Mi?rcoles, 02 de febrero de 2011

Ni?os colectando aguaLo que hasta hoy hemos visto en enero, primer mes, es s?lo una muestra de lo que puede ser este a?o preelectoral. Cargado de acontecimientos que van determinando las dimensiones de la contienda electoral y el escenario principal en el que se va a definir el rumbo que debe tomar el pa?s. Momento en el que el control parece escaparseles de las manos a los poderes tradicionales, f?cticos y formales. Tal como vemos que est? ocurriendo en este momento en el norte de Africa y en el sur de Asia: T?nez, Egipto, Argelia, Jordania, Yemen, etc.

Por Roberto Garc?a.

M?s all? de la mitolog?a que fundamenta sus creencias en lo sobrenatural, nuestra reflexi?n queremos fundamentarla en la teoria de la causalidad. El destino ser?a la sucesi?n incognoscible e inevitable de acontecimientos que ocurren en un lugar y en un momento determinado cuya consecuencia del pasado afecta los hechos del presente y del futuro. De forma similar, y hasta caprichosa dir?a alguien, se concatenan los acontecimientos en este momento, emulando la historia? en una relaci?n de causa efecto inevitable. As? como recordamos el 22 de enero de 1932 por la masacre en manos del dictador Maximiliano Hern?ndez Mart?nez de m?s de 30 mil ind?genas-campesinos que se sublevaron para exigirle al r?gimen mejores condiciones de vida, de la misma manera que recordamos aquel 22 de enero de 1980 por la gigantesca marcha que presagiaba la magnitud de la guerra popular revolucionaria que iba tomando forma. El 22 de enero de 2011 ser? recordado por el inicio de la lucha conciente por la construcci?n de un nuevo Estado salvadore?o y el nacimiento del MOVIMIENTO PARA LA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA: MDP, fecha oficial de su lanzamiento.

En esta misma l?gica: habiendo llegado la situaci?n? del pa?s a un punto l?mite en la que el vivir se torna cada vez m?s dif?cil; la inseguridad se vuelve insoportable, los rumores de que el IVA ha de sufrir un incremento (17%) inquieta a muchos, la eliminaci?n de subsidios elevan y elevar?n todav?a m?s el alto costo de la vida; la emigraci?n ya no da para m?s; la actuaci?n de los partidos pol?ticos choca cada vez m?s con las necesidades, con el pensar y el sentir de la gente, etc. los? distintos sectores de la sociedad, y sobretodo los pobres, han tomado conciencia y se disponen a actuar desde abajo y de diversas formas, para hacer realidad el cambio prometido, que las derechas han puesto en el congelador, otra vez.

Todo parece converger en un s?lo punto: algunos dir?n que se han puesto de acuerdo, que todo esto es una conspiraci?n; y la verdad es que el MDP es un? movimiento que tiene diferentes torrentes, se trata de la conjugaci?n de distintos factores que interact?an como causas que mueven los hilos de los acontecimientos; eso de que el destino parece haber dado un giro en favor de los pobres no es ninguna casualidad sino el fin de la paciencia, porque la tolerancia tiene l?mite, la mentira se acaba cuando la verdad comienza a brillar. Esta es la hora de los pobres, de los trabajadores, de los que no tienen trabajo, de los que medio trabajan y la de los que ganan salarios miserables.

Resumiendo: la lucha de los trabajadores por aumento salarial, en este momento,? responde al deterioro creciente y generalizado? de las condiciones de vida? de la poblaci?n y a la percepci?n de la gente de que las cosas se van a poner peor. De tal manera que las huelgas, suspensi?n de labores, manifestaciones, cierres de calles y otras expresiones de descontento son cosas que se pueden seguir viendo y en forma creciente. No se trata del plan de nadie. Se trata de la reacci?n espontanea de quienes se han llevado la peor parte en este mundo de fiesta del mercado en el que los de arriba y los de siempre creen que todo el a?o y todos los a?os son agosto.

Se trata ahora, de que usemos los recursos de la democracia participativa, porque la democracia representativa se qued? corta, nos fall?. Los que elegimos como nuestros representantes, otra vez, nos han jugado ?chueco? . Aqu? es donde las candidaturas no partidarias tienen raz?n de ser y el esp?ritu de la sentencia de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia debe prevalecer. Esta es la hora de la participaci?n.

Tomado de Tendencia Revolucionaria



Chichicaste. El Salvador








Tags: El Salvador, Realidades, Democracia Participativa, Marginación, Política, Momento Electoral

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios