palabra "revoluci?n", pero la aparici?n de Wikileaks representa verdaderamente una revoluci?n. La tecnolog?a digital ha hecho posible que los gobiernos puedan leer nuestros correos electr?nicos, pero esto tambi?n significa que podemos leer los suyos. ?Es esta una "amenaza" al poder establecido? S?, porque, nuevamente, la informaci?n es poder. Le confiere a una ?lite anti-democr?tica su poder y el secreto perpet?a este poder. Cuando conocemos la naturaleza de las maquinaciones y enga?os oficiales, entonces nosotros, el p?blico, podremos actuar. Como dice el historiador Mark Curtis en mi pel?cula, "el p?blico es una amenaza que debe ser contrarrestada." Cuando se derraman los granos, la "contra" es a?n m?s dif?cil.

PN: En la pel?cula tambi?n cuentas c?mo Edward Bernays invent? el t?rmino relaciones p?blicas y fue un pionero del sistema moderno de propaganda. Adem?s muestras c?mo el gobierno de EE.UU. utilizo las t?cnicas inventadas por Bernays para reclutar a ciudadanos de EE.UU. para unirse a la Primera Guerra Mundial. ?Siguen utilizando esas t?cnicas hoy en d?a gobiernos como los de EE.UU, y si es as?, puedes dar algunos ejemplos concretos de c?mo funciona esto?

JP: Edward Bernays dec?a, "La manipulaci?n inteligente de las masas es un gobierno invisible que representa el verdadero poder gobernante en este pa?s." Las mismas t?cnicas se siguen utilizando, como la creaci?n de lo que Bernays llamaba la "realidad falsa" y los rituales de patriotismo que est?n dedicados a justificar la guerra. Lo que es diferente en estos d?as es que la propaganda no est? funcionando. Mira el p?nico que muestran las respuestas de los gobiernos en relaci?n a las revelaciones de Wikileaks. Las guerras de Iraq y Afganist?n han tenido una gran oposici?n no s?lo a trav?s del mundo, sino tambi?n dentro de los EE.UU. y Gran Breta?a. El internet ha dado a la gente una herramienta para saber lo que est? pasando, aun sin necesidad de encender el televisor y ver las noticias. Escribo una columna para el 'New Statesman', que tiene una tirada modesta. Pero una vez que sale en la web, puede alcanzar una audiencia de varios millones.

?PN: Por ?ltimo, ?cu?l ser?a la mejor manera de hacer los reportajes sobre la guerra por parte de los medios de comunicaci?n masivos menos serviles a los intereses del gobierno? Tienes alguna esperanza sobre la capacidad del Internet para ofrecer una informaci?n alternativa sobre grandes acontecimientos tales como la guerra?

JP: Los medios de comunicaci?n no cambiar?n mientras no cambie su estructura. Un peri?dico de Murdoch, o uno de sus canales de TV siempre reflejaran los intereses rapaces de Murdoch. Sin embargo, los periodistas y los organismos de radio y TV colectivamente tienen poder, al igual que el p?blico interesado. Me gustar?a ver establecido un "quinto poder" en el que los periodistas, sus profesores en las escuelas de periodismo y el p?blico en general se unan para empezar a cambiar la pr?ctica period?stica desde dentro. Durante la invasi?n a Iraq, hubo peque?os motines al interior de la BBC, pero no estuvieron coordinados. El potencial est? ah?. En cuanto a que el Internet proporcione una informaci?n alternativa sobre la guerra, eso ya est? sucediendo. La mayor?a de los mejores reportajes sobre Iraq fueron publicados en la web - por parte de aquellos como Dahr Jamail y Nir Rosen, y "periodistas ciudadanos", como Jo Wilding. Y ya est? sucediendo donde probablemente es m?s importante: en los centros mismos del poder, donde, al parecer, casi todo est? siendo filtrado y publicado en la web, y ojala que esto contin?e por mucho tiempo.

Pablo Navarrete es un editor de www.alborada.net , un sitio web sobre pol?tica, medios de comunicaci?n y cultura en Am?rica Latina. Es director del documental: "Desde dentro: un viaje al coraz?n de la revoluci?n venezolana" (Alborada Films, 2009).

Traducido del ingles para Rebeli?n por Roberto Navarrete
* Fuente original en ingles:? www.levelground.info


Chichicaste. El Salvador








Tags: Realidades, Mentiras y Medios, Guerra Mediática, John Pilger

Publicado por el_chichicaste @ 1:34  | Mentiras y Medios
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Mayra
Domingo, 12 de diciembre de 2010 | 4:21

Hoy mas que nunca se necesita de medios alternativos de comunicación, es una guerra mediatica intensa que se esta logrando ganar en la cibernia, pero cuanto durará esto?

Publicado por Invitado
Lunes, 13 de diciembre de 2010 | 11:17

CHICHICASTES: QUE NO SON CAPACES DE PARIR UN BUEN ARTICULO. YA ESTOY HARTO DE VENIR AQUI Y DE LEER NOTICIAS Y ARTICULOS QUE HAN COPIADO Y PEGADO. HAGAN TRABAJAREL CEREBRO QUE DIOS LES DIO!